Acceder

ETFs de Volatilidad

Si has oído hablar del índice del miedo o el VIX te habrás preguntado si se puede invertir en él. Hay una buena noticia y una mala para responder esa duda. La mala noticias es que no podemos invertir directamente en índices, ya que son representaciones teóricas de algo, y en el caso del VIX, ni siquiera tiene acciones en su pancita que se puedan comprar. Pero la buena noticia es que lo podemos hacer a través de instrumentos financieros que tratan de replicar dichos índices, y aunque no hacen exactamente lo que hace el índice, es lo más cercano que tenemos.

Existen varias formas de seguir al VIX y a otros índices de volatilidad, en este artículo hablar de los ETFs que tratan de replicar su comportamiento.

ETFs Volatilidad
ETFs Volatilidad



¿Qué es el VIX?

Tenemos que comenzar por saber qué es el índice VIX, y como este no es un artículo dedicado completamente a explicarlo, entonces seré breve.

El Índice de Volatilidad del CBOE creado en 1993, comúnmente conocido como VIX, es un índice que mide las expectativas de volatilidad implícita del mercado a 30 días en los precios de las opciones del S&P500. 

Tal y como ya dije, el VIX no es un activo en el que se pueda invertir directamente. Más bien, refleja el consenso del mercado sobre la volatilidad futura esperada, y para tener exposición a él lo podemos hacer a través de futuros, opciones y ETFs. Sobre estos últimos es de lo que trata este artículo.

¿Qué son los ETFs de volatilidad?

Los ETFs de volatilidad son fondos cotizados que nos dan exposición al VIX principalmente, y también a otros índices de volatilidad de diferentes activos. Esto lo hacen comprando derivados financieros, que casi siempre son contratos de futuros para tratar de replicar los movimientos del VIX a diferentes maduraciones.
Por lo tanto, no siguen el precio actual o spot o de contado del VIX, sino el precio que el mercado espera a una fecha futura. Dicha fecha puede ser a diferentes plazos dependiendo el ETF.

Para mantener una exposición continua al VIX, estos ETFs deben de hacer un rollover, es decir, vender los contratos de futuros que están a punto de vencer y comprar los del siguiente vencimiento. Esta operación, además de generar costos, también tiene muchas veces un efecto negativo conocido como contango, en donde el precio de los contratos vendidos es menor al precio de los que se tienen que comprar, y lo que se termina haciendo es vender barato y comprar caro. Es por esta razón que los ETFs que tienen derivados financieros en su pancita terminan con una pérdida de aceite constante que impacta los retornos a largo plazo.

Al igual que otros ETFs que siguen estrategias más sofisticadas como los apalancados e inversos, estos también nos permiten acceder a ellas de una forma simple, pero es importante entenderlos bien, ya que no hay que confundir simplicidad con simplista. De lo contrario, podríamos estar comprando algo que aumenta nuestro riesgo, no hace sintonía con nuestro perfil y expectativas, y seguramente estamos aplicándolo en la estrategia incorrecta.

Si te interesa, aquí hay un artículo de ETFs Apalancados e Inversos.

Ventajas de los ETFs de volatilidad

La primer ventaja es darnos exposición a estrategias que antes solo eran accesible para inversores institucionales y profesionales. Y hacerlo de una forma simple y de bajo costo, ya que no es necesario abrir una cuenta para negociar contratos de futuros, ni tener una cuenta de margen ni pedir prestado para apalancarse. Podemos comprar ETFs de Volatilidad, sencillos o apalancados o inversos desde nuestra cuenta de broker regulado.

Otra ventaja es la de coberturas. Ya que el VIX tiene una alta correlación con los retornos del SP500, entonces un ETF que sigue al VIX nos puede proporcionar cobertura contra movimientos negativos y extremos en los retornos del SP500. Si nuestra cartera de RV tiene betas de 1 o mayores, entonces podríamos usar estos ETFs de Volatilidad para cubirnos contra fuertes caídas inesperadas.

Si nuestra estrategia probada es para aprovechar momentos de alta volatilidad o incluso de volatilidad regresando a su media, entonces estos ETFs son la mejor herramienta para hacer trading.

Pero no todo son miel sobre hojuelas. Los ETFs del VIX o de Volatilidad tambien tienen riesgos.


Riesgos asociados con los ETFs de volatilidad

El principal riesgo que tienen estos instrumentos es no entenderlos bien y pensar que son para largo plazo cuando realmente fueron diseñados para el corto plazo.

Si vemos las gráficas históricas de los ETFs de Volatilidad, siempre encontraremos tendencias bajistas debido a esa pérdida de aceite que mencioné.
Retornos históricos ETFs VIX
Retornos históricos ETFs VIX

Otro riesgo del que poco se habla es la estructura legal de este tipo de ETFs que en su mayoría son realmente ETN o Exchage Traded Note. Esto significa que son deuda no garantizada, es decir, deuda que el gestor del ETN emitió y que en el peor escenario no tiene la obligación de pagarla. Para poner un ejemplo claro y real, Lehman Brothers tenía ETNs y cuando quebró su valor es esfumó y quienes los tenían perdieron todo el dinero.

Por eso es muy importante leer el prospecto de inversión de cada ETF y entenderlo, o preguntar si algo no nos queda claro.

Por último, pero no menos importante, son las comisiones anuales que estos ETFs cobran. No es un riesgo, sino más bien una desventaja, ya que comisiones altas se comen poco a poco los retornos.


Cómo utilizar los ETFs de volatilidad en tu estrategia de inversión

Este tipo de ETFs no deben de usarse a la ligera ni por “feeling”. Lo mejor es utilizar estrategias probadas, ya sea tendenciales o de rotación por momentum.

Tal y como mencioné, pueden servir para coberturas, de preferencia seculares en lugar de tácticas. También se pueden usar en trading de corto y mediano plazo que siga tendencias, reversión a la media e incluso el agotamiento de famoso market breath.

Solo hay que recordar que este tipo de estrategias van de probabilidades y no de certezas y que, por lo tanto, no siempre funcionarán, pero no por eso hay que abandonarlas. Hay que juzgarlas las suficientes veces para que la mayoría caigamos en la probabilidad de éxito.

Ejemplos de ETFs de volatilidad en México

  • SVIX -1x Short VIX Futures ETF
    • Comisión anual: 1.47%
    • Retorno: 17.10%
    • Ticker: SVIX
  • SVXY ProShares Short VIX Short-Term Futures ETF
    • Comisión anual: 0.95%
    • Retorno: 13.40%
    • Ticker: SVXY
  • SVOL Simplify Volatility Premium ETF
    • Comisión anual: 0.50%
    • Retorno: 5.23%
    • Ticker: SVOL

¿Buscas un bróker? Mira nuestras recomendaciones:

eToro

Depósito mínimo de $200 y app sencilla

Ver más
Interactive Brokers

Bróker popular con más de 1,5 millones de clientes

Ver más
XTB

Sin depósito mínimo. Academia de trading gratuita.

Ver más
Tradeview

Con oficinas físicas en Latinoamérica Opera con acciones, futuros y forex.

Ver más
  • ETFs
  • Volatilidad
  • VIX
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
El mejor broker para ti

Te ayudamos a encontrar el bróker que mejor se adapta a ti

    Productos disponibles
    Frecuencia
Acepto que mis datos sean tratados por Rankia S.L. con el objeto de informarme de productos y servicios relacionados con brokers.