¿Invertir es fácil o difícil?

Existen diversas frases que buscan incentivar la inversión financiera, algunas son de Warren Buffet otras son de otros inversionistas reconocidos internacionalmente, incluso hay algunas que se las atribuyen a Albert Einstein, más allá del contenido de estas frases ese tipo de ideas producen paradigmas en las mentes de los interesados en esta actividad que consiste en negociar instrumentos de inversión en el mercado de valores.

Cada individuo es un caso particular. Según la teoría de las inteligencias múltiples existen 9 tipos de inteligencias. En ocasiones desarrollamos en mayor o menor medida ciertos tipos de inteligencia en base a nuestros gustos y preferencias.

Existen 3 elementos esenciales para desarrollarnos profesionalmente en cualquier actividad que decidamos emprender: Habilidad, gusto o interés y recursos. Las inteligencias que principalmente se requieren para dedicarse a esta actividad son: la lógico-matemática y la intrapersonal. Las habilidades que se requieren son: Capacidad de investigación y análisis, paciencia y autocontrol, el gusto o interés en este tema puede faltar algunas veces pero de preferencia tiene que volver frecuentemente y por último los recursos: no voy a decir que invertir es sólo para millonarios porque no lo es pero, más bien debo decir que invertir requiere que tengamos los recursos monetarios y temporales bien administrados de preferencia con algo de tiempo libre en las mañanas y sin deudas o si las hay que estén bajo control.

Entonces, ¿Invertir es fácil o difícil? la respuesta es: Depende de la situación en la que me encuentro, es decir, si no me interesa realmente la actividad será más difícil, si tengo pocos recursos o la mayoría de mis recursos están comprometidos será más difícil, si no práctico ni mejoro mis habilidades será más difícil, así que si pienso en comenzar a invertir tengo que hacerlo bien y sino, comprender que la vida es mucho más que solo invertir, tal vez lo mío es el arte, tal vez es un empleo, tal vez es emprender un negocio porque aunque es cierto que todos pueden invertir, invertir no es para todos, por cuestiones aparentemente tan simples y sencillas como su personalidad o  sus ideales. La respuesta definitiva a esta pregunta sólo se encuentra intentandolo, con la preparación adecuada te puede ir muy bien.

Al final todo se reduce a que cuando se tiene un interés genuino por un tema tan particular como este, las ideas que leemos o escuchamos resuenan con nosotros, son rápidamente asimiladas y llevadas a la acción.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!