Las Elecciones en Estados Unidos y su impacto en la frágil recuperación económica de México

La elección presidencial número 59 en Estados Unidos se acerca; y aunque diversas encuestas realizadas (por RealClearPolitics) indican que el favorito de los electores es el candidato del partido Demócrata Joe Biden, aún no se tiene como asegurado ningún resultado debido a que los resultados que se muestran solo reflejan la intención del voto popular de la población, más no la probabilidad de un candidato de ganar (debido a la complejidad del sistema electoral en E.U.).

 

La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca trajo consigo bastantes retos a la “normalidad política” no vistos desde hace mucho tiempo en Estados Unidos; desde una política exterior errática, irracional, y confusa basada en un nacionalismo bastante remarcado (especialmente en temas de migración) hasta el surgimiento de restricciones y tensiones comerciales con una gran cantidad de naciones (especialmente con China); solo han hecho que la sociedad en aquel país (actualmente enfrentada consigo misma) se encuentre en un estado de “fatiga” con la presidencia de Trump, de cara a las elecciones del próximo 3 de Noviembre.

 

La incompetencia (en el liderazgo) que muestra el actual mandatario (miembro representante del partido Republicano) para lidiar con la problemática sanitaria global parece ser la oportunidad que estaban esperando los miembros del partido Demócrata y su representante para lograr obtener una mayoría de simpatizantes antes de celebrarse las elecciones; sin embargo, esto no quiere decir que Biden (por su carácter liberal y más tradicional) vaya a cooperar con el gobierno de México en la búsqueda de soluciones comerciales que les permitan aumentar las ventajas competitivas en la región; situación que tendría que ser considerada como: “prioridad conjunta”, por el hecho de que ambos países están vinculados en materia de seguridad, economía y cooperación.

 

Con el fin de lograr aumentar su ingreso Per Cápita, México ya comenzó por implementar facilidades de negocio (tanto fiscales como administrativas) con el fin de brindarle  a las personas (físicas y morales) residentes en el país de una ligera certeza en cuanto al manejo y administración de sus recursos; esto debido a que en Estados Unidos residen alrededor de 38.5 millones de mexicanos mientras que en nuestro país se estima que viven 1.5 millones de estadounidenses, por lo que ambos sostienen una de las relaciones comerciales más importantes de la región; misma que genera aproximadamente 361,000 millones de dólares entre importaciones y exportaciones al año (marcando así una interdependencia migratoria y comercial entre ambos).

 

Debido a ésta situación, en México ya se empieza a apreciar una recuperación frágil y sostenible después del impacto económico negativo que la pandemia trajo consigo en marzo de 2020; en donde el principal índice bursátil mexicano (MEXComp) pasó de cotizar $46,338 a $38,327 en un periodo de 7 meses, representando una caída del 17.29%; asimismo el tipo de cambio (USD/MXN) registró un decrecimiento del 21.29% desde aquel momento de alta volatilidad, pasando de una cotización de $25.77 por dólar en marzo a $21.27 por dólar a inicios de octubre.

Así que los resultados de las elecciones presidenciales en Estados Unidos son especialmente importantes también para nuestro país.

 

           

La frágil recuperación sostenida “post-pandemia” de México.

 

El Tipo de Cambio a la espera de los resultados del 3 de noviembre.

 

REFERENCIAS:

  • XTB LATAM. (2020, 12 octubre). Metatrader (Versión 4) [USDMXN+, Weekly]. https://co.xtb.com/
  • XTB LATAM. (2020, 12 octubre). Metatrader (Versión 4) [MEXComp+, Weekly]. https://co.xtb.com/
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!