Crédito hipotecario para Pensionados o Jubilados

Actualmente muchas personas suelen pensar que los pensionados o jubilados (es decir personas mayores) ya nos son sujetos de crédito hipotecario debido a que por su edad resulta riesgoso darles un préstamo, sin embargo ello no es del todo cierto, pues sí tienen opciones para conseguir una hipoteca para comprar una casa nueva o usada, inclusive si ya tienen un crédito hipotecario en algunos casos podrían hasta cambiarla para obtener una mejor vivienda. A continuación explicamos cómo puede lograrse esto.

Crédito hipotecario para Pensionados o Jubilados

Lo primero que hay que decir es que en muchos casos los bancos sí dan crédito a pensionados y jubilados debido a que, contrario a lo que muchos piensan, son personas con las cuales los bancos corren menos riesgos debido a lo siguiente:

 

  • Por lo regular, los pensionados y/o jubilados ya no mantienen a hijos y tienen una buena solvencia económica.
  • Al no mantener hijos se vuelven más ordenados en sus finanzas.
  • Los pensionados y/o jubilados tienen ingresos fijos y garantizados debido a que cada mes su Afore les deposita su dinero.
  • Como no existe forma de que pierdan su pensión y/o jubilación se vuelven atractivos para el banco, ya que a comparación de un trabajador en activo, no hay riesgo de que pierdan su trabajo y con ello su fuente de ingreso.

 

El principal argumento por el cual se dice que un pensionado y/o jubilado no es sujeto de crédito es porque en caso de que muera el banco pierde el préstamo otorgado, sin embargo ello no es verdad debido a un detalle: muchos créditos (y principalmente los hipotecarios) pagan un seguro de vida liquida integrado en la mensualidad, de modo que si el acreditado fallece se activa el seguro y el banco cancela la deuda. En resumen podemos darnos cuenta que el sector de los pensionados es una población que le interesa a muchas empresas de crédito.

 

Crédito hipotecario para Pensionados o Jubilados

Crédito hipotecario para Pensionados o Jubilados - Requisitos

  • La edad máxima al momento de liquidar el crédito hipotecario no debe pasar de los 74 años (la esperanza de vida en México en 2016 fue de 75 años).
  • Es decir que aún se puede tener un crédito hipotecario entre los 50 y 59 años. Han habido casos muy particulares donde se han otorgado créditos a personas de 64 años de edad.
  • Los créditos deben ser a 15 años.
  • Debido a que en este caso el acreditado ya es una persona de edad más avanzada, se paga una “sobre prima” en el seguro de vida, en otras palabras se paga un seguro más caro para tener las garantías de que el banco recuperará su dinero.
  • Examen médico (en algunos casos).
  • Buen historial crediticio.
  • Sin problemas en Buró de Crédito.
  • Demostrar pensión y/o jubilación por más de 20 mil pesos para comprobar ingresos.

 

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!