1 recomendaciones

En un escenario donde la renegociación el Tratado de Libre Comercio de América del Norte no tiene un final feliz y las elecciones presidenciales de julio tienen como resultado un encontronazo político ¿Cuál de esos dos factores generaría más volatilidad?

 

TLCAN o Elecciones presidenciales ¿Qué incide más en la volatilidad?, Edgar Arenas

 

TLCAN o Elecciones presidenciales ¿Qué incide más en la volatilidad?

 

La pregunta es una guerra de hipótesis, aunque sí podemos prever que ambos escenarios juntos o separados traerían al mercado de valores y de divisas movimientos abruptos. Aunque existe un hecho, intentar pronosticar movimientos en el mercado en base a desencuentros políticos es mera especulación, es más cuantificable medir el impacto económico de una renegociación fallida del TLCAN.

 

En base a lo anterior, se puede pronosticar que una renegociación fallida del TLCAN depreciaría más el peso y durante los próximos años México tendría que enfrentar un escenario que no conoce desde hace un cuarto de siglo: Dejar de depender del comercio con Estados Unidos a quien le vendemos el 80% de lo que exportamos. Actualmente el mercado de valores descuenta un acuerdo positivo de las negociaciones entre México, EEUU y Canadá; en efecto, han existido muchos desacuerdos y por momentos las negociaciones se traban, pero las pláticas no se han roto, incluso, ante la reciente militarización de Estados Unidos las pláticas se mantuvieron y el trabajo de meses de cabildeo parece difícil que se rompa.

 

Un escenario donde el ganador de la elección (Incluso si fuera AMLO), se comprometiera a respetar los acuerdos que sustentan las diferentes reformas estructurales (energéticas, laboral, etc.) realizadas durante la presente administración, le quitarían mucha presión al peso y en los próximos años podríamos ver una estabilidad en el tipo de cambio ¿Se podría seguir apreciando la moneda nacional? Probablemente.

 

Pero los temas macroeconómicos preocupan y ocupan mucho, un escenario donde México sale del acuerdo comercial, presionaría al peso, todo esto por los pronósticos de crecimiento de la economía mexicana, que están en un rango de 2%-2.5%. Si el TLCAN se diluyera, este rango de crecimiento disminuiría sensiblemente.

 

Durante los últimos meses México y el mundo han estado pendientes de múltiples temas políticos, que han incidido en variables económicas, desde la elección presidencial de Estados Unidos, hemos aprendido a tener un “ojo al gato y otro al garabato”, no es lo ideal tomar decisiones financieras en base a factores políticos, puesto que estos son muy difícil de cuantificarse y de pronosticarse. Un ejemplo es el incremento del precio del oro (que se vuelve en un activo de refugio) en momentos donde la administración Trump asume una posición beligerante contra Corea del Norte y viceversa, muy probablemente veremos lo mismo en la medida en la que escale el conflicto entre EEUU y Rusia a raíz de los recientes hechos en Siria, pero existe un hecho probado: La economía norteamericana sigue creciendo, los datos son indiscutibles, las cifras así lo demuestran y en consecuencia el mercado de valores norteamericano, aunque ha tenido un respiro, tiene cuerda para seguir creciendo a pesar de las malas decisiones políticas del gobierno de Donald Trump.

 

En el caso de México, la historia reciente nos dice que en promedio el peso se deprecia 12.5% versus el dólar previo a las elecciones presidenciales (Así sucedió en los años 2000, 2006 y 2012), así que es buena idea tener una parte del portafolio de inversión dolarizado, incluso quienes tienen dólares que adquirieron hace más de un año a niveles superiores a $20 se sentirán más tranquilos teniendo una parte de su portafolio cubierto contra las malas noticias, no olvidemos que a nuestra moneda las malas noticias le suelen provocar dolores de cabeza.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
1 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...