blog Capitalista Inteligente
Un enfoque diferente en economía, geopolítica y finanzas

Hillary Clinton, la favorita de la élite financiera

En este mundo donde se dice que todo tiene un precio, la casa blanca parece estar a la venta. O por lo menos así contribuyen los cárteles bancarios y corporaciones, financiando a sus candidatos favoritos en Estados Unidos. Por supuesto, a cambio de favores en el futuro, estas poderosas entidades influyen en ambos partidos por medio de grandes contribuciones tanto a Demócratas como Republicanos, pero se inclinan por aquellos candidatos que consideran los regularán menos en su administración o en el caso de los bancos por aquellos que los salvarán con dinero de los contribuyentes si volvieran a quebrar la economía, debido a que no están dispuestos a dejar de lado las prácticas corruptas que los hacen ganar jugosas compensaciones, por ejemplo en transmitir riesgos a sus clientes vendiéndoles inversiones basura.

Estamos tan acostumbrados a escuchar escándalos sobre el célebre Trump y lo perjudicial que sería si llegara al poder, que nos olvidamos de los antecedentes de los candidatos que no desafían el status quo y se mantienen como los favoritos de las élites establecidas. La más destacada en este aspecto es Hillary Clinton, no hace falta indagar demasiado para conocer los antecedentes de la familia Clinton y su íntima relación con los avarientos bancos de Wall Street.

 


Para observar la estrecha relación entre los Clinton y los banqueros, nos remontamos en la historia al esposo de Hillary el ex presidente Bill Clinton, quien en su administración derogó una importante ley llamada Glass Steagall; la cual regulaba al sector bancario para controlar la especulación de los bancos con el dinero de sus clientes, es decir su principal característica era la separación de la banca de depósito y la banca de inversión. La ley fue promulgada por la administración de Franklin D. Roosevelt con el objetivo de evitar que se volviera a producir una crisis de la magnitud de 1929 y como era de esperarse al derogarse, no pasó mucho tiempo para que los bancos empezaran a ganar millones defraudando a sus clientes con la ingeniería financiera y los derivados, en el 2008 destruyeron la economía para ser recompensados con rescates, consolidando su poder como nunca antes en la historia de los Estados Unidos.

Hillary no es diferente a su marido y lo ha dejado entrever al oponerse en volver a adoptar la ley Glass Steagall, un detonante principal de la crisis del 2008 y estar más a favor de su versión mucho más blanda la ley Dodd Frank. Por supuesto, preocupándose por mantener las relaciones que su marido forjó durante años en su administración, ya que se ha beneficiado con millones de dólares en favores a bancos durante su carrera política como secretaria de estado y senadora.

 

Contribuciones a su campaña del sector bancario.

Los empleados de diferentes instituciones financieras como Citigroup, Goldman Sachs, JPMorgan Chase, Morgan Stanley, Bank of America y Merrill Lynch son solo algunos nombres que figuran en la lista de benefactores de la campaña Clinton, según datos recopilados de la Comisión Nacional de Elecciones de  los Estados Unidos.

Claramente Clinton es el candidato predilecto de la élite con más contribuciones que cualquier otro. Concretamente hasta finales de Diciembre del año pasado Hillary tuvo donaciones de fondos de cobertura, bancos, compañías de seguro y otras empresas de servicios financieros por 21,4 mdd para apoyar su candidatura en el 2016, es decir representando mas de un 10% de los 157,8 mdd que le fueron aportados.

Sus contribuciones la llevaron alcanzar un máximo que de cualquiera de sus 4 anteriores campañas federales e incluso superó lo que obtuvo su esposo Bill en toda su carrera política.

En total las firmas de Wall Street y otras empresas de servicios financieros le han otorgado a su campaña 44,1 mdd y a sus aliados super PACs; que son comités políticos independientes, un modelo relativamente nuevo que entró en vigor en 2010 para que las grandes sumas de dinero apostaran al caballo de carreras que más les convenga.

Hillary Clinton, la favorita de la élite financiera.

 

Como la ley no permite donar directamente grandes sumas de dinero a los candidatos, los super PACs cumplen con apoyar a un candidato con donaciones ilimitadas, siempre y cuando no se tenga una relación directa con el candidato. Estas polémicas organizaciones son fuertemente criticadas, por ejemplo el candidato Bernie Sanders alega que las corporaciones y firmas de Wall Street también pueden estar utilizando los Super PACs para financiar a Clinton indirectamente, siendo casi imposibles de seguirles el rastro, “ya que enmascaran a sus donantes” opina Darrel Delamadie un reconocido analista estadounidense.

Por su parte los empleados de la Reserva Federal de Estados Unidos, “inexplicablemente” también apoyan la campaña Clinton con más donaciones que a cualquier otro candidato.

apoyo a la campaña de Clinton

Debido al éxito de la campaña anti-Wall Street por parte del socialdemócrata Bernie Sanders ha obligado a la hipocresía de Hillary Clinton a sumarse al debate de regular más a los grandes bancos y proclamar discursos huecos donde supuestamente ningún banquero está por encima de la ley, pero no le molesta en lo absoluto recibir honorarios por dar conferencias a los integrantes de los grandes bancos por alrededor de 225 mil dólares la hora, a pesar de que se dice que no es la mejor oradora.

Ella declara que pese a las críticas sobre las fuertes donaciones que recibe del sector financiero, estos no influyen de ninguna manera en su postura. Sin embargo, si eso fuera cierto, ¿porqué sus acciones dicen lo contrario? Hillary nombró a Alan Blinder como su asesor económico, un personaje defensor de los rescates a Wall Street por la Reserva Federal, quien firmemente abogó para que el banco central mantuviera dichos poderes para futuras crisis.

 

El futuro con Clinton.

Los Clinton, así como los Bush, son parte de las familias de la clase política con un legado que demuestra tener inclinación por satisfacer los intereses de oligarcas financieros.

Sin duda sus amigos contratistas del pentágono como Boeing o Lockheed Martin; principales proveedores de armas al gobierno estadounidense también estarán muy contentos de ver a Hillary Clinton ocupar la Casa Blanca o la monarquía Saudita, que ha mantenido el estándar petrodólar a cambio de que el ejército norteamericano haga su trabajo sucio por ellos en Medio Oriente, factor que ha mantenido la permanencia de Estados Unidos en esa área y donde combate actualmente contra el Estado Islamico, una célula terrorista que Hillary en entrevistas situadas en internet, admite haber apoyado en su creación para desestabilizar al gobierno Sirio. Y por si fuera poco, su recién escándalo con correos electrónicos ha denotado su perfil corrupto y aprobación a diferentes conflictos armados.

La posible administración de Clinton por los siguientes años lamentablemente traerá más impunidad para los bancos que están dispuestos a saquear a mayor escala por incrementar sus beneficios hasta el siguiente debacle, más tratados de libre comercio que benefician principalmente a las grandes corporaciones y su pasión por promover la guerra.

Los más importante a considerar es que quien gane, heredará un imperio en decadencia al borde de la bancarrota, pero si hay alguien peor para el mundo que Donald Trump esa es Hillary Clinton.

Entrenador Bursátil

Capitalista Inteligente

  1. #1

    Fernando Calvarro

    Buena explicación Allan, ¿Crees que Clinton sería incluso peor que alguien como Trump?

    ¿Habría alguna forma de prohibir este tipo de donaciones por parte de los bancos?

    Un saludo.

  2. #2

    Geoff007

    En este pais estamos harto del political correctness de la izquierda. Por eso Trump esta donde esta. Hillary es un criminal con vagina. Trump no es que sea mejor en absoluto, pero ha demostrado saber leer una parte importante del electorado.

    Una pena que mi pais se tenga que ver con estos dos personajes, pero mi voto va para Trump, aunque sea algo que lo hare con mala gana.

    Ya esta bueno de uno tener que pensarlo 10 veces para llamar a un negro, negro. Estoy harto de la hipocrecia de los negros como en el caso de los oscars cuando ellos tienen premiaciones como los BETS awards solo para ellos.

    Estoy harto de que como hombre heterosexual, tenga menos derechos que un homosexual o una mujer. Estoy harto de que un perro tenga mas valor que yo como ser humano. Estoy harto de los mexicanos que queman banderas en este pais alegando la "reconquista" de algo que jamas fue de ellos (si, porque es un estupido mito decir que esas tierras del oeste eran de ellos). Y estoy harto de ver inmigrantes anti estadounidences que no quieren ser parte del pais. Lo he vivido con personas de diferentes nacionalidades en EEUU. Estoy harto de que quieran imponer leyes sin pasar por el congreso o senado, como eso de quitarle comida a mis hijos en los colegios si el colegio no acepta hombres en el bano de mujeres. Estoy harto de las divisiones raciales de Obama.

    Trump es un demagogo. Todo lo que dice economicamente no tiene ni sentido real. Es un desgraciado que estimula la conspiraciones. Pero al menos expresa cosas que muchos queremos expresar en cuanto actitud.

  3. #3

    Geoff007

    en respuesta a Fernando Calvarro
    Ver mensaje de Fernando Calvarro

    Es que wall street jamas ha sido el problema. Yo me pase 16 anos en esa industria. La crisis del 2008 empezo cuando Bill Clinton forzo la ley Community Reinvestment Act en ocubre 9 del 1995, donde obligaba a los bancos a prestarle a cualqueira, Incluso Janet Reno amenazo a los bancos que no querian prestarle a las personas con pocos recursos para comprar una propiedad.

    Luego en el 1999, el mismo Bill Clinton firmo la ley donde se eliminaba el glass-Steagal act, que dio pie a los super bancos. Y en el 2002, el mismo Bill Clinton firmo la reforma de los mercados futuros que dio pie a estos instrumentos absurdos como los CDS. Luego Ben Bernanke empezo a jugar con los Feds funds como si fuese un relajo. Y para rematar las agencias federales Fannie Mae y Freddie Mac empezaron a mezclar hipotecas subprime con hipotecas buenas y los vendian en wall street como bonos AAA.

    En pocas palabras, el estado provoco y estimulo la crisis. Quizas intencionalmente para poder implentar sus agendas socialistas. Tu realmente crees que un banco huniese prestado a estas personas por viluntad propia?

    Sanders es el peor de todos los candidatos, quien no se da cuenta es un ignorante total. Pero Hillary y Trump no es que sean gran cosa tampoco. Unas elecciones funestas sin dudas.

  4. #4

    Comstar

    Imagino que piensan que Trump no vaya a entender lo que significa bajar o subir tasas, o lo que significa un QE, o lo que significa alguna cosa bancaria. Imagino que entonces, al no entender, no va a responder a ciertas necesidades de los bancos.

  5. #5

    Comstar

    en respuesta a Geoff007
    Ver mensaje de Geoff007

    Cuando en 2007 hablé de que EUA iba a tener un problema de desempleo, en foros anglosajones con gentes educadas me llamaron "socialista". Al inicio de la administración Obama EUA perdía medio millón de empleos por mes. No entiendo muy bien lo que significa ser socialista.

  6. #6

    Allan Ramiréz

    en respuesta a Fernando Calvarro
    Ver mensaje de Fernando Calvarro

    Trump no está financiado por nadie, la élite no lo quiere. No estoy de acuerdo con muchas de sus ideas, pero quiere restablecer relaciones con Rusia, reestructurar la deuda pública y auditar a la FED. Considero que es menos nocivo que los Clinton.

  7. #7

    Allan Ramiréz

    en respuesta a Geoff007
    Ver mensaje de Geoff007

    Los bancos ya no asumen el riesgo, ahora son rescatados por el gobierno. Hoy en día siguen haciendo de las suyas y una nueva crisis esta apunto de estallar.

  8. #8

    Allan Ramiréz

    en respuesta a Comstar
    Ver mensaje de Comstar

    En primer lugar nadie está atacando el problema desde la raíz. La Reserva Federal es un banco privado anticonstitucional, debes ser arrancada. Crean el auge y el colapso para beneficio de unos cuantos. Trump es menos nocivo que Hillary pero no esta desafiando a la FED.

  9. #9

    Comstar

    en respuesta a Allan Ramiréz
    Ver mensaje de Allan Ramiréz

    Entonces, no es que sea favorita. Es decir, no hay elección, sino falta de opciones...
    Imagino que no vislumbran a Trump como el capitán del mundo.
    ¿Trump ha estado en bancarrota alguna vez? ¿Presidente subprime? ¿Ya no será troubled asset sino troubled president?
    ¿O acaso les preocupa los problemas de inconsistencia semántica de Trump?
    ¿Será que no quieren un rescate para Trump?
    No me hagas caso, son sólo juegos de palabras de corte humorístico.

    Por cierto, nunca entendí porqué los medios se burlaban tanto de Sarah Palin.

  10. #10

    Comstar

    A mi manera de ver, lo que suceda con Hillary Clinton es bueno para ella.
    Si gana, que bueno, ganó.
    Pero si pierde, es porque la gana de novedad y cambio por el puro cambio, y no razones de peso, hizo que ganara.
    Eso es bueno si llega Trump, porque es muy probable que su gobierno sea un refrito de la administración Bush, que empujó desempleo como nunca. Y aunque cree empleo, por otro lado estoy seguro de que podría hacer cosas que causan más desempleo del que soluciona. Y estoy seguro de que eso matará la gana de novedades.

    Así, en mi humilde opinión, Hillary Clinton sólo debe temer lo que pase en su partido, no afuera.

  11. #11

    Valeria Rodríguez

    en respuesta a Geoff007
    Ver mensaje de Geoff007

    ¿Entonces todo vale para ser presidente? En mi opinión un racista demagogo no puede ser presidente de Estados Unidos

  12. #12

    Comstar

    En realidad entiendo la postura de los que apoyan a Trump.

    Entre gentes que son medias tintas y alguien contundente, prefieren al contundente.

    Entiendo también a los americanos porque teniendo menos empleo encima tienen que recibir inmigrantes. Deben sentir que no hay cama para tanta gente.

    Mira que no justifico el racismo, ni la discriminación, pero entiendo las razones que empujan a la gente.

    Yo no estoy tan seguro de que Trump vaya a levantar o a arruinar al país. El margen de acción de un presidente es muy limitado. bueno... casi siempre...

  13. #13

    Comstar

    en respuesta a Valeria Rodríguez
    Ver mensaje de Valeria Rodríguez

    No estoy seguro de que Trump sea lo que dice ser. Más bien tengo la idea de que dice lo que la gente quiere oir. Y al ser elegido presidente hará lo que la gente quiere que haga, independientemente de lo que diga.

    "Voy a dar un paso" y no da ninguno, o viceversa. Así lo vislumbro yo, pero es mi opinión puramente personal. Si me preguntas si Trump escoge entre blanco y negro, y te diré que podría escoger gris. Y si me preguntas si escogerá gris, te diré que no, que blanco y tambien negro.

    Dicen algunos que la política es un asunto de un discurrir de asuntos que se difieren hasta que se vuelven irrelevantes.