Hacia un desarrollo económico íntegro apoyado del capital humano, Entrada I

1 recomendaciones

 “Abrid escuelas para cerrar prisiones”

Victor Hugo

 

 

La universidad, la misma institución que ha permitido desarrollar económicamente a diversas naciones en el mundo, aquella que nos instruye y motiva para salir adelante. Esta institución tiene un gran impacto en cuanto al desarrollo económico de un país. Y este impacto se ha podido observar en dos niveles: regionales y nacionales, así como en el corto y largo plazo. Principalmente porque la universidad otorga no solo conocimientos teóricos o técnicos, sino también ideológicos. De igual manera, crea empleos y genera un impacto económico en su entorno cercano.

 

Hacia un desarrollo económico íntegro apoyado del capital humano

 

Asimismo, una educación íntegra puede otorgar diversas habilidades, lo suficientemente fuertes como para tener una influencia macroeconómica en el largo plazo, gracias a la innovación y generación de personas altamente capacitadas.

 

México tiene el potencial tanto geográfico como intelectual para poder desarrollarse más y la universidad juega un papel clave en este. Sin embargo, entran en discusión temas como la fuga de talentos, acceso a la educación superior y el impulso ideológico que mueve a las personas para realizar un cambio.

 

Entonces, la universidad puede promover un espíritu nacionalista, para que la gente tenga las facultades y motivaciones necesarias para emprender e innovar, es decir, producir capital humano de alta calidad que sea competente tanto a nivel nacional como a nivel internacional. Asimismo, la universidad debe tener un objetivo en común con la gente de un país, y es el desarrollo económico y social, mediante un fuerte énfasis en la educación superior de calidad, que permita y fomente la innovación, el emprendimiento, y el desarrollo personal e intelectual.

 

Mediante este artículo, pretendo demostrar la importancia de la universidad en el desarrollo económico de México, basada en la obra Economic Development de Michael Todaro[1], que hace principal referencia al capital humano como uno de los factores principales para el desarrollo de un país. De la misma manera, haré una analogía basada en un contexto histórico para observar cómo ha ido creciendo México en relación con la educación superior, y demostraré casos en los que se ve claramente la influencia de la universidad en una economía, tanto a nivel microeconómico como a nivel macroeconómico. También, cabe resaltar que la educación que está mal implementada puede generar un impacto económico negativo. Principalmente en cuanto a la inversión que realiza el Estado en educación, porque si está mal implementada, se genera poca eficiencia dado que no se aprovecha al máximo el potencial del capital humano. Por ello, el gobierno mexicano juega un papel fundamental en la correcta implementación de los sistemas educativos.

 

Asimismo, se expondrán las características propias que otorga la universidad para poder avanzar económicamente, así como los problemas actuales que enfrenta México que dificultan el acceso a la educación superior.

 

La importancia del capital humano según Todaro

 

Según Michael Todaro, la educación es uno de los principales objetivos del desarrollo, ya que es un objetivo por sí solo. Asimismo, la educación juega un papel clave en la habilidad de un país en desarrollo para absorber tecnología moderna, así como para desarrollar la capacidad para un crecimiento constante. Por ello, la distribución de la educación es tan importante como la distribución del ingreso de una nación.

 

Una educación mejorada ayuda a las familias a escapar de los ciclos viciosos de la pobreza en los que están atrapadas. Pero, para que la educación pueda tener un impacto significativo en el ingreso, debe de ser equitativa y eficiente. Además, existe una gran conexión entre los niveles de educación y los países con alto ingreso.

 

Esto es así principalmente porque los países que tienen mayor ingreso pueden invertir más en educación, y la educación misma tiene una gran retribución en el largo plazo, y por ello, estos países siguen creciendo de tal manera. Es por ello que cada vez la universidad se vuelve más importante para el desarrollo económico.

 

Finalmente, existen otros beneficios con la educación, como la innovación que las personas pueden crear, mejorando la comunidad. También, la educación incrementa la productividad de un país, y mientras un país sea altamente productivo, sus capacidades de mejorar la calidad de vida son mayores.

 

Por lo tanto, hay desarrollo económico. Esto nos da a entender que mientras mayor grado de escolaridad se tenga, mayor será el ingreso obtenido (regularmente). Y dentro de esta analogía, está comprobado que una persona que posee mayor grado de escolaridad regularmente no trabajaba de tiempo completo a menor edad, a diferencia de las personas que lo hacen de manera inversa.

 

Consecuentemente, la persona con mayor grado de estudios supera rápidamente en cuanto a ingresos a aquellas que se quedaron estancadas. Y esta diferencia es aún mayor en países en desarrollo. Sin embargo, a veces las familias no tienen el potencial económico para invertir en la educación, y aquí es donde entran los subsidios, que deberán ser colocados de manera eficiente.

 

Por ejemplo, un grave problema en México es que “3.6 millones de niños, niñas y adolescentes entre los 5 y 17 años están trabajando[2]. Entonces, una estrategia para solucionar este problema es conseguir que más niños asistan a la escuela, incluyendo nuevas escuelas e implementar incentivos para que los padres quieran mandar a sus hijos a la escuela, como el programa PROGRESA[3] en México. Este tipo de estrategia es apoyada ampliamente por agencias internacionales y cuerpos de desarrollo.

 

Asimismo, otro gran problema es la desigualdad de oportunidades para mujeres, en cuanto a la educación. Y este asunto se debe solucionar de igual manera, y se está resolviendo poco a poco. Ya que la inequidad de oportunidades también imposibilita el crecimiento económico. Otro factor importante que considerar es la distribución de la educación. Porque debe de ser de calidad en todas las áreas en las que se proporcione, y he ahí la importancia de que la institución universitaria esté bien distribuida, ya que así habrá oportunidades más repartidas. Y el desarrollo que cada nivel educativo irá de acuerdo con las necesidades de cada región, para evitar tener un mal gasto de capital. Siempre deben de estar progresando los niveles educativos hacia arriba en cuanto a grados de escolaridad.

 

Muchas veces la oferta de empleo está condicionada por la demanda laboral, y cuando se está muy concentrado geográficamente, hay ineficiencia de recursos, en este caso de capital humano, y por ello se deben de expandir las oportunidades educativas en todos los niveles[4].

 

https://www.rankia.mx/blog/capitalismo-financiero/4223281-hacia-desarrollo-economico-integro-apoyado-capital-humano-entrada-ii 

 


[1] Michael Todaro es un economista norteamericano, reconocido por sus aportaciones en la teoría del desarrollo económico.

[2] (UNICEF MÉXICO, 2017)

[3] PROSPERA es un programa de la Secretaría de Desarrollo Social, el cual, a través de dos esquemas otorga recursos a casi 7 millones de familias mexicanas para fortalecer su alimentación, salud y educación; asimismo vincula a las personas beneficiarias con proyectos productivos, opciones laborales y servicios financieros. (PROSPERA, 2016)

[4] (Todaro, 2006)

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
1 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...