Tal vez sólo sea mi imaginación, pero he notado que la atención del público en general ha sido dirigida últimamente hacia el presente y el pasado. Tal vez la pandemia tiene algo que ver con eso, sea por la razón que sea, pienso que sacudirse y mirar hacia adelante puede ser una buena opción.

Para mi invertir es, en parte, hacer que nuestra mente sea la máquina que produce los ladrillos que se usaran para construir el futuro, en otras palabras, es pensar en el futuro después del futuro y eso particularmente ahora es más difícil de hacer porque estamos muy entretenidos en el 2020.

¿Qué es lo que viene?

  • Nuevos materiales: en los empaques desechables se está trabajando en crear nuevos polímeros basados en plantas. En una cantidad más amplia de aplicaciones (incluyendo la construcción) se piensa usar micelio.
  • Nuevas formas de interacción con las maquinas: A través de la neurociencia se van a poder controlar con el pensamiento exoesqueletos robóticos, computadoras y muchos tipos de máquinas, lo cual facilitará muchos procesos productivos.
  • Computación cuántica: Esta ayudará a resolver problemas muy complicados. A pesar de que no tiene aplicación directa para el público en general por ahora, será la base de desarrollos más avanzados en inteligencia artificial y ayudará a la exploración espacial.
  • Minería Espacial: Los recursos minerales de la tierra no son tan escasos como se piensa, el problema real es que cavar más profundo cada vez es más costoso y arriesgado, en algún momento será necesario ir por los recursos de algunos de los asteroides que orbitan en nuestra galaxia. Los cohetes reutilizables que está creando SpaceX van a facilitar el proceso.

La lista es interminable y no es mi intención en este artículo abarcar todos los campos y áreas del conocimiento que están creando nuevas herramientas que serán utilizadas en el futuro. La idea que quiero transmitir es la siguiente: resulta de gran ayuda mantener un enfoque dirigido hacía la ciencia y la tecnología como lo mencioné en mi artículo de inversión especializada.

Es bien conocido lo que está de moda hoy, lo que se utiliza en la actualidad y lo que está generando altos ingresos en el presente, pero es difícil saber si esa tendencia se mantendrá a largo plazo, así que interesarse en el futuro del futuro, aunque es una decisión más arriesgada puede resultar en un rendimiento más alto, siempre respaldado por una buena investigación. ¿A dónde podría dirigirse el futuro? Nadie lo sabe, pero se gana más tratando de responder la pregunta que tratando de evitarla.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar