Medios de comunicación y periodistas sí recibieron pagos del gobierno de EPN

Medios de comunicación y periodistas sí recibieron pagos del gobierno de EPN

El reclamo del sometimiento de una parte de la prensa a los gobiernos de México no es un planteamiento exclusivo del actual gobierno de López Obrador, de hecho es una discusión que lleva muchos años en nuestro país donde una de las quejas principales ha sido que la administración en turno ha controlado a la prensa utilizando el dinero que les paga por transmitir propaganda y/o publicidad oficial. En algún momento se podía diferenciar cuáles eran los contenidos pagados, pero ahora se supo que las opiniones y análisis de diversos comunicadores  líderes se vendieron haciéndolos pasar como juicios propios, sin sesgos ni carga para algún lado. El 23 de febrero se reveló cuánto dinero recibieron medios, periodistas y comunicadores por vender contenidos, opiniones, análisis, etcétera, en la administración de Enrique Peña Nieto, sexenio marcado por grandes irregularidades y corruptelas que se siguen descubriendo actualmente, no en vano muchos lo llaman desde hace unos meses “el sexenio más corrupto de la historia de México”.

Peña y medios

Recibir dinero del gobierno como pago por la transmisión de comerciales de audio, video o impresos  no constituye algo negativo, el problema ha sido que en muchos medios la mayoría de sus ingresos vinieron de esa fuente, llegando a depender en más de 50% de ese flujo para subsistir, ya con esa dependencia los gobiernos aprovecharon para “cortarle” o “asignar” más propaganda (o sea recursos) a algunos medios y fue ahí cuando diferentes empresas de comunicación y periodistas se sometieron a los gobiernos en turno, comprometiendo su honestidad y misión social de informar y ser un contrapeso con el poder político. De hecho, medios internacionales ya habían resaltado esta situación de la prensa mexicana hacia Peña Nieto, por ejemplo medios en Estados Unidos y en España.

 

Polarización o división en México

Desde el punto de vista poblacional son menos los que están no aprueban la administración de AMLO, ya que actualmente en diferentes estudios y encuestas el promedio es que 7 de cada 10 apoyan al actual gobierno, al asunto es que quienes están en contra son importantes porque aunque son “pocos” constituyen voces que tienen más peso porque se encuentran en medios de comunicación, son líderes de opinión, están asociados en grupos económicos o empresariales, son parte de partidos políticos, están en el sector financiero, etcétera.

 

Esta minoría tiene mayor presencia pública, por tanto tienen más resonancia, por ello puede hacer “más ruido”, tienen mayor influencia y son quienes (hay que decirlo) junto con el presidente han fomentado un ambiente de división en México. Este tipo de polarización o división de minorías tiene un nombre, se le conoce como “polarización partidista” o “polarización de élites”, en este sentido quienes son los dueños de los medios de comunicación son siempre las élites de una sociedad (el sexenio pasado se les negó a comunidades tener medios públicos), es decir un grupo pequeño de personas.

 

Medios de comunicación dejaron de recibir dinero del gobierno

En este sexenio las empresas de comunicación vieron recortada de manera muy importante la compra de espacios para transmitir la propaganda oficial, pues ahora el gobierno utiliza más los tiempos a los que tiene derecho por ley, esto significó una baja dramática de ingresos de prácticamente todos los medios de comunicación de nuestro país (radio, televisión, revistas, periódicos y medios en internet) y en muchos casos, algunos jamás hicieron planes de autosustentabilidad y dependían del dinero que recibían como pago por transmitir contenidos gubernamentales.

 

¿Cuáles medios y periodistas recibían dinero en el sexenio pasado?

Por medio de una solicitud de transparencia por parte de la revista mexicana de periodismo de investigación Contralínea, el Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información y Protección de Datos Personales obligó a la Presidencia de la Republica a entregarle a este medio un expediente con 780 fojas donde se proporcionaron copias de contratos, oficios, escrituras públicas, registro federal de contribuyentes, tarifas y demás documentos relacionados con la presunta venta de contenidos por parte de 43 empresas de comunicación, además de columnistas; este expediente incluye la entrega de bases de datos digitales del destino del gasto del gobierno hacia estos medios, así como las tarifas que periodistas, empresas, medios y agencias intermediarias de publicidad cobraron por presentar contenidos y opiniones del trabajo que hacía el gobierno de Enrique Peña Nieto.

 

En el expediente entregado a Contralínea  aparece que los medios de comunicación contratados en el sexenio pasado para difundir propaganda se realizaron desde las partidas presupuestarias 3600 y 33605, dichos medios estuvieron obligados a entregarle a la Secretaría de Hacienda “sus propuestas de tarifarias anuales” para que fueran evaluadas y posteriormente consideradas en las dependencias del gobierno federal. Cabe decir que el expediente del IFAI también detalla que cuatro comunicadores le facturaron al gobierno la venta de sus opiniones como personas físicas y no como personas morales (empresas).

Medios que recibieron pagos del gobierno de EPN:

  1. Ankla Comunicación (actualmente inexistente), Plataforma Digital Joaquín López Dóriga (lopezdoriga.com, RFC PDJ140411SC9), Astron Publicidad y Premium Digital Group son cuatro empresas  relacionadas con el periodista Joaquín López Dóriga, que durante el sexenio pasado recibió contratos por un monto de 290 millones 352 mil 869 pesos.

De la página 217 a la 220 de este expediente se detalla que los productos comercializados fueron “comentarios o cápsulas de Joaquín López Dóriga” transmitidos en el espacio de radio de noticias de las mañanas de Óscar Mario Beteta, Ciro Gómez Leyva y el propio noticiario de López-Doriga en Grupo Fórmula. En el documento se lee “la tarifa asignada por Radio Fórmula por comentario es de 147 mil pesos más IVA, [pero] por tratarse de la SHCP, que es un cliente muy importante para nosotros, les ofrecemos una tarifa de 73 mil 500 pesos más IVA”.

  1. En la foja 113 hay información de Oscar Mario Beteta, columnista de El Universal y conductor de Radio Fórmula. Ahí se detalla que tiene una empresa llamada “Comentaristas y Asociados SC” donde vendió “menciones” en sus redes sociales @mariobeteta y en Facebook.com/OMBeteta. El cobro de las menciones en las cuentas de Twitter o Facebook fue de 15 mil pesos más IVA por un mansaje, 29 mil por dos; por tres 42 mil, por cuatro 54 mil pesos, por cinco 67 mil y por seis 80 mil pesos. Todos los precios anteriores más IVA. La empresa de Oscar Mario Beteta cobró por sus servicios de menciones al Gobierno de Peña Nieto 74 millones 571 mil 101 pesos, según el expediente consultado por Contralínea.
  2. Entre las páginas 131 a 146 aparece la empresa Media Marketing Knowledge, razón social BBMundo Direct SA de CV, propiedad de Martha Debayle. Esta empresa recibió 8 millones 243 mil 761 pesos por ventas al gobierno de Peña Nieto.
  3. Periódico Digital Sendero, SAPI de CV (sdpnoticias.com), propiedad de Federico Arreola, que obtuvo ingresos del gobierno federal por 152 millones 282 mil 653 pesos.
  4. Entre las páginas 153 y 186 aparece Editorial Clío, Libros y Videos, SA de CV, de Enrique Krauze Kleinbort que cobró 61 millones 629 mil 920 durante el sexenio pasado.
  5. Entre las páginas 187 y 214 aparece información de Editorial Vuelta, SA de CV, que es la que publica Letras Libres, que con Peña Nieto cobró 34 millones 491 mil 999 pesos.
  6. De la página uno a la seis aparece Editorial Cruzada que publica la revista Siempre! que facturó 59 millones 204 mil 89 pesos en el sexenio pasado.
  7. De la página 53 a la 56 se refiere a la empresa Comunícalo, SA de CV de Ricardo Alemán con su página de internet La Otra Opinión que recibió 28 millones 194 mil 67 pesos del erario federal.
  8. Un cobro de 24 millones 754 mil 501 fue para la empresa Conducción de Telecomunicaciones, SC, de la conductora Adela Micha, es decir su sitio de noticias adelamicha.com.
  9. La empresa Comunicación Extensa SC, de Pablo Hiriart cobró al gobierno de Peña 22 millones 149 mil 942 pesos entre 2012 y 2018.
  10. La empresa Comunicaciones Estratégicas Newlink SA de CV (RFC: CEN081124QV8) del youtuber Callo de Hacha (diariodeconfianza.mx) recibió 21 millones 450 mil pesos.
  11. Publicaciones Comunitarias, SA de CV es le empresa que edita el sitio La Silla Rota y propiedad de Roberto Rock Lechón que facturó 18 millones 397 mil 155 pesos.
  12. Virreyes Quince Quince, SA de CV, del periodista José Armando Cárdenas Vizcaíno o “Pepe” Cárdenas cobró 13 millones 533 mil 948 pesos.

 

Recibir dinero de cualquier gobierno por venta de propaganda es un acto plenamente legal, lo que sí sería cuestionable es que el medio o periodista no haga una diferenciación o no indique cuál contenido, análisis o comentario es propagandístico. Del mismo modo se tendría que hacer un análisis para hacer un balance de cómo eran las opiniones (negativas o positivas) del medio o líder de opinión en cuestión comparando el sexenio pasado con el actual. Por último hay medios (como Animal Político) que tienen limitados sus ingresos por parte de ventas a gobierno en no más de 15% para no verse comprometidos o “amarrados” a la propaganda como su principal fuente de ingreso.

 

 

¡Sé el primero en comentar!