blog Aseguradoras y Seguros
Aseguradoras y Seguros de auto, Hogar, Salud, Vida y Ahorro

Seguros dotales para mi retiro, ¿cuál me conviene?

Seamos honestos: cuando alguien nos dice que en inversiones se gana pero también se pierde, la verdad es que ello nos desmotiva a mirar a la inversión como una opción para hacer más grande nuestro patrimonio. Además, noticias tan lamentables como lo de Ficrea alimentan más ese miedo. Sin embargo como esta es una preocupación real de un número importante de personas, surge un producto que ataca esa incertidumbre, que garantiza y protege el ahorro, se trata de los seguros dotales, ¿de qué se tratan? ¿cuáles son las ventajas y desventajas de estos?

Seguros dotales para mi retiro, ¿cuál me conviene?

Los seguros dotales son un producto que ha ido cobrando fama porque brinda dos cualidades: protección y ahorro, pues combina un seguro de vida con una cobertura de supervivencia, es decir, en caso que el titular no muera recibe una suma de dinero asegurada y garantizada.

 

 

¿Qué conviene para el retiro: Afore, PPR o Seguro Dotal?

Para responder esto hay que comenzar aclarando algunas cosas que nos ayuden a entender la naturaleza de cada uno de estos productos, pues son muy diferentes entre ellos al grado que tratar de hacer un comparativo sería un error y proporcionaría información muy errónea.

 

Planes Privados de Retiro

También llamados PPR’s. Aquí se deben hacer aportaciones ya sean mensuales, semestrales o anuales. El inconveniente que tienen es que no debes dejar de pagar las primas establecidas por contrato, ya que hay penalizaciones o bien algunos de ellos toman parte del dinero acumulado para pagar la cuota y al final ello significa que se reduce la suma asegurada para tu retiro, es por ello que son más recomendables para personas con ingresos fijos y suficientes que les permitan no dejar de pagar las primas a pesar de tener algún imprevisto. Además hay que revisar muy bien el contrato de cada plan privado de retiro porque entre ellos manejan condiciones a veces muy diferentes.

 

Afores

Las afores son el instrumento para el retiro más difundido. Aquí el trabajador es obligado a ahorrar una parte de su salario, ese dinero lo administra la Afore que a su vez lo presta y por ello cobra un interés y paga al trabajador una parte de ese interés y otra se la queda ella por hacer la función de administrarle su dinero.

 

Seguros dotales para mi retiro, ¿cuál me conviene?

Seguros Dotales

Los PPR y las afores sí tienen algo en común: que ambos hacen inversiones y lo que acumule el trabajador para su retiro dependerá de los intereses que las empresas hayan generado para los trabajadores, es decir, no existe una suma de dinero para el retiro garantizada.

 

Precisamente la diferencia con el seguro dotal es eso último: que sí existe una suma garantizada. En este caso el ahorrador determina qué suma asegurada quiere, e incluso puede no solo asegurarla en pesos sino en una moneda más estable como el dólar o en euros y dependiendo de la cantidad que desees es el monto del pago que se te fijará. En resumen: la naturaleza de este producto radica en que no se trata de un rendimiento sino de una suma asegurada (en la cual incluso se puede entregar una cantidad adicional, ello ya depende de cada aseguradora).

 

Recomendaciones

Los seguros dotales son recomendables para el siguiente perfil de persona:

  • Para aquellos que puedan comprometerse a pagar todas las aportaciones que el contrato les indique, es decir, se debe estar seguro que se puede financiar este plan de ahorro.
  • Hay que considerar el plazo de tiempo porque los seguros dotales cuentan con planes de 5, 10, 15, 20 o más años y se debe poder cumplir con sus pagos durante todo ese tiempo sin importar si hay problemas como enfermedades o accidentes por ejemplo.
  • Antes de escoger un seguro dotal debes preguntar qué tasa de rendimiento te está ofreciendo la aseguradora.
  • Se recomienda para personas con un perfil de riesgo de inversión bajo, pues las aseguradoras por ley tienen prohibido hacer inversiones de alto riesgo y sólo se les permite invertir en bonos de bajo riesgo por ejemplo. De modo que aplica bien para los que dicen “poco pero seguro” y así no se decepcionarán del producto.
  • En los seguros dotales entre mayor sea el plazo contratado se reduce la prima a pagar y a mayor plazo el seguro es mayor también, así que lo recomendable es contratar a largo plazo.
  • Contemplar que existen dos tipos de seguros dotales:
  1. Seguro Dotal Puro: este no cubre fallecimiento, es decir, la suma se paga al asegurado que siga vivo al vencimiento del contrato.
  2. Seguro Dotal Mixto: si el asegurado muere antes del término del contrato se entrega a sus deudos la indemnización pactada, y si vive se le entrega la suma establecida.