Diversificar, la regla de oro en inversiones

 
“Ningún inversionista prudente pone todos los huevos en una sola canasta. Pero una diversificación excesiva dificulta el rendimiento”, esta frase de Warren Buffet describe muy bien la regla de oro en temas de inversiones.
 
No solo en momentos de incertidumbre como el que vivimos actualmente, incluso cuando los mercados financieros parecen tener una tendencia clara, la diversificación es una de las claves de éxito cuando hablamos de grandes inversionistas. Pero, ¿hasta que punto la diversificación de un portafolio es importante?
 
Te lo contaré en 3 sencillos puntos:

1.    Mejores rendimientos
Combinar renta variable, renta fija, instrumentos dolarizados o en algún tipo de activo alternativo, ayuda a reducir volatilidad en un portafolio, lo que nos lleva a mejorar los rendimientos. 

2.    Reducir riesgo
El hecho de que un portafolio esté diversificado, entre diferentes clases de activos, empresas, industrias y países, ayuda reducir las minusvalías que una inversión pueda tener ante caídas fuertes del mercado, como la que vimos recientemente en marzo del 2020 por el tema de la pandemia.

3.    Te acerca a tu objetivo de inversión:
Sin importar si eres inversionista patrimonial (largo plazo) o inversionista de corto plazo, la diversificación de tu portafolio te ayuda a alcanzar la meta financiera que te hayas propuesto, ya que el ciclo natural de la economía genera que empresas de algunos sectores logren mas ganancias en ciertas temporadas del año o por algún evento extraordinario (decisiones políticas, económicas etc.), y al estar diversificado, puedes aprovechar los ciclos de cada industria para potencializar tus ganancias.
 
Hasta aquí, creo que tenemos clara la importancia, pero, sobre todo, los beneficios de mantener un portafolio diversificado, entonces ¿cómo lo hago? Existen varias formas, algunas complicadas, otras no tanto.  
 
Una de las más sencillas es precisamente a través de los fondos de inversión, ya que es un vehículo financiero que desde su escancia es un portafolio diversificado. Al tener esta característica, de entrada, ya cuentas con mejores rendimientos (de acuerdo a tu perfil de inversionista), al mismo tiempo que reduces el riesgo minusvalías en tu patrimonio y avanzas con firmeza hacia la meta que te hayas propuesto, todo con un nivel de diversificación calculado, sin excesos que dificulten el rendimiento y sin concentraciones que incrementen el riesgo.
 
La diversificación de un portafolio, no es tarea fácil, se requiere estar al tanto de la información financiera y económica que fluye diario, además de realizar análisis profundos de sectores o índices bursátiles, su comportamiento histórico, la expectativa a futuro, y como yo siempre digo, hay que dejar que los expertos hagan su trabajo, es decir, los gestores de fondos de inversión.
 
Perdidas importantes en el patrimonio de grandes inversionistas, se han evitado a lo largo de la historia a través de la gestión de fondos diversificados, pero no hay que ir mucho tiempo atrás para ver un ejemplo, en días recientes, dos importantes empresas mexicanas tuvieron pérdidas importantes en el valor de sus acciones, el 3 de junio del 2020 nos enterramos de que Banco Famsa esta en quiebra, las acciones de esta empresa han perdido cerca del 30% en menos de una semana. 
 
Estos casos recientes, afectaron de forma muy importante a inversionistas que estaban concentrados en los sectores a los que pertenecen estas empresas, porque cuando una empresa da señales de tener problemas, inevitablemente el mercado castiga a las empresas del mismo sector (al menos en el corto plazo) lo que se refleja en caídas en el precio de sus acciones o bonos. El hecho de no estar diversificados, realmente puede alejarte de tu meta financiera.
 
En un fondo de inversión, este riesgo por concentración esta mitigado y no solo eso, sino que el prospecto de inversión de cada fondo, puedes conocer la minusvalía máxima esperada que podrían tener los activos netos del fondo de inversión, solo debes buscar el concepto llamado VAR (Value at risk), y dado que un fondo de inversión está diversificado, el VAR es menor al que tendrías en un portafolio concentrado en ciertos sectores, empresas o países.
 
Por lo tanto, como ya mencionamos, no solo los grandes inversionistas siguen esta regla, sino que es un tema al que los gestores de fondos dan gran importancia, con el único objetivo de hacerte ganar.

Y, siguiendo con la  tradición de este blog, cerraré el tema con una frase relacionada con el tema.


               "Si quieren ser ricos no aprendáis solamente a saber cómo se gana, sino también                                                                    cómo se invierte", Benjamin Franklin
                


Un abrazo hasta donde estés leyendo esto
Tania MO
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!