¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Inteligencia Financiera Global

Visión y crítica sobre la economía y las finanzas globales

¿Dónde está el oro de México?

En octubre de 2012, tras varios meses de idas y venidas, el Banco de México (Banxico) tuvo la obligación de entregar la Ley de Transparencia, a este señor con la información relativa a la localización físicas de sus reservas de oro. Gracias a ella, sabemos que al cierre de abril de tal año, Banxico contaba con más de cuatro millones de onzas troy de oro (125.5 toneladas), de las cuales apenas 194,539 se encontraban en territorio nacional, es decir, el 4.8 por ciento y toda la cantidad restante en el extranjero.

¿Dónde está el oro de México?

¿Dónde está nuestro oro?

Existen dos tipos de cuentas de custodia de oro. Una son las conocidas “allocated account” o cuenta asignada, con la cual se posee el derecho sobre barras específicas identificadas con un número de serie y separadas de las demás. Sólo la persona propietaria puede disponer de estas. El otro es la “unallocated account”  o cuenta no asignada, con la que un grupo de inversores tiene el derecho a disponer de una determinada cantidad de oro de un inventario común, sin ser el propietario en sí de tales barras. En caso de requerir el metal, se le entrega cualquiera disponible… siempre que lo haya. La realidad es que ese almacén de oro se encuentra vendido múltiples veces bajo fraudulentos esquemas de reserva fraccionaria. Si varios de los acreedores reclamaran su metal al mismo tiempo, no se les podría pagar a todos. Tan sencillo como una crisis.

Lo cierto es que con la actualización de hoy, informo en base a nuevas solicitudes de información (respondidas con REF: 122.33.2014) que las cosas marchan muy mal este año para las reserva de oro de México. Lo más preocupante del caso, es que pudimos confirmar que el Instituto Central continúa manteniendo solo una cuenta no asignada. Por eso, no es capaz de resolver mi simple pregunta:

– ¿cuántos lingotes componen la reserva de oro?

– Debido a la variabilidad del oro contenido en los lingotes, no se puede especificar el número exacto de lingotes que componían la Reserva al 31 de mayo de 2014.

 

Además, el porcentaje de onzas de oro en el extranjero ha aumentado por culpa del Banxico que, de manera incomprensible, mantiene una política de ventas sobre el ya poco oro que cuenta en sus bóvedas nacionales. Las ventas desde abril de 2012 suman casi 95 mil onzas troy, cerca de tres toneladas o el 50 por ciento de las que poseía hasta entonces físicamente en el país.

Banxico nos confirma que mantiene sin cambios su posición de oro en manos ajenas:

Le informamos que al cierre de abril de 2014, el Banco de México mantenía una posición total de oro físico de 3.94 millones de onzas de oro fino (122.55 tons.), de las cuales, el 97.46822% se ubicaban en Londres, Inglaterra; el 2.53139% en territorio mexicano, y el 0.00039% en Nueva York, Estados Unidos.

Por tanto, si tenemos una cuenta no asignada en el Banco de Inglaterra, ¿cuántos “propietarios” pueden tener las millones de onzas de oro que pertenecen a México? Imposible de conocerlo.

Oro imaginario del Banxico

La realidad es que el Banco de México sólo posee “oro imaginario” en el extranjero por el que, eso sí, paga importante comisiones de “custodia”. Según el propio Instituto Central,

en el año 2012 el Banco de México pagó un total de 117,675.17 Libras Esterlinas Británicas por la custodia de las Reservas de oro que mantiene físicamente en el extranjero, correspondientes al periodo del 1 de diciembre de 2011 al 2 de diciembre de 2012; mientras que en 2013, el importe pagado por dicha custodia fue de 122,311.89 Libras Esterlinas Británicas, correspondientes al periodo del 3 de diciembre de 2012 al 2 de diciembre de 2013; cifras que fueron pagadas al Banco Internacional de Pagos.

Banxico se muestra cómodo vendiendo el único oro material que no nos cuesta mantener, mientras que deja intacto el que le cuesta a todos los mexicanos alrededor de 2.6 millones de pesos al año. Aunque pueda parecer baja la cuota por el servicio de custodia de 3.84 millones de onzas troy, debemos recordar que se trata de un oro que nadie ha visto, oro que ni el propio Banxico aceptó auditar en 2013, y del que ni siquiera sebe cuántos lingotes le pertenecen: oro imaginario. Un gran negocio para aquellos que lo venden y lo revenden, y además poseen un cuantioso pago por “guardarlo”.

Es decir, el escudo del oro de nuestro banco central se encuentra en manos de poder extranjero, y no parece que lo cambiarán. No cabe duda que estas acciones, y la de continuar recortando tasas de interés, son errores de Agustín Carstens, Gobernador del Banco de México, que se mantiene sin corregir en perjuicio de todos y agravando los riesgos nacionales.

Guía para invertir en la bolsa de valores

Si estás comenzando en el mundo bursátil, checa este manual con todas las herramientas de inversión en la bolsa mexicana: tarifas, agentes, inversión online y mucho más.


Descarga guía gratis
  1. #1

    Princesa Leia Organa

    Hola Guillermo.

    Tus posts me parecen muy interesantes. Podrías hacer alguno que contenga una gráfica en pesos de cómo se ha comportado el oro. Gracias por tu atención.

Autor del blog

Envía tu consulta