Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

Dentro de las instituciones de microfinanzas existe una gran divergencia de opiniones acerca de si el énfasis debe ser puesto en la sustentabilidad financiera o en la profundización del impacto social a través de la reducción de la pobreza. En ese contexto se discute particularmente cuál es el impacto en la sustentabilidad financiera al prestar a los sectores más pobres.

Desde el punto de vista del impacto social, la polémica se plantea con respecto a cuál es la estrategia que reducen en mayor medida de la pobreza: concentrarse exclusivamente en los más pobres o incluir a personas de bajos ingresos en general. A continuación desarrollaremos estos aspectos.

"El trade off entre impacto social y autosustentabilidad"

Los donantes internacionales, que representan una de las fuentes más importantes de provisión de fondos para las ONGS que otorgan microcréditos, estos fondos sólo están dirigidos a una porción muy selecta de ONGS, mientras que el resto, que por alguna razón no califican (escala, etapa de madurez, ubicación, enfoque, entre otros), quedan libradas a la obtención de sus propios recursos, están imponiendo criterios muy estrictos de composición de capital propio con relación a los fondos recibidos, así como el creciente reclamo de que las mismas alcancen la sustentabilidad financiera.

Los argumentos esgrimidos en favor de la búsqueda de sustentabilidad financiera se vinculan con la necesidad de que las IMFS aseguren su perdurabilidad (a través de la independencia económica) con el tiempo, ya que solo así pueden llegar a alcanzar los objetivos propuestos. A esta razón podría añadirse otra más, relacionada con efectos dinámicos. Si consideramos la importancia del aprendizaje que las IMFS desarrollan con el paso del tiempo (especialmente en cuanto a las mejoras organizacionales que suelen producirse), la perduración se torna una condición necesaria para alcanzar un alto nivel de eficiencia.

Asimismo, la meta de autosustentabilidad tendería a incrementar la eficiencia y a disciplinar el gerenciamiento de las IMFS.

La búsqueda de autosustentabilidad financiera puede llegar a producir cambios organizacionales y metodológicos en las IMFS que lleven a desvirtuar su objetivo inicial de aliviar la pobreza. En primer lugar puede implicar una redefinición de la población beneficiada hacia los estratos menos pobres dentro de los pobres y un aumento en el monto de los créditos (lo cual también puede tender a desplazar a los más paupérrimos). En segundo término, puede llevar a incrementar significativamente las tasas de interés de los préstamos para la gente necesitada. Esto equivale a un aumento en la proporción de la nueva riqueza generada por los clientes que las instituciones captan, por lo que el impacto sobre la pobreza tiende a reducirse

¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
  • Fiscalidad
  • Bancos
  • microcréditos
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!