Consumir lo hecho en México fortalecería nuestra economía

Consumir lo hecho en México fortalecería nuestra economía

Cuando sales a comer o a tomar un café, ¿prefieres ir a una cadena como McDonald’s, Burger King, Starbucks, Domino's pizza, etcétera? ¿o prefieres ir a la cafetería, fonda o restaurante local? es decir, aquée establecimiento que está dentro de tu colonia o dentro de un mercado popular. ¿Sabías que consumir lo hecho en México fortalece nuestra economía, genera empleos y nos hace menos dependientes de las importaciones? Ahora más que antes debido a la crisis económica por el confinamiento del Covid o Coronavirus, necesitamos consumir productos nacionales para impulsar nuestra economía y generar los empleos que se han perdido.
 
Los mexicanos estamos llenos de prejuicios en muchos aspectos y a veces por ello preferimos consumir marcas y franquicias  globales pensando que ello nos da estatus; o simplemente nos dejamos llevar por la publicidad, entonces caemos en esta red del mercadeo y no hacemos comparaciones de producto, pues contrario a lo que se piensa popularmente, no siempre lo más caro es lo mejor.
 
Importancia de consumir lo hecho en México.
 
Ciertamente en los últimos años la propaganda oficial nos ha dicho que somos el país número uno en producción de automóviles por ejemplo, pero lo que no nos dicen es que más bien somos el país número uno en maquilar automóviles ¿acaso existe alguna marca de coches mexicana? ¿no verdad? lo que hacemos muy bien es vender nuestra mano de obra (barata en muchos casos) a empresas que no son mexicanas (y muchas de ellas además ni siquiera pagan los impuestos que deberían pagar), como la automotriz, pero también en el ramo de la aeronáutica, la construcción, el turismo, etcétera.
 

¿Cómo nos afecta no consumir lo hecho en nuestro país, por manos o industrias mexicanas?

 
Cuando consumimos los productos y/o servicios hechos en México, ya sea comer en algún lugar o comprando una prenda de vestir por ejemplo, lo que hacemos es mover el mecanismo de la economía doméstica, la interna, beneficiamos a las familias de compatriotas dueñas de las marcas, pero además también beneficiamos a los que transportan las materias primas, a quienes las venden, etcétera. Consumir lo hecho en nuestro país todos los días mueve las cadenas de la microeconomía y ello a largo plazo moverá las cadenas de nuestra macroeconomía.
 
Cuando consumimos productos hechos en México, evitamos el desempleo, evitamos que nuestra moneda se devalúe, hacemos que nuestro país tenga un mercado interno más fuerte, lo hacemos dinámico, hacemos crecer nuestra propia economía, hacemos que nuestro país dependa de nosotros mismos y no de lo que pase con las empresas de afuera; consumiendo lo hecho en nuestro país hacemos que la economía nacional tenga maneras de resistir los golpes y las crisis provocadas por empresas del exterior.
 
No consumir productos nacionales y buscar mercancías que son de origen extranjero, además de hacer que se extingan mercancías y cultura hecha en nuestra tierra, fomenta que dependamos del exterior, además que por el simple hecho de ser de fuera pagamos mucho más por impuestos.
 
Cada vez que dejamos de comprar más y más productos mexicanos contribuimos al estancamiento económico que hemos padecido en los últimos años, y si además de ello le sumamos la recesión económica del Covid lo que tenemos es la muerte de muchas PyMes y recordemos que las micro, pequeñas y medianas empresas mexicanas son las que generan más de 95% del empleo en este país.
 
Los mexicanos tenemos ciertas particularidades al consumir: diversos estudios (Nielsen, Linio, etcétera,) han revelado que cuando se trata de comprar mercancías para el cuidado personal, para el hogar y tecnología preferimos marcas globales, pero en comida nos inclinamos por los productos nacionales y sugieren que es porque "los consumidores suponen que así apoyan a la economía nacional".
 
 
Debemos consumir más lo hecho en México ante el brote de Covid
Esta es la recomendación de los empresarios. La Confederación de Cámaras Industriales de México (Concamin) dice que actualmente apenas 21% de lo que se consume es producto nacional y también aseguró apenas en marzo que tanto empresas como consumidores deben preferir lo hecho en nuestro país porque:
  • Mantiene la demanda interna.
  • Conserva la actividad productiva del país.
  • Nos ayuda a no depender de importaciones, tanto a consumidores como a empresas incluyan en sus procesos productivos más contenido nacional.
 
 
La responsabilidad no es sólo del consumidor
En este sentido, los micro, pequeños y medianos empresarios también deben regresar a lo nacional, porque además de generar identidad, cuando cambian sus procedimientos privilegiando lo hecho en el país, también contribuyen a fortalecer la economía y a poner en circulación el dinero dentro de México en vez de comprar cosas afuera y de esta manera estar sacándolo del país por así decirlo.
 
Para que las micro, pequeñas y medianas empresas no desaparezcan en cinco años (que es su promedio de vida) deben hacer lo siguiente:
 
  • Establecer modelos de negocios. Si no lo hacen detienen su crecimiento y es así que solo duran un lustro aproximadamente.
  • Que no dependan de fondos o apoyos gubernamentales.
  • Deben innovar.
  • Deben tener estrategias de venta.
  • Adaptar sus productos o servicios a las necesidades del mercado y la competencia.
 
Cuando hacen lo anterior pueden salir adelante, pasar de la mortal línea de vida de los cinco años y consolidarse en el mercado.
 
Es muy importante consumir productos y servicios mexicanos en esta contingencia por Coronavirus porque el dinero que gastas con ellos circula aquí y aquí se queda haciendo el ciclo de la economía. Cuando dejamos de comprarle a nuestras PyMes y gastamos en grandes consorcios hacemos que el dinero salga de nuestro país (pues se lo llevan a sus matrices y además muchas transnacionales no pagan los impuestos que deberían), afectando nuestra economía, a nuestros empresarios y al final de la cadena a nosotros también.
 
 
 
¡Sé el primero en comentar!
Comentar