No todo el dinero que ingresa a tu cuenta bancaria se considera un depósito en efectivo, es importante saberlo para no caer en errores o preocupaciones sin sentido, pues hay quienes piensan que serán vigilados por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) si sobrepasan los 15 mil pesos en depósitos al mes, y ello no es así.
 

¿Qué se considera un depósito en efectivo?

La ley fiscal en México considera que un deposito en efectivo ocurre cuando:
Se deposita, ya sea en moneda nacional, extranjera o en cheques de caja, dinero a una cuanta de nuestro sistema financiero.

 

No se consideran depósitos en efectivo los siguientes:

  • Depósitos por transferencia electrónica.
  • Traspasos entre cuentas.
  • Títulos de crédito (documentos que obligan a un pago).
  • Cualquier documento o sistema pactado con alguna institución financiera.
 
Existe una confusión entre la población que tiene que ver con que depósitos superiores a 15 mil pesos hacen que el titular de la cuenta sea vigilado por el SAT debido a que este querrá saber cómo obtuvo ese dinero y si debe pagar impuestos por ello.
 
La realidad es que la Ley del Ingreso Sobre la Renta (LISR) establece que antes del 15 de febrero de cada año, la banca debe informar a la autoridad sobre los depósitos en efectivo de un contribuyente cuando el monto mensual acumulado en todas las cuentas donde sea titular en una misma institución bancaria supere los 15 mil pesos. Ojo, la regla dice que “se deben informar los depósitos en efectivo” de modo que quedan exentos todos aquellos que ya mencionamos que no son considerados así por la ley.
 
Sin embargo, lo más importante es no perder de vista que sí se debe pagar ISR por los ingresos que los residentes en nuestro país reciban (ya sean mexicanos y extranjeros) sin importar el origen de estos y sin importar si superan o no los 15 mil pesos mensuales.
 
Hay excepciones contempladas en la LISR que no pagan ISR, se trata de ingresos en efectivo por:
  • Prestaciones de seguridad social.
  • Cajas de ahorro.
  • Viáticos.
  • Donativos recibidos del cónyuge, padres, hijos, entre otros.




Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!