Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

Radiografía (Segunda parte)

Ya es sabido que la economía mexicana se desencaminó por completo del proceso de recuperación después del primer trimestre del año. El Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) pasó de ubicarse -2.50% por debajo del nivel precrisis (enero de 2020) en marzo pasado a más allá del doble el noveno mes de 2021, con precisión -5.23 puntos porcentuales.

De igual forma que las actividades secundarias y terciarias continúan rezagadas respecto al avance mostrado por las actividades primarias frente al periodo enero – marzo del año anterior, las cuales ya registran un crecimiento por encima del 3%.

Entendido y mentalizado lo anterior, continuemos analizando la radiografía de nuestra economía.


En octubre, la Tasa de Participación Laboral (TPL), variable que indica el porcentaje de la población en edad laboral (15+) que se encuentra trabajando o está en búsqueda de empleo, se ubicó en 59.1%; significando un avance de 0.7 puntos respecto al mes inmediato anterior, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).  

Para el mismo mes de revisión, la Tasa de Desocupación, así como la Tasa de Subocupación, que mide el porcentaje de la población ocupada que tiene necesidad y disponibilidad de trabajar más tiempo, mostraron disminuciones mensuales modestas, situándose en 3.89% y 11.6%, respectivamente, acercándose cada vez más a los niveles registrados en enero de 2020 (Gráfica 1).


Desde el segundo trimestre del año, la población ocupada se encuentra por encima de las cifras registradas el 1T20, siendo el sector primario el principal impulsor (Gráfica 2).

En el periodo julio – septiembre de 2021, hubo 55,836,230 personas ocupadas (95.8% de la PEA), significando un avance de 1.41% y un incremento absoluto de 777,780 personas frente al primer trimestre de 2020. A nivel sectorial, 6.9 millones de personas están ocupadas en el sector primario, 13.9 millones en el sector secundario y 34.7 millones en el sector terciario; es decir, 12.4%, 24.8% y 62.1%, respectivamente.


Esperando los datos para septiembre que serán publicados esta semana, en agosto, el consumo privado se contrajo por segunda vez consecutiva, -0.6% M/M, con lo cual se situó 3.9% por debajo de los niveles registrados en enero de 2020, siendo la categoría de productos nacionales la más rezagada para esa misma base de comparación, -4.5% contra la categoría de productos importados, que ya se encuentra 0.7% por encima (Gráfica 3).  

Lo anterior se explica, en gran medida, por causas propias de la pandemia, así como efectos calendario. Hacia adelante, podría esperarse un mayor dinamismo del consumo a razón de una mejora consistente en la confianza del consumidorla recuperación del mercado laboral; sin embargo, el incremento de contagios a nivel internacional en las semanas recientes, cuestión que podría interrumpir las cadenas de suministro y la movilidad social, y, por otro lado, la aceleración inflacionaria a causa de lo anterior, podrían ser algunas variables que lo ralenticen.


Los cinco componentes que forman al Indicador de Confianza Empresarial (ICE) han mostrado mejorías consistentes prácticamente desde que comenzó el 2021; no obstante, el momento adecuado para invertir destaca por ser el que presenta mayor rezago, que, desde luego, no es una cosa menor, y cuyas causas se atribuirían principalmente a riesgos idiosincráticos y cambios normativos, lo cual podría entorpecer el desempeño del mercado laboral y el consumo (Gráfica 4).

Finalmente, y, en sintonía con lo anterior, la semana pasada, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ajustó hacia la baja su expectativa de crecimiento económico para México, desde 6.3% a 5.9% en 2021, y del orden de 3.4% a 3.3% en 2022. Asimismo, en la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado: Noviembre de 2021, la mediana de las expectativas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) real para éste y el siguiente año disminuyeron frente al mes previo; de 6% a 5.70% y desde 2.90% a 2.80%, respectivamente.

Lo cierto es que, desde siempre, la economía, además de ser una ciencia social, es una disciplina narrativa, y cuyas explicaciones son fáciles de proporcionar a posteriori, diría Nassim Taleb.

¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
Lecturas relacionadas
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!