Desde pequeños a todos se les enseña a competir. Un tiburón compite con sus hermanos para nacer, pues sólo uno lo hará, una gallina compite con otras para encontrar más gusanos, un humano es más complejo, pero no por ello deja de competir, eso lo hace todos los días. Muchos consideran que la competencia es algo desagradable a la sociedad, lo cierto es que sin competencia no habría elecciones ni oportunidad de mejora. El mismo principio se adapta a la competencia económica.


Según la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE), significa rivalidad entre empresas que participan en un mercado aplicando sus mejores estrategias de manera que pueden minimizar sus costos, maximizar sus ganancias y así mantenerse activas e innovadoras frente a otras empresas rivales. Se busca que todos los agentes económicos optimicen el uso de recursos para generar bienes y servicios, todo esto para un mayor crecimiento económico.  Sin embargo, la realidad es algo diferente.

 

En Estados Unidos de las 500 empresas más importantes en los años 50’s sólo 60 siguen ocupando ese título, esto debido a que la competencia hace que una empresa crezca o decaiga y todo esto es gracias al consumidor que prefiere un producto o servicio sobre otro por el valor que le aporte, por el valor agregado. En México, las empresas más importantes del país siguen siendo las mismas, lo que nos demuestra que no vivimos en un ambiente de economía sana, sino más bien alto con tendencia monopólica. En la Ciudad de México recientemente hubo una manifestación por parte de los taxistas por desprecio a aplicaciones extranjeras que han llegado a competir con ellos, eso a los taxistas no les produjo ningún agrado pues ahora realmente se tienen que esforzar por cubrir la demanda del Mercado y estar a la altura para por competir y seguir en el mercado.


La competencia económica hace más sana a una economía brindando más calidad y elevando el nivel de los servicios y productos en beneficio de la sociedad, es por ello que estar a la vanguardia y anticipar necesidades se vuelve algo crucial para seguir y sobrevivir en el mercado exigente.  

 

Referencias:

COFECE. (2018). Competencia económica en México. Recuperado de: https://www.cofece.mx/wp-content/uploads/2018/05/1lacompetenciaeconom.pdf
Fortune. (2019). Ranking | Las Empresas Más Admiradas del Mundo. Recuperado de: https://www.fortuneenespanol.com/destacado/ranking-companias-mas-admiradas/amp/
Huerta, Rogelio. (2012). Competencia económica en México: Un debate necesario. Recuperado de: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0301-70362012000300008

¡Sé el primero en comentar!