¿Aceptaste por error un crédito en cajero automático? ¿qué hacer?

A veces por error, distracción o hasta por lo que pareciera un engaño bien planeado por el banco, sin querer aceptamos un crédito de esos que se ofrecen en los cajeros automáticos, luego vienen las preocupaciones naturales por saber ¿cómo lo vamos a pagar? ¿qué tan caro será? ¿conviene conservarlo?

 

prestamo en cajero

 

¿Por qué se ofrecen ese tipo de créditos?

Cuando una persona tiene un buen historial de crédito, un buen ahorro en el banco y en general ha demostrado ser un cliente confiable, generalmente los bancos ofrecen un crédito de tipo préstamo personal por medio de los cajeros automáticos cuando se acude a sacar dinero de ellos. Los bancos hacen eso con algunos clientes.

 

¿Qué hacer si contrataste por error un crédito en el cajero?

La Condusef dice que la mayoría de los bancos usan este mecanismo para colocar créditos, pero aceptarlos en el cajero automático no compromete de inmediato a nadie, porque al decir “sí” el sistema solo arroja una clave, y con ella se debe continuar el proceso en la sucursal yendo con un ejecutivo.

 

En resumen: no se puede contratar un crédito usando un cajero automático, de modo que aceptarlo de ese modo, por error o distracción, sólo representa el primer paso de un proceso bien establecido para adquirirlo.

 

Lo importante de este tipo de contrataciones, y en general de cualquier crédito es enterarse de lo siguiente:

 

  • Preguntar sobre los términos y condiciones.
  • Saber el costo del crédito (un tip es preguntar cuánto se pagará por cada mil pesos de préstamo).
  • Investigar el Costo Anual Total.
  • Conocer la tasa de interés (si es fija o variable).
  • Investigar las comisiones.
  • Aclarar todas las dudas que se tenga sobre el contrato de crédito.
  • Hacer un presupuesto para saber si se tiene capacidad de pagar ese crédito.
  • Averiguar si el crédito no trae consigo seguros escondidos u obligatorios, el más frecuente de el de vida.

 

Siempre compara

La Condusef dice que en algunas ocasiones los créditos ofrecidos en cajeros automáticos no ofrecen las mejores opciones en cuanto al costo de intereses, recargos por si te atrasas en tus pagos, cobro de comisiones, cobro de seguros, descuento vía nómina, etcétera, así que la clave es comparar este tipo de créditos para conocer el impacto que tendrá en tus finanzas y se convierta en una solución y no en un problema económico, si eso va a suceder entonces no debes contratarlo.

 

 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar