Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

Tasas de interés subiendo y la inflación sin ceder

Para entender qué es está pasando en la economía mexicana y en a economía global en general, primero se debe comprender cómo funciona la política monetaria. Actualmente los bancos centrales de todo el mundo incluido el Banco de México, están buscando frenar la inflación mediante subidas de tasas de interés, pero ¿cuál se supone que debería ser el efecto de esto? 

Una subida en tasa de interés debería generar una disminución en el dinamismo de la actividad económica lo que debería ser traducido en un decremento de los precios, en otras palabras, al ser más caro el crédito se desincentiva el consumo y se aumenta el incentivo para invertir por lo que el dinero en circulación debería disminuir, y con eso los niveles inflacionarios tenderían a la baja. 

Claramente la realidad supera a la teoría ya que, actualmente se puede observar que por más esfuerzos que este haciendo la Banca Central por disminuir la inflación con este instrumento está resultando insuficiente, ya que si bien, se ha logrado un cierto freno, esta misma sigue incrementando mes con mes y el poder adquisitivo de la población cada vez se ve más limitado. 

La política monetaria no está respondiendo como se espera, y esto puede ser principalmente porque el problema inflacionario no es un problema que simplemente tenga que ver con los niveles de demanda, se deben considerar además los factores del lado de la oferta: problemas en las cadenas productivas aunado al cambio en el mercado laboral derivados de la pandemia por COVID-19 y los recientes enfrentamientos militares, así como los cambios climáticos que se han podido observar en los últimos años.

Si las autoridades monetarias siguen utilizando la tasa de interés como principal arma para combatir la inflación sin tener los resultados esperados quizá nos enfrentemos a una economía global con poco o nulo crecimiento y un alto nivel inflacionario en los siguientes meses. 

Mi principal recomendación para la población en general, es no endeudarse principalmente con tasas de interés variables, ya que se espera que México termine el año con tasas de arriba del 10%.
¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!