Austeridad de AMLO: empresas se benefician por fuga de cerebros especializados

Austeridad de AMLO: empresas se benefician por fuga de cerebros especializados

El Plan de Austeridad que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador ejercerá en su nuevo gobierno contempla recortar a casi 200 mil trabajadores de confianza, de hecho durante la primera quincena de julio la misma Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) mandó un oficio a todas las dependencias federales informándoles que ya no se podían hacer contrataciones después del 16 de julio. Esta medida es aplaudida por un gran sector de la población, sin embargo, hay personas en el gobierno federal de México que por a su alta especialización están al frente de organismos de gobierno importantes y en consecuencia ganan más salario que el presidente. Ahora, con este plan de austeridad y tope salarial del próximo gobierno, habrá fuga de cerebros de alta especialidad y la iniciativa privada dentro y fuera de México lo sabe, de modo que ya se alista para atraer a ese talento e incorporarlo a sus empresas.

 

Austeridad de AMLO empresas se benefician por fuga de cerebros especializados

 

Austeridad de AMLO - ¿Cuántos trabajadores “de confianza” hay en el gobierno federal?

El recorte de 70% de empleados de confianza significa eliminar a 194 mil 805 funcionarios públicos que pasarán a las filas del desempleo a partir de la entrada del nuevo gobierno, de hecho más de 20 mil ya han sido despedidos desde que se anunció la medida.

 

Sin embargo, en los burócratas también hay niveles, y aunque los salarios que ganan están entre los 9 mil 308 y los 211 mil 440 pesos al mes, entre los trabajadores de confianza están los titulares de dependencias, subsecretarios, oficiales mayores, directores generales, directores de área, subdirectores, jefes de departamento y de enlaces, los cuales tienen actualmente los siguientes salarios:

 

PUESTO

SALARIO MENSUAL

Presidente de México

$207,591

Secretario de Estado

$199,533

Subsecretario

$198,244

Jefe de unidad

$195,362

Oficialía Mayor

$189,555

Director General

$188,419

Director General Adjunto

$152,790

Director

$123,136

Fuente: Secretaria de Hacienda y Crédito Público

 

Austeridad de AMLO - ¿Qué áreas de gobierno serán las más afectadas?

Este plan de austeridad afectará principalmente a los trabajadores de las áreas de Comunicación Social de las dependencias e instituciones de gobierno (donde laboran unas mil 172 personas, gran parte son empleados de confianza), ya que estas desaparecerán y sus labores las llevará a cabo la Oficina de la Presidencia.

 

 

Austeridad de AMLO - Sólo algunos podrían colocarse en la iniciativa privada

Mudar las secretarias de gobierno a otros estados del país, junto a los sueldos más bajos y con mayores responsabilidades para sus titulares y jefes, haría que muchos burócratas (ojo, los más preparados) evalúen si les es más conveniente irse a laborar a la iniciativa privada, dentro o incluso fuera de México. Estas nuevas condiciones sin duda harán que muchos se replanteen el hecho de laborar o no en el servicio público en nuestro país, principalmente en aquellos que tienen una alta especialización para trabajar, por ejemplo, en el sector salud o el energético.

 

Este nuevo panorama de ajustes en las percepciones económicas para quien se desempeñe en el gobierno propiciará fuga de talento de muy alta especialización, el cual podría colocarse en la iniciativa privada con relativa facilidad. Sin embargo, el problema es que no todo el que trabaja en sector público es especializado y se ve difícil que la iniciativa privada de nuestro país pueda atraer a sus filas a ese ejército laboral que podría quedar a la deriva al llegar diciembre, tanto por cantidad de puestos de trabajo existentes y porque la cultura laboral de quien trabaja en gobierno es muy diferente en comparación a quien siempre ha trabajado y se ha desarrollado en la iniciativa privada.

 

Las principales diferencias de trabajar en el sector público y en la iniciativa privada son, entre otras:

 

ORGANISMO DEL SECTOR PÚBLICO

EMPRESA DEL SECTOR PRIVADO

No hay fines de lucro.

Se debe generar una utilidad, o sea ganancia que se convierte en valor para accionistas.

El rendimiento es social (impacto y valor del presupuesto asignado).

Genera un rendimiento sobre el patrimonio del capital de la empresa.

Los ingresos los aporta el presupuesto.

Los ingresos los aportan la cantidad de ventas.

No hablan el lenguaje de la iniciativa privada (qué es costo de ventas, utilidad, etc.)

Comprende los conceptos de la iniciativa privada.

No saben cómo generar valor monetario.

Saben cómo generar valor monetario.

Regularmente no relacionan los recursos con generación de ganancia.

Optimizar recursos para generar la mayor ganancia.

No están enfocados a logros.

Están enfocados a logros.

 

Debido a lo anterior, la principal queja u observación de los reclutadores que entrevistan a gente que ha trabajado en gobierno y que quieren pasarse al sector privado, es que no entienden cómo se opera en una empresa, de modo que quienes hayan trabajado en sector público y quieran buscar una oportunidad en sector privado deberán prepararse, documentarse y comenzar a entender el lenguaje de las empresas.

 

Austeridad de AMLO - Empresas del sector privado ya se preparan para “cazar” al talento que laboraba en gobierno

Sin duda, el plan de austeridad y tope salarial de la nueva administración federal es la oportunidad que muchas empresas esperaban para atraer talento altamente valorado, veamos por qué:

 

El último Índice Global de Habilidades 2016-2017, realizado por Hays y Oxford Economics que midió a 33 economías del mundo, indicó que las empresas de nuestro país seguían teniendo problemas para encontrar al candidato ideal que cubra las habilidades y responsabilidades de sus puestos de trabajo de alta especialización, en este sentido y en una escala del 0 al 10, México tenía un 5.6 de calificación para encontrar al talento especializado.

 

Por separado y por las mismas fechas, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) señaló que en los próximos años, las industrias instaladas en México necesitarán de trabajadores altamente especializados.

 

En marzo de 2018, nos enteramos que más de 13.5% de todos los posgraduados mexicanos han sido reclutados por empresas en Estados Unidos, las cuales les ofrecen en general buenos salarios y mejores condiciones de trabajo.

 

La Coordinación del Seminario Universitario de Estudios sobre Desplazamiento Interno, Migración, Exilio y Repatriación (SUDIMER) de la UNAM, asegura que un migrante altamente calificado tiene un camino más fácil para irse a laborar al vecino del norte, pues las compañías del otro lado de la frontera suelen hasta invitarlo y llevarlo al país para mostrarle y ofrecerle empleo. Además, es sabido que muchas empresas de Estados Unidos manejan una cultura agresiva (y muy especializada a su vez) en atracción y caza de talento, apalancada por una política que brinda facilidades de llegada a EU para personas que dominan a un alto nivel su campo de trabajo.

 

A nivel global, hay un millón 400 mil talentos mexicanos repartidos por empresas de todo el mundo, y ello nos convierte en el sexto mayor expulsor de cerebros y de migrantes altamente calificados, y ahora que el gobierno dejará ir a muchos de ellos debido a este plan de austeridad, no sería sorpresa que esta cifra aumente y que más cerebros se vayan a empresas privadas dentro y fuera de México, principalmente al mercado laboral de Estados Unidos.

 

Austeridad de AMLO - Sufrirán las áreas de alta especialización del gobierno. Ejemplos

Caso Banco de México

Apenas se supo que el tope salarial era sólo un anuncio, decenas de trabajadores del Banco de México con 30 años de trayectoria optaron por ejercer su derecho a la jubilación debido a que no quisieron ver reducidos sus ingresos en 30%, ni acogerse a los cambios económicos que anunció el próximo gobierno de AMLO. Los ahora ex empleados de Banxico dicen que en total podrían irse unos 200 trabajadores con altos salarios, dejando vacantes esos puestos para la próxima administración pero con salarios más bajos y topados.

 

Y es que algunos puestos del banco central ganarían más que el próximo presidente de México, quien se ha fijado su sueldo en 108 mil 274 pesos mensuales, por ejemplo:

 

  • El actual gobernador del Banco de México gana 247 mil 865 pesos mensuales.
  • Los subgobernadores ganan 240 mil 437 pesos al mes anuales para cada uno.
  • La única subgobernadora del organismo gana 242 mil 171 pesos al mes.

 

 

Caso Sector salud

El recorte de salarios para la alta burocracia también afectará a los directores de los 12 institutos de salud del país así como a los encargados de los diferentes hospitales, los cuales tienen un salario mayor al nuevo salario presidencial y ello podría motivar la fuga de talento.

 

Por su parte, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) advierte que este plan de austeridad afectará a los directores de los Institutos Nacionales de Salud y podrían irse de México en búsqueda de nuevas oportunidades, o como ya dijimos, la iniciativa privada nacional y extranjera ya se prepara para hacerles una oferta de trabajo.

 

 

El problema no se soluciona solamente con topes salariales, hay que atacar las prestaciones

Un plan de austeridad no solamente debería estar integrado por salarios bajos, debería analizar también una baja en las prestaciones de personal de base o sindicalizado, pues pagar sus pensiones representa un verdadero boquete a las finanzas públicas del país.

 

Desde hace décadas, en México hay “privilegiados” del sistema gubernamental que al retirarse lo hacen con altísimas pensiones, muchas veces más altas que su sueldo de cuando estaban trabajando. Es por ello que tenemos ex presidentes, ex directores de secretarías de estado, ex directores de paraestatales como Pemex y CFE, ex funcionarios, ex trabajadores del IMSS, ISSSTE, etcétera con unas pensiones que nos costaban en 2016 más de medio billón de pesos, se trata de una verdadera fortuna que un plan de austeridad debería analizar también.

 

Quienes más dinero nos cuestan por su pago de pensiones son los ex trabajadores de:

 

  • IMSS.
  • ISSSTE.
  • Pemex.
  • Ex burócratas de la Ciudad de México.
  • Ex burócratas del Estado de México.

 

Como ejemplo, sólo las pensiones de los ex trabajadores del IMSS nos costaban en 2016 más de 250 mil millones de pesos, pero ¿cuánto es 250 mil millones de pesos? pues significa todo el dinero que se gastan juntos en un año:

 

  • Aguascalientes.
  • Baja California.
  • Baja California Sur.
  • Campeche.
  • Coahuila
  • Colima.
  • Chiapas
  • Hidalgo.

 

El Banco de México es otro ejemplo, ya que cada mes paga a más de 50 de sus ex funcionarios y a algunas viudas (incluidos algunos de sus ex gobernadores), unos 67 millones de pesos en pensiones.

 

Algunos de sus jubilados, como Miguel Mancera Aguayo recibe como pensión 282 mil 943.89 pesos al mes, es decir más de los 247 mil 865 pesos que gana el actual gobernador.

 

Otro ejemplo es Guillermo Ortiz Martínez, también ex gobernador de la institución y que actualmente se desempeña como presidente de BTG Pactual México, y que cobra a su vez 226 mil 294.93 pesos mensuales como pensión.

 

Sin duda esto nos muestra que un plan de austeridad más profundo y que abarque más de un sexenio debería analizar las pensiones que pagamos a los ex burócratas con nuestros impuestos.

 

 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar