¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Finanzas y economía
Alternativas de inversión

¿Elevar el salario mínimo genera inflación?

La gran incógnita entre economistas: ¿Incrementar el salario minio genera inflación? La respuesta a esta pregunta y muchas otras siempre será la misma: depende. La respuesta siempre estará en función al modelo con el que se analice y los supuestos del mismo.

Entre economistas no existe una verdad absoluta que rija a la realidad; esto es porque ninguna economía es igual que otra, incluso siendo parte del mismo grupo, por ejemplo, la economía mexicana no es igual a ninguna otra economía emergente.

 

Elevar el salario mínimo puede generar una gran cantidad de efectos en la economía, desde positivas para aquel porcentaje de la población que gana el salario mínimo, pero también podría traer consecuencias negativas que se verían traducidas en presiones inflacionarias. El impacto del incremento dependerá principalmente de tres factores:

  • La eficiencia del mercado laboral.
  • El grado de competencia del mercado.
  • El nivel en el que se incrementara el salario.

Aumentar el salario mínimo cuando se encuentra por debajo del precio de equilibrio incentiva el aumento del empleo. Si el salario mínimo se encuentra por debajo del precio de equilibrio (“Whatever that means”), entonces el incremento del salario mínimo provocara que la gente que no cuenta con empleo salga a buscar uno, aumentando la eficiencia económica.

Un alto nivel de competencia económica diluye el efecto transmisión de elevar el salario mínimo sobre el nivel de precios. Suponiendo que una empresa tuviera un amplio poder de mercado y un gran número de trabajadores ganando el salario mínimo, esta optaría por ajustarse mediante un incremento en el precio de los productos.  Sin embargo, si en el mercado existe competencia, la empresa optaría por incrementar la productividad de los factores de producción (Sistematizar procesos, gastar menos en publicidad, etc.) para evitar incrementar el precio debido a que esto traería consigo vender menos y a su vez menores beneficios.

El impacto sobre el consumo estará en función al grado del aumento. No es lo mismo incrementar el salario mínimo a una tasa igual que el incremento en la productividad a un aumento por debajo de este. En este sentido, un fuerte incremento podría incentivar el consumo, pero a su vez elevar los precios por el incremento de la demanda. Del mismo modo, también influye la cantidad de personas que ganan el salario mínimo,

 

Evidencia empírica.

Antes del 2016 la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) argumentaba que no podía incrementar libremente el salario mínimo debido a que una gran cantidad de obligaciones (multas, impuestos, prestaciones y tarifas) estaban indexadas a este. Con base en ello, se crea la Unidad de Medida y Actualización (UMA) como una nueva referencia de medida y de esta manera se permitiera el crecimiento del salario mínimo, de forma independiente,sin afectar otras esferas o ámbitos. 

Sin embargo, a pesar de ser esta la principal razón de no incrementar el salario mínimo en mayores proporciones, los economistas seguimos discutiendo hasta qué punto es bueno elevar el SM. Aquí algunos datos:

Elevar el salario mínimo tiene efectos nulos sobre la productividad. De acuerdo con los datos, la correlación lineal que existe entre el incremento del salario mínimo y el aumento de la productividad da un resultado de 0.01%. A continuación, se presenta una gráfica que muestra la correlación entre estas variables en los últimos once años.

Lo que resulta interesante es que aún con los incrementos más fuertes del salario mínimo no existe un aumento considerable en la productividad. Una de las razones pudiera ser que el número de trabajadores que gana el salario mínimo es relativamente bajo ya que se registra como el 15.8% de la Población Económicamente Activa (PEA) según datos de la ENOE (Inegi, 2019). O en su defecto, que el incremento del SM ha sido muy bajo.

Correlación positiva entre el incremento del salario mínimo y el alza en precios. La relación entre el incremento del salario mínimo y la inflación es del 62.8% la cual está representada en el siguiente gráfico.

Tal como podemos observar, la correlación es positiva. Lo cual nos indica que aquellos años en los que se ha incrementado el salario mínimo también han sido aquellos en los que la inflación crece más. Sin embargo, esta estadística no es un determinante para definir que elevar el salario mínimo genera inflación, debido a que la inflación depende de muchos factores y no solo del incremento del SM.

La constitución establece en su articulo 123(A-VI) establece lo siguiente:

Los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos. Los salarios mínimos profesionales se fijarán considerando, además, las condiciones de las distintas actividades económicas.

Tomando la cita pasada como un referente, se muestra a continuación la relación entre la línea de pobreza alimentaria (LBM) y no alimentaria (LB), reportada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval, 2019) multiplicada por un tamaño de hogar de 3.7 que es el reportado en la Encuesta Nacional de Ingreso-Gasto de los Hogares 2015 (Inegi, 2019). El salario mínimo lo calculo al mes asumiendo tiempo completo, y como un promedio simple entre las zonas del salario mínimo.

El SM se ha quedado rezagado con respecto al monto mínimo necesario para no ser considerado como un individuo en situación de pobreza por el CONEVAL. En otras palabras, si un jefe de familia es el único proveedor en un hogar promedio de 3.7 personas y trabaja con el salario mínimo no le alcanzaría para no estar en situación de pobreza ni en el sector rural ni en el urbano.

El punto óptimo desde mi punto de vista seria incrementar el SM a la máxima tasa posible tomando en cuenta los tres puntos mencionados anteriormente para evitar que el incremento del salario quede diluido con respecto un incremento en el nivel de precios.

En este sentido, procurar la competencia económica y aumentar responsablemente el salario mínimo no solo ayudaría a que el 17.6% de la población que se encuentra en pobreza extrema (Inegi, 2019) salga de esta condición, sino que al procurar la competencia se evitaría en buena medida que el ajuste se haga vía precios, las empresas mejoren su productividad y se incremente el consumo.

 

Referencias

Coneval. (Enero de 2019). Medición de la Pobreza . Obtenido de https://www.coneval.org.mx/Medicion/MP/Paginas/Lineas-de-bienestar-y-canasta-basica.aspx

Inegi. (Enero de 2019). Encuesta Nacional de Ocupación y Empelo (ENOE). Obtenido de http://www.beta.inegi.org.mx/app/tmp/infoenoe/Default_15mas.aspx?s=est&c=27736

Inegi. (Enero de 2019). Tamaño promedio de los hogares por entidad federativa según jefatura del hogar, 2000 a 2015. Obtenido de http://www.beta.inegi.org.mx/app/tabulados/pxweb/inicio.html?rxid=2a7423ff-cf36-4e8f-8cec-f04faba3b2a3&db=Hogares&px=Hogares_03

Inegi. (Enero de 2019). Tamaño promedio de los hogares por entidad federativa según jefatura del hogar, 2000 a 2015. Obtenido de http://www.beta.inegi.org.mx/app/tabulados/pxweb/inicio.html?rxid=2a7423ff-cf36-4e8f-8cec-f04faba3b2a3&db=Hogares&px=Hogares_03

 

Autor del blog

  • Abrahamrg

    Economista por el IPN, apasionado por los mercados, la eficiencia y los datos duros. Sigueme en twitter: @Abraham17RG

Envía tu consulta