¿El mercado mexicano está listo para otra Bolsa de Valores?

El mercado accionario en México es una de las principales fuentes de financiamiento para la inversión privada, con la próxima apertura de la Bolsa Institucional de Valores en un año con tanta inestabilidad tanto política como económica, nos hace preguntarnos ¿Como país estamos listos para la integración al mercado bursátil de una nueva bolsa de valores?

 

 

¿El mercado mexicano está listo para otra Bolsa de Valores?

 

 

 

Historia del mercado accionario en México

El mercado bursátil en México se remonta a las negociaciones que se realizaban en la calle de Plateros en el Centro Histórico, en este lugar se negociaban acciones de empresas mineras. Pasaron por muchas etapas antes de que fuera llamada Bolsa Mexicana de Valores (antes Bolsa Nacional). Vio nacer en Junio de 1895 a la Bolsa de México, sin embargo meses después se fusionaron para ser la Bolsa de México.

En 1950 nace la Bolsa de Monterrey por una creciente industria en el norte y en 1960 a la Bolsa del Occidente (Guadalajara). Para el año de 1975 con la entrada de una Ley de Mercado de valores se realizó la unión de las tres bolsas y cambiando su nombre al que ahora conocemos: Bolsa Mexicana de Valores.

 

La BIVA

La Bolsa Institucional de Valores tiene sus orígenes en el año de 2013 por la Empresa de Corretajes, desde entonces pasó por un proceso de autorización de las entidades del sistema financiero mexicano, para que en el 2017 se autorizara la concesión para el funcionamiento de la misma.

Se esperaba que la bolsa comenzara sus funciones a principios del 2018, sin embargo por problemas en su funcionamiento esto se ha visto retrasado hasta julio del 2018.

 

El Plus de la BIVA

En el mercado bursátil mexicano; en específico la BMV, cotiza con grandes empresas que cuentan con grandes cantidades de capital; esto provoca que el mercado bursátil tenga barreras de entrada y sea poco competitivo con el de otros países emergentes.

La BIVA busca que las empresas medianas que quieren cotizar en el mercado accionario lo puedan realizar con un capital de 500 y 800 millones de dólares, buscando apoyar a estas empresas y a su vez a la productividad del  país.

Otro factor de la BIVA es el uso de nueva tecnología en el país, pues se ocupará el sistema de Nasdaq para la cotización de las acciones, esta es empleada en más de 60 bolsas a nivel mundial. 

Y el Índice que ocupará la BIVA será el llamado FTSE BIVA este se encuentra integrado por 57 emisoras que cotizarían en la bolsa, mientras que el IPC de la BMV ocupa 35 emisoras.

 

Principales emisoras en la BIVA

Todas las emisoras que cotizan en la BMV, estamos hablando de 148 emisoras, y se busca ampliar el mercado a 50 medianas empresas.

 

Última fase del proceso           

Según María Araiza; Directora de la BIVA; aseguró que se encuentran en las fases de pruebas tanto la CNBV, así como casi todas las casas de bolsa de la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles. Sin embargo solo la mitad se encuentra ya conectada a la red de la BIVA.

Se espera que comiencen “Si o Si” funciones el 23 de julio del 2018, casi cuatro meses después de la fecha que se esperaba fuera la apertura. 

 

El problema de la introducción de la BIVA al mercado financiero

Muchas empresas en el país se niegan a presentar sus informes de resultados, por lo tanto esto es un factor que entorpece la entrada de las emisoras al mercado.

El año electoral y la incertidumbre que el nuevo presidente genera a las inversiones por el tipo de mercado que se quiere abarcar y claramente de las expectativas de rendimientos esperados.

 

Tengo confianza que es una excelente idea la apertura de la BIVA en México, pues es un buen intento de competitividad a nivel mundial, esperemos logre mantenerse de pie por lo que se espera sean muchos años.

 

Maria Monserrat Martínez Lozada.

 

¡Sé el primero en comentar!
Sitios que sigo