¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Finanzas para todos
Economía, política y finanzas personales: una discusión que todos entendamos

Repensando el ahorro

Solo 4 de cada 10 adultos mexicanos ahorra para el retiro. El 43.7% lo hace con mecanismos informales. Y lo que más me preocupa, casi la mitad de los mexicanos siguen pensando que no es necesario ahorrar para cuando sean viejos, y confían en que sean sus hijos quienes se ocupen de sus necesidades en el futuro. ¿Qué hacemos con esto? ¿Cómo podemos ayudarnos? Esto es en lo que quiero enfocarme hoy, en cómo comprendemos los errores que la gente comete hoy con el dinero, y convertimos esos desafíos en soluciones del comportamiento.

 

La teoría económica generalmente asume que las personas resuelven problemas importantes como lo harían los economistas. Se supone que las personas queremos suavizar el consumo a lo largo del ciclo de vida y se espera que resolvamos el problema de optimización de recursos en cada periodo antes de decidir cuánto consumir y cuánto ahorrar. 

 

El comportamiento real de una persona difiere de este plan óptimo por al menos dos razones. En primer lugar, el problema es difícil, incluso para un economista, al no poder calcular la tasa de ahorro correcta. Segundo, incluso si se conociera la tasa de ahorro correcta, las personas carecemos del comportamiento adecuado para reducir el consumo actual a favor del consumo en un futuro. 

 

Basta con mirar que cifras para saber que no estamos administrando bien el dinero.

 

¿Cómo se pueden tomar los principales errores que cometemos con el dinero y convertir los desafíos de nuestra conducta en soluciones para ahorrar? ¿Cómo podemos repensar el ahorro tomando en cuenta nuestra conducta? 

 

Hoy hablaremos de uno de los tres desafíos de nuestro comportamiento a los que nos enfrentamos al momento de ahorrar: el problema del autocontrol. 

 

En un experimento, explicado por Benartzi (2012) se le dijo a un grupo de personas que se reunirían en una semana que se les proporcionaría un snack. Podrían elegir entre opciones no saludables, como chocolates y saludables, como plátanos. La mayoría de las personas eligieron plátanos. Pero cuando terminó la semana, los experimentadores les dijeron a los sujetos que tenían suficientes chocolates y plátanos para todos. Cuando la gratificación inmediata era una opción, las personas, incluso los que inicialmente escogieron plátanos, eligieron chocolates abrumadoramente.

 

Benartzi (2012) afirma que la misma psicología funciona en las finanzas. Cuando nos enfrentamos a una elección futura, generalmente seleccionamos una opción más inteligente, como el ahorro, mientras que una opción inmediata desencadena el placer de gastar. Los escáneres cerebrales muestran que las áreas emocionales y lógicas de nuestros cerebros luchan sobre lo inmediato.

 

El autocontrol no es un problema en el futuro. Se trata un problema del ahora, cuando el chocolate está frente a la persona. ¿Qué tiene que ver esto con el el ahorro? Las personas tienen la necesidad de la gratificación inmediata, o como le llaman algunos economistas, el sesgo del presente. Muchos pensamos sobre el ahorro, sabemos que debemos ahorrar, sabemos lo que haremos el año que viene, pero la mayoría, gastamos hoy.

 

Si pensamos en el problema de los plátanos y los chocolates, vemos que pensamos que vamos a comer plátanos la semana próxima. Pensamos que vamos a ahorrar más el año que viene. La solución que Benartzi encuentra al problema del autocontrol, es incitar a los empleados, a través de las prestaciones de las empresas a ahorrar más, pero quizás el año que viene, en algún futuro momento cuando puedan imaginarse comiendo plátanos, participando más con la comunidad, haciendo más ejercicio y haciendo todas las cosas bien. Invitarlos a seleccionar un plan de ahorro en el futuro, cuando reciban su aguinaldo o cuando reciban un aumento salarial. Se tiene que abordar a las personas para que aumenten sus tasas de contribución un tiempo considerable antes de su aumento salarial programado. Debido al descuento hiperbólico, el desfase entre las fechas de inscripción y de puesta en marcha del aumento de la tasa de ahorro debe ser tan largo como sea posible.

 

La solución a este primer desafío de la conducta es vergonzosamente simple, pero increíblemente poderosa. Muchas empresas americanas han optado por este tipo de estrategias, gente que estaba luchando por ahorrar, que estaba ahorrando el 3% de su sueldo con este tipo de medidas,3.5 años más tarde, está ahorrando casi cuatro veces más, casi el 14%.

 

Quiero cerrar diciendo que el comportamiento financiero es extremadamente relevante. Esto es sólo un ejemplo. Todavía hay mucho por hacer. En el próximo post hablaremos de un desafío más:  la aversión a la pérdida. 

 

Referencia:

Benartzi, S. (2012). The simple question that will encourage saving. Recuperado de: https://www.ft.com/content/56adcfbe-66ba-11e1-863c-00144feabdc0

 

Autor del blog

  • Alejandra Aguilar

    Estudiante de Finanzas y Contaduría Pública. Me interesa la política, la economía, y los proyectos que fomentan la educación de finanzas personales en México. Me mantengo en una veta de aprendizaje continuo.

Envía tu consulta