Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
¡Bienvenido a Rankia México! Volver a Rankia Colombia

La importancia de nuestros modelos mentales en el juego del dinero

Un modelo mental es aquella forma de pensamiento con el que intentamos explicar cómo funciona el mundo real. Estos modelos guían nuestra percepción y conducta y nos ayudan (a veces) a comprender la vida. Los modelos mentales no se heredan, sino que se aprenden: nacemos sin ellos, pero poco a poco los vamos aprendiendo a partir de nuestro entorno y nuestras experiencias de vida.  Por eso, aprender nuevos modelos mentales y desaprender aquellos que no nos sirven nos permite tener nuevos entendimientos sobre el mundo en el que vivimos.  Ahora bien, contar con los modelos de pensamiento adecuados nos permitirá entender el juego del dinero.
 
Aprender a jugar el juego del dinero es fundamental para lograr nuestros objetivos financieros y la tan anhelada libertad financiera. Muchos pensarían que para ser un exitoso de las inversiones se requieren grandes títulos en economía o finanzas (modelo mental preconcebido) y que por lo tanto invertir está fuera de su alcance. Nada más alejado de la realidad, incluso hay personas formadas en áreas financieras, con una educación financiera prácticamente nula. Entendamos una cosa, la educación financiera no se adquiere en las aulas desafortunadamente, ni si quiera en las escuelas de negocios de prestigio. 
 
Ahora entremos al tema del dinero, éste existe desde antes que el mismo lenguaje, data de hace más de 500 mil años y a través del tiempo la humanidad ha usado como intercambio de valor diversos materiales, metales, frutos, ganado hasta llegar al oro, el papel moneda como lo conocemos e incluso las famosas criptomonedas. Curiosamente, en nuestra legislación no existe una definición de qué es el dinero y les puedo asegurar que si hiciéramos una encuesta a la gente sobre qué es el dinero nos sorprenderíamos de la diversidad de las respuestas, ya que irán en función de la relación existente con él.
 
Todos damos por sentado saber jugar este famoso juego del dinero porque todos los días de una u otra manera lo estamos necesitando al momento de pagar nuestras cuentas o adquirir ciertos bienes o servicios, la realidad es que existen muchos tabúes y creencias en torno al dinero y nuestra relación con él. Entender cuál es nuestra relación con el dinero es fundamental para poder tener mejores inversiones, ya que de poco servirá conocer de las distintas alternativas de inversión que existen si nuestra relación con el dinero es la equivocada.
 
Vayamos a lo más básico, a nuestra relación con el dinero la cual la comenzamos a etapas tempranas y lo que normalmente escuchamos en casa por parte de nuestros padres nos forma un modelo mental acerca de él. Incluso, a raíz de ello es que podemos crear un modelo mental mediante el cual lo rechazamos, considerándolo como algo malo, a través de afirmaciones como “el dinero no da la felicidad”, “el dinero solo trae problemas” “pobre pero honrado”, “los ricos son malos”, entre otras tantas. Estas afirmaciones solo nos crean una programación mental errónea y además romantiza la escasez, ya que por un lado decimos no quererlo o necesitarlo y por otro lado buscamos hacernos de él a como de lugar, tomando decisiones equivocadas para poder obtenerlo. 
Ciertamente el dinero no da la felicidad y puede que no sea lo más importante en la vida, pero afecta todo lo que es importante en nuestras vidas. Entendamos que el dinero no es bueno ni malo, es neutral, el enfoque y uso que nosotros le demos será lo determinante. Es como el Internet, muchos lo usan para hacer cosas positivas para la sociedad y otros lo usan para hacer cosas negativas como hacer estafas, divulgar información falsa y un sinfín de cosas que puede perjudicar a la gente.
 
Cuando rompemos con esos programas mentales erróneos y decidimos invertir, hay otro mindset muy arraigado en nuestra sociedad y es el sentido de la inmediatez, esperamos que al invertir nos volvamos ricos en un corto tiempo, por eso la gente cae continuamente en estafas como la flor de la abundancia y esas cosas, porque queremos volvernos ricos sin tener que despeinarnos e invertir primero en conocimiento antes que otra cosa.
 
Y es que para hablar de inmediatez existen ejemplos muy claros, por eso funciona tan bien esa publicidad engañosa de bajar de peso en un mes, aprender un idioma en 2 meses y tantos otros productos milagro que nos venden. Tenemos que tener claro, que para tener buenos resultados en las inversiones no se necesita ser un gran financiero, lo que se necesita es conocimiento, estrategia, disciplina y largo plazo. Muchas de las grandes fortunas se han hecho así y para ejemplo está el gran inversionista Warren Buffet, el principal referente del poder del interés compuesto. 
 
Aunado a los modelos mentales que tenemos, el sistema financiero de deuda en el que vivimos no nos ayuda mucho, ya que nos invita a gastar y endeudarnos continuamente, por lo que el ahorro y la inversión queda en segundo plano. Así que en la medida que nosotros seamos capaces de aprender y desaprender, podremos lograr resultados positivos en torno a nuestra relación con el dinero y por lo tanto con nuestras inversiones.
 
El 2021 está por terminar, es importante hacer una reflexión sobre nuestros resultados alcanzados y hacia dónde queremos ir financieramente hablando, si nuestros sesgos cognitivos están ayudándonos o estancándonos. Un sesgo cognitivo es causado principalmente por las experiencias de vida y por la manera química en que funciona nuestro cerebro. Aquí me gustaría recomendarles un libro que les puede ser de mucha utilidad para tener mejores modelos mentales para su vida y sus inversiones: “Como el hombre piensa así es su vida” de James Allen y cito una frase de esta gran lectura "El hombre es literalmente lo que piensa, siendo su carácter la suma total de todos sus pensamientos"
 
Tengamos siempre presente que la calidad del pensamiento es proporcional a los modelos que tengamos en la cabeza y que utilizamos dadas las circunstancias que se nos presentan. Así que que si tienen más y mejores herramientas, crecerán sus probabilidades de tomar decisiones acertadas.
 
 
¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!