Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
¿Es malo pedir un préstamo para pagar un crédito? No siempre…

¿Es malo pedir un préstamo para pagar un crédito? No siempre…

Tal vez has escuchado la frase “está haciendo un hoyo para tapar otro”, lo cual quiere decir que se está solucionando aparentemente un problema, pero generando otro o el mismo. Bueno pues este dicho de la sabiduría popular no siempre resulta cierto, y a pesar de que hay personas que pueden pensar que contraer una deuda para saldar otra es lo mismo que hacer un hoyo para tapar otro, esto no siempre resulta ser tan cierto, pues hay casos en los que contraer una deuda nueva para saldar otra es una buena opción, a continuación explicaremos mejor este idea.

 

¿Es qué casos es buena idea pedir un préstamo para liquidar otro?

La respuesta parecerá obvia una vez que te la digamos: es buena idea contraer una nueva deuda para pagar otra siempre y cuando la segunda maneje un pago de intereses menor en comparación de la primera.
 
Vamos a ponerlo más claro con un ejemplo proporcionado por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef):
 
Vamos a suponer que alguien tiene una deuda en su tarjeta de crédito por 70 mil pesos, con una tasa de interés de 40% y un pago mínimo mensual de $1,250, si esta persona por la situación que sea paga sólo el mínimo tardará más de 10 años en liquidar ese adeudo y al final habrá pagado 240 mil pesos, es decir más de tres veces la deuda inicial.
 
Si esa misma persona decide solicitar, por ejemplo, un préstamo de nómina a tres años, cuya tasa de interés está en 27.9%, y destina ese nuevo crédito a pagar la tarjeta, si estaría pagando una mensualidad más elevada de $3,152 pesos, pero en tres años (que es lo que dura el crédito de nómina) habrá pagado por esos 70 mil pesos un total de 109 mil pesos, lo cual es mucho menor que los 240 mil pesos que habría pagado por continuar dando mínimos a la tarjeta.
 
El punto importante en este ejemplo es que, para que sea conveniente, la nueva duda debe tener un pago de intereses menor en comparación a la primera deuda, de esta manera sí resultaría conveniente pedir un nuevo financiamiento con menores intereses para pagar otro que al final resultará más costoso
 

Para que esta maniobra financiera resulte a tu favor debes considerar lo siguiente:

  • El nuevo crédito debe ser suficiente para liquidar la deuda anterior. Si eso no ocurre no se resuelve la deuda y entonces sí se “habrá destapado un hoyo para tapar otro”.
  • Para evitar tentaciones, una vez cancelada la tarjeta de crédito cancélala.
  • Sólo si tu economía te lo permite y el contrato de la nueva deuda no lo penaliza, adelanta pagos para cortarle tiempo de vida a la nueva deuda.
 
 


Simulador de créditos hipotecarios

Simula tu crédito hipotecario, calcula tu cuota y consigue financiamiento con esta herramienta gratuita.

  • Te haremos preguntas sobre la vivienda que quieres comprar
  • Te ofreceremos los mejores resultados en base a tus respuestas
  • Te resolveremos cualquier duda que te surja sobre tus resultados
Lecturas relacionadas
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
Calcula tu crédito