Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

Dueño del mundo

Imagínese que, al comprar un solo producto financiero, acaparara a un decenar o un centenar de activos financieros o no financieros. Pues déjeme decirle que esto no sólo está en su imaginario, sino también en la realidad; me refiero a los Productos Cotizados en Bolsa (ETP, por sus siglas en inglés).

Los ETPS son valores que replican el comportamiento de un instrumento financiero, ya sean índices de referencia, materias primas o divisas. Hablando de sus características principales, en cuanto a su comercialización, se sitúa en las Bolsas de Valores; siendo de manera similar que las acciones, asimismo, comparten una estructura semejante a la de los fondos de inversión, diferenciándose en los costos de administración y la forma de negociación. Para el alcance de este artículo, nos enfocaremos en una de sus variantes más populares, los Fondos Cotizados en Bolsa (ETF, por sus siglas en inglés).

Un Fondo Cotizado en Bolsa consiste en una canasta de valores que contiene desde un producto individual hasta una amplia colección de activos que se encuentra listado en una Bolsa de Valores y se negocia a un precio de cotización.  

Existen diferentes tipos de ETFS, encontrándose los siguientes:

  •  ETF de bonos: invierten en diferentes valores de renta fija.

  • ETF de acciones: siguen acciones cash cow y de crecimiento de un sector específico.

  • ETF sectorial: rastrean acciones de un sector o industria en particular.

  • ETF de materias primas: está invertido en materias primas o índices de materias primas.

  • ETF de divisas: replican el retorno de pares de divisas.


El primer Fondo Cotizado en Bolsa que fue emitido en el mercado bursátil hace casi 3 décadas es el mismo que al cierre de octubre del presente año posee la mayor capitalización de mercado a nivel internacional, de aproximadamente US$ 388B y, además, el ETF más grande por activos bajo administración, el SPDR S&P 500 (NYSE Arca: SPY), que replica el desempeño del S&P 500, el índice bursátil de referencia del mercado estadounidense.

Al cierre del año pasado, en el mercado internacional habían listados 7,602 Fondos Cotizados en Bolsa, que sumaron US$ 7.74T por activos gestionados (Gráfica 1).


Los ETFS son muy útiles para todo aquel que opte operar en el mercado con una estrategia pasiva, sobre todo los de tipo sectorial; sin embargo, los ETFS de divisas podrían satisfacer los perfiles de inversión encaminados hacia la gestión activa.

Por otro lado, son un elemento clave en la diversificación de una cartera, permitiéndole al inversionista tener una participación multivariada y multifactorial en sectores, industrias, activos y regiones.

De acuerdo con una encuesta realizada por Statista, el 60% de los administradores de fondos coincidieron en que los bajos costos de inversión son el mayor valor agregado que ofrecen los Fondos Cotizados en Bolsa, inclusive por encima de su característico de fácil negociación y liquidación (Gráfica 2).  

Si usted es lector frecuente de este blog o ha colaborado con su servidor, ya me habrá leído y/o escuchado una y mil veces el adagio inglés “Don’t put all your eggs in one basket”, pero con su permiso nuevamente la utilizaré. Por último, y sobre todo para los inversionistas privados, un pequeño gran comentario sobre los ETFS: el mundo está en sus manos (espero me hayan comprendido).

¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
Lecturas relacionadas
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!