Rankia México
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog El Cuaderno Digital
Contenido relevante escrito por la comunidad IMEFU en la UAMéx UAPCI

El imaginario social de un Actuario: Perspectiva universitaria

Cuando una persona escucha la palabra Actuaría, pareciera que se está hablando del arte dramático, en otros casos llega a confundirse con aquellos abogados que se encargan de tramitar y notificar órdenes judiciales. Nada más alejado de la realidad. Un actuario hace cálculos de pólizas y seguros, mide el riesgo de una inversión y plantea modelos matemáticos para generar utilidades de manera segura y eficaz, al menos ésta es la idea inicial de lo que se pretende se sepa hace un actuario, es por ello que el imaginario social de esta profesión se encuentra muy alejado de la realidad.

Pero, ¿qué es imaginario social? El imaginario social está relacionado con palabras como verse, imaginarse y pensarse, es la última estructura de la sociedad, es una perspectiva desde el punto individual hasta el colectivo.

La Actuaría realmente no es una carrera nueva, en México los primeros profesionistas llegaron del extranjero en los años 30, y fue en 1945 cuando es reconocida como una profesión técnica-científica que requería título para su ejercicio, pero es hasta 1967 cuando la carrera se consolida tras el apoyo de los recientes creados gremios CONAC y AMA.

En abril del 2019, se realizó un pequeño estudio en la UAEMex Cuautitlán Izcalli para realizar una construcción sencilla del imaginario social. Entre los aspectos más relevantes que se lograron percibir fue que, más del 70% de la muestra cree que su campo laboral no está definido, además de afirmar que entre sus cualidades se encuentran la responsabilidad, inteligencia y eficacia, todos estos estudiantes consideran que la poca información que se tiene sobre el concepto de qué hace un actuario se debe a que falta más difusión tanto en escuelas como en la sociedad. 

Al hacerse las mismas preguntas a personas que no estudian Actuaría y tampoco tienen acercamiento directo con la profesión, se observa que ellos tampoco saben a ciencia cierta qué hace un actuario, muchos de ellos lo relacionan con algo similar a un contador, algunos otros prefieren no dar ninguna afirmación, mientras que los más cercanos a la realidad los califican como "personas que realizan actividades de matemáticas", y otros simplemente dicen que son muy personas muy "abusadas" e inteligentes.

La construcción del imaginario social del actuario se encuentra muy alejado de la realidad, pero el problema no solo se encuentra en la sociedad, si no desde el individuo que no logra fortalecer una identidad desde el inicio y acepta la propuesta  de que un actuario es un todólogo.

Con el paso del tiempo se comenzará a saber más de un actuario de acuerdo a las principales preocupaciones sobre pensiones y jubilaciones, que pasará a ser uno de los temas centrales en la sociedad mexicana, la cuestión es si darse a conocer gracias a esta problemática ayudará a la construcción de un buen imaginario social, ¿culpable o redentor? El tiempo lo dirá. 

 

 

Erick Cervantes Palacios https://www.linkedin.com/in/erick-cervantes-palacios-4a841b15b/