Los seguros de vida, como mecanismo de crecimiento económico

Un seguro de vida, a menudo mencionado como seguros de muerte (porque solo pagan cuando la persona que contrato el seguro fallece), son mecanismos financieros de defensa financiera, si... Pero también te da la oportunidad de crecer financieramente. 

Acá te explico:
Un seguro de vida tiene la particularidad de que, después de varios años de pago, lograr el rescate de la póliza, el prorrogar el seguro o bien saldarlo. ¿Qué significa esto?
El rescatar una póliza es cancelar la misma, pero con la posibilidad de recuperar parte de las primas pagas e incluso recuperar dichas primas con rendimientos garantizados. 
El prorrogar el seguro ayuda a que en determinado momento, cuando no se pueda o quiera pagar la prima del seguro, puedas mantener el mismo sin pagar nada con la misma suma asegurada, pero se acorta el tiempo del plazo.
Y saldar una póliza, es mantener el mismo plazo de contratación pero la suma asegurada se ajustará de acuerdo a lo pagado en primas.
Estas estrategias son de mucha utilidad para la protección patrimonial financiera de una familia, pero puede servir para conservar dicha protección sin tener que pagar nada y enfocando tus pagos en otras actividades o proyectos que te puedan hacer crecer. También puedes recuperar tus pólizas mediante los pagos pendientes o bien, empezar nuevos seguros (aquí entra la importancia de cuidar mucho tu salud, porque sin ella, puede ser que no puedas comprar el seguro nuevamente).
En el caso del primer aspecto: rescatar una póliza, aplica para que tus primas pagadas, con rendimientos o no, puedan servirte como ahorro para pagar tal vez, la educación de uno de tus hijos, emprender un negocio e incluso el retiro laboral.

Es muy importante que te acerques a tu agente de seguros de confianza que con gusto podrá explicarte más del tema. Los seguros de vida son un maravilloso instrumento financiero y no existe algo que se compare a los beneficios de contar con uno.

Feliz inicio de semana.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!