Varios de mis mejores clientes son licenciados en Derecho y son muy diestros en temas económicos, me llama la atención su claridad al opinar en materia financiera, su formación, tal vez menos viciada por análisis y controversias económicas les da una visión más simple y muchas veces acertada. Hasta que llegó Carlos Salinas de Gortari, todos los presidentes anteriores habían tenido una licenciatura en leyes, salvo el último presidente electo, todos habían tenido un perfil eminéntemente financiero, ¿Será que las cosas otra vez están cambiando?

 

¿Abogados > Economistas?

 

Podría ser. En el año 2019, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell y la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde tomaron la silla principal de sus instituciones, ambos abogados, líderes de los bancos centrales que llevan la batuta en el mundo. ¿Eso podría ser relevante? Los inversionistas tienen como principal punto de referencia a estos bancos centrales, puesto que de ellos depende la política monetaria del resto del planeta y va más allá. Una cosa es que esas instituciones nacionales, pero con alcance mundial, digan para donde van las tasas de interés, pero otra es, el enfoque intelectual de la economía que los banqueros centrales le dictan al mundo. Las formas y el fondo importan mucho en los banqueros centrales.

 

El que un abogado lidere una institución que dicte la filosofía económica es transcendental, el enfoque es diferente. Los especialistas en leyes tienen un perfil que encuadra perfecto en temas regulatorios, es decir, en poner las reglas y hacerlas cumplir, pero las reglas en el funcionamiento de la economía no son una constitución política o un contrato de adhesión.

 

Los analistas económicos se rascan la cabeza y se preguntan a qué se debe esto. ¿Por qué los abogados están dictando la agenda económica mundial?, ¿El discurso es que las reglas están por arriba del mercado?, ¿Acaso con un enfoque más estricto se habría evitado la crisis hipotecaria Subprime en 2008?. De ninguna forma, digo que sea algo malo que un abogado esté a la cabeza de las decisiones más importantes en materia económica, pero sin duda, el enfoque será muy diferente y los mercados deberán aprender a leer esto.

 

La economía no sólo está hecha para economistas, ni las leyes para abogados. Es un tema de percepciones.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar