Importancia de los Incentivos

Imagina a un vendedor que diariamente, en promedio, vende veinte pares de zapatos. Ahora imagina que el dueño de la zapatería les ofrece a todos sus empleados un bono por cada par extra que venda después de veinte pares. ¿Qué crees que pasaría? 

Probablemente cada empleado decida poner más empeño, tener una mejor actitud y valerse de sus mejores habilidades como vendedor para poder tener la mayor cantidad de clientes al día. Lo que hizo el dueño fue ofrecerles un incentivo.

Los incentivos tienen una gran importancia dentro de la economía, ya que son capaces de inducir a las personas a un cierto comportamiento que, en la mayoría de los casos, genere beneficios. 

Si lo pensamos de esta forma, todos los días recibimos incentivos. Por ejemplo, las personas van diariamente a trabajar porque saben que recibirán un salario con el que podrán satisfacer sus necesidades. Asimismo, cuando baja el precio de un bien, suele aumentar su consumo ya que será más accesible. 

Es por ello que los incentivos son muy importantes al momento de formular leyes

Pensemos en una fábrica cuyas emisiones contaminan al medio ambiente. Pensemos también en que se promulga una ley que sanciona a estas fábricas por contaminación. Este es otro ejemplo de incentivos, a la empresa no le conviene recibir esas sanciones por lo que lo más racional sería que buscara alternativas para poder producir sin contaminar.


¿Qué otros ejemplos se te ocurren?
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!