Rankia México Rankia Argentina Rankia Brasil Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Czechia Rankia Deutschland Rankia España Rankia France Rankia Indonesia Rankia Italia Rankia Magyarország Rankia Netherlands Rankia Perú Rankia Polska Rankia Portugal Rankia Romania Rankia Türkiye Rankia United Kingdom Rankia USA
Acceder

¿Por qué es importante que la tasa de referencia de Banxico se mantenga alta?

 
El pasado 22 de junio la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) decidió mantener la tasa de interés de referencia en 11.25% cifra que, aunque no ha subido desde el 30 de marzo sigue siendo la cifra más alta en la historia. Este hecho es una medida de Banxico para tratar de estabilizar los precios, sin embargo, es sabido que esta repercute en el crecimiento y el empleo (como lo explica la famosa curva de Phillips). 

La pandemia y el conflicto bélico en Europa, trajo consigo desequilibrios que generaron incrementos en los precios de la economía mundial incluyendo los precios domésticos en México. Todo esto por la disminución en la oferta agregada y la interrupción en las cadenas de suministro, es por ello que los bancos centrales en el mundo incluido Banxico han optado por implementar una política monetaria restrictiva, priorizando la inflación (mandato único de este). 

¿Por qué priorizar el control de la inflación por encima del crecimiento económico y el empleo? 


La respuesta muchas veces es difícil de responder, ya que todos indicadores son importantes para el bienestar de la población, sobre todo si entendemos que el crecimiento es una vía para mejorar la condición económica de las familias, con empleos mejor remunerados y acceso a una mayor cantidad de bienes con mayores comodidades, así como tratar de cortar esa brecha de pobreza que sigue latente en nuestro país. 

Sin embargo, la mayoría de las economías en el mundo optan por darle prioridad al control de la inflación porque, aunque no lo pareciese si no se controla esta, genera mayores problemas en el mediano y largo plazo, lastimando principalmente a la población más vulnerable. 

Tomando como analogía lo que puede suceder en un hogar, imaginémonos una situación en la que un padre tiene una disyuntiva entre tener contenta a su familia o mantenerla sana. Puede llevar a sus hijos a la feria de diversiones en un día lluvioso, sabiendo que pueden resfriarse pero que se divertirán mucho, o no hacerlo, sin embargo tenerlos aburridos y tristes. Un papá prudente decidirá optar por la salud de su familia antes que otra cosa, la diversión llegará después. Esto es lo que hacen muchas economías. 

El problema de esto es que muchas veces es tentador para algunos dirigentes, economistas o hacedores de política poner por encima el bienestar presente antes que la estabilidad, dejando a la inflación en un segundo plano, que el problema crezca y después sea terriblemente difícil remediar esa situación, más cuando las expectativas se disparan y los precios suben y suben de manera sistemática como ocurre en países como Venezuela, Argentina o Turquía. 

Si bien es cierto que el problema de la inflación en México es algo que lo vienen observando todos los mexicanos, la realidad es que sigue teniendo un carácter “moderado” ya que no ha llegado a los dos dígitos, algo que no ocurre desde hace más de 20 años. 

En la economía debemos preocuparnos por cuidar el poder adquisitivo de la moneda, anclar las expectativas de inflación y estar en una economía con precios estables, sin alta volatilidad. Los buenos momentos, el crecimiento económico y la prosperidad ya vendrá después si se hacen las cosas correctamente.



Alejandro Díaz
Comentarios
 Twitter: @DiazEconomía
¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!