Clase media: la gran oportunidad para el mercado de instrumentos financieros

4 recomendaciones

En México, la mayor concentración de población se encuentra en el nivel socioeconómico medio-bajo, lo cual podría ser una ventaja para los bancos si enfocara instrumentos financieros en ese sector de la población.

 

Solo 12.7 millones de adultos en México realizan alguna modalidad de ahorro en las instituciones financieras formales mientras que 18 millones ahorran (en tandas y en guardaditos) y otros 16 millones obtienen financiamiento (en casas de empeño y usureros) en el sector informal.

El dato lleva a reflexionar necesariamente sobre el bajo grado de penetración de los bancos en la población del país y a cuestionar sobre la utilidad social de un conjunto de instituciones financieras privadas que cada año obtienen márgenes desmesurados de ganancias.

De acuerdo con la Secretaría de Economía (SE), en México existen seis clases sociales, determinadas con base en sus funciones, costumbres, situación económica y de poder. En cuanto a la clase media se refiere, hay un 45% de la población mexicana perteneciente, mientras que 1.7% de la población es de clase alta.

Se considera que la capacidad para invertir, el potencial de los inversionistas y el negocio que se puede hacer es suficiente como para que genere ganancias y así ser rentable como modelo de negocio. Es necesario probar que distribuyendo el conocimiento y los productos financieros correctos, se pueden tener beneficios al dárselos al sector de la población que conforma la clase media.

Anteriormente se han realizado investigaciones sobre esto, pero al ser hechas por empresas privadas, mantienen los resultados en su poder para que otras empresas no tomen ventaja de la información que ellos obtuvieron. Existen grandes problemas nacionales respecto a la difusión de instrumentos financieros que puedan generar más ingresos a los habitantes, provocando así que la población resulte indiferente a estos temas o no se sientan integrados a ese sector por pertenecer al nivel medio bajo. 

Es importante que la población no se muestre indiferente ante los temas financieros para que sean capaces de llevar de manera adecuada sus finanzas personales. A continuación se enlistan los beneficios que obtienes cuando recibes educación financiera, según Condusef:

  • Aprendes a planificar un futuro solvente.
  • Administras de la mejor forma tu dinero.
  • Sabes seleccionar qué productos y servicios se adaptan a tus necesidades.
  • Adquieres el hábito del ahorro.
  • Aprendes a ser previsor. 

“La crisis financiera del 2008, por ejemplo, se dio por usuarios que no entendían por completo las condiciones de los préstamos, y por prestamistas que no sabían cuán complejos y ambiguos eran sus propios instrumentos financieros”.

Resultado de imagen para educacion financiera

 

Valeria Neri Suarez, estudiante de la carrera de Actuaría.
Chrystian Martinez Jimenez, estudiante de la carrera de Actuaría.
Estefanía Alejandra Carranza Sánchez, estudiante de la carrera de Actuaría.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
4 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...