Desde la aparición del Coronavirus a principios de 2020 se ha generado un alto nerviosismo en los mercados financieros por los efectos negativos en la economía. Al mismo tiempo se ha generado alta movilidad de capitales hacia activos “refugio”. Las segundas olas de contagio por COVID-19 mantienen al sector salud en crisis y alertan de una larga recuperación de la economía, dado el creciente incremento de contagios actuales.


Esta combinación de factores ha derivado en variaciones mixtas para el mercado financiero este año. La evolución del mercado en los últimos 60 días del año dependerá del comportamiento de la pandemia, así como del comportamiento de las medidas internacionales lo cual podría animar a los inversionistas a aumentar posiciones en el mercado considerando que finalmente se aprobará un nuevo paquete de estímulos económicos- fiscales en EEUU, por ejemplo.


En el caso mexicano queda pendiente para el actual ejercicio que el Banco de México decida un nuevo ajuste a la tasa de referencia, de 25 puntos base a un nivel de 4.0% con objeto de estimular la demanda interna, lo cual podría influir en los inversionistas para que aumente la ponderación de acciones en sus carteras y disminuyan la de bonos de corto plazo, que estarán ofreciendo tasas reales negativas.


En este contexto, el escenario para el mercado en 2021 puede mejorar desde una base de bajas cotizaciones, sin embargo, es muy importante que la vacuna contra COVID-19 llegue a la población en dicho año, para evitar nuevos cierres productivos y disminuir la aversión al riesgo. Lo adecuado sería que el gobierno reoriente la inversión a proyectos productivos y se genere empleo.


Factores como la inflación, la variación constante del tipo de cambio, la apertura y el cierre de grandes empresas, así como el entorno social y político, han provocado que las compañías de todos los sectores se alleguen de información financiera cada día más completa que les permita adelantarse a escenarios adversos a su estabilidad.



En estos momentos, el reto de los profesionales de las áreas financieras y contables de toda organización es proporcionar a sus accionistas información veraz, oportuna y significativa que incluya en sus notas adjuntas los riesgos que enfrentan, las posibles soluciones, los objetivos e inversiones a realizar.



Por lo anterior se debe sugerir a los especialistas clasificar las razones financieras en:



1º.- Razones Estáticas. - Son las que expresan la relación que guardan partidas o grupo de partidas del estado de situación financiera.



2º.- Razones Dinámicas. - Son las que expresan la relación que tienen las partidas o grupo de partidas del estado de resultados.



3º.- Razones Mixtas. - Son las que expresan la relación que existe entre partidas o grupo de partidas del estado de resultados.


Análisis financiero
Análisis financiero




Sin enumerar limitativamente las razones financieras, a continuación, menciono las más comunes en el análisis de la información financiera de una empresa, clasificadas en 3 grupos:


Solvencia. Las que muestran índices de financiamiento o endeudamiento, coeficiente de utilidad, capitalizaciones a largo plazo, días de cartera promedio, índices de inversión de capital, entre otros, por lo cual estas son de las más empleadas por los analistas financieros para medir la capacidad de inversión y liquidez de la empresa.


Estabilidad o estructura financiera. Muestran Índices de rentabilidad del capital contable, rendimiento sobre activos, o rentabilidad de las inversiones totales, margen de utilidad bruta, estudio de las ventas y estudio de la utilidad neta. Para los financieros estos indicadores tienen relevancia en el negocio pues denotan la posibilidad de continuar en marcha el negocio y su futuro prometedor.


Rentabilidad. Indican el porcentaje de utilidades sobre el capital o las ventas, sobre acciones, etc.


En la aplicación, el analista debe tener cuidado de no determinar razones que no conducen a ningún fin, es decir, se deben definir cuáles son los puntos o las metas a las cuales se pretende llegar y con base en esto, tratar de obtener razones con resultados positivos. De esta forma, el número de razones a obtener variará en línea con el objeto en particular que persiga el analista que es, sin duda, dar al lector de la información una explicación sobre el valor y significado de los resultados de forma clara y contundente permitiéndole la adecuada toma de decisiones.


Desafortunadamente, hoy en día pocos profesionales financieros se preocupan por dar realmente un valor agregado a la información que emiten y que es vital en la vida de una empresa o negocio.


Información financiera
Información financiera




Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!