La tecnología nos ha facilitado la vida en muchas, muchísimas cosas. Pero el tema de la hiperconectividad, de estar conectado las 24 horas, ya sea a internet o simplemente con un teléfono en el bolsillo, ha tornado molestas algunas cosas. Una de ellas son las llamadas de cobranza, que en el caso de un atraso en alguna de las cuotas del crédito, aparecen a toda hora del día, incluso de noche. Por ello, a veces nos preguntamos, ¿Cómo bloquear llamadas de cobranza?

 

¿Cómo bloquear llamadas de cobranza?

 

¿Cómo bloquear llamadas de cobranza?

Lo primero que debemos tener en claro es que hay dos formas de bloquear llamadas de cobranzas a nuestro teléfono móvil. La primera es bloqueando el número telefónico desde el que llaman, pero tenemos que saber que las empresas de cobranzas saben de ese artilugio y van rotando las líneas telefónicas desde donde llaman. Además, si los bloqueamos, puede ser peligroso ya que no nos enteraremos del estado de nuestra deuda y eso puede ser muy perjudicial para nuestro historial crediticio.

Los números se pueden bloquear manualmente, a través de tu propio teléfono móvil, o a través de novedosas aplicaciones mucho más eficientes.

La segunda opción es desviar las llamadas de cobranzas a un tercero, que será nuestro representante ante los acreedores y se encargará de negociar con ellos. Este servicio lo ofrecen las empresas llamadas "reparadoras de créditos", entre las que encontramos a Cura Deuda o similares. 

Para que tu puedas tomar la mejor decisión, te enseñaremos a utilizar las dos maneras de bloquear llamadas de cobranzas

 

Cómo bloquear un número telefónico en tu teléfono móvil

La primera opción, la más fácil pero también la menos eficiente, es bloquear un número de teléfono de tu celular. Eso es muy simple gracias a Google y su sistema Android, y puedes deshabilitar las llamadas entrantes desde números específicos. de acuerdo a las siguientes instrucciones:

  1. Ve al registro de llamadas
  2. Selecciona el número que deseas bloquear,
  3. Presiona el icono de menú de 3 puntitos que hay en la esquina superior derecha
  4. Elige "Agregar a la lista de rechazados".

Con estos simple pasos el sistema deshabilitará las llamadas entrantes del número específico que marcaste.

Este sistema, al menos para las llamadas de cobranzas, tiene sus desventajas que ya mencionamos:

  • Las empresas generalmente rotan las líneas desde donde te llaman para gestionar las cobranzas. Tendrás que bloquear cada número, pero eso luego de que te llamen. Y ni así te podrás asegurar que no te llamen nunca más, porque esas empresas cuentan con un gran catálogo de números telefónicos desde donde ubicarte.
  • No te podrás enterar el por qué de esa llamada, siendo peligroso para tu historial crediticio en caso que desoigas alguna intimación de pago.

 

Cómo bloquear las llamadas de cobranzas mediante una app

Cura deuda tiene una interesante app, que puedes bajar desde Google Play, en la cual puedes bloquear las llamadas de cobranza a tan solo un click. El Bloqueador de Llamadas de Cura Deuda te ayudará a recuperar tu tranquilidad bloqueando las llamadas de cobranza de tus acreedores, tanto bancos como despachos de cobranza. Lo mejor de esta app es que cuenta con una base de datos de números telefónicos de bancos y empresas de cobranzas generada a lo largo de más de 7 años de experiencia, y con ella podrás obtener un descanso de la cobranza en lo que tomas las mejores decisiones financieras.

La aplicación tiene bloqueos ilimitados para clientes Cura Deuda y 10 bloqueos diarios gratuitos para el público en general. Al bloquear un número telefónico de un banco o una empresa de cobranzas, la app bloquea todos los números que tiene en la base de datos de ese banco o empresa de cobranza, no permitiendo que ellos puedan hacer el truco de rotar los números telefónicos desde donde te llaman.

 

Cómo bloquear las llamadas de cobranzas derivando a un tercero

La tercera opción, que sin dudas es la mejor, es desviar las llamadas de cobranza hacia un tercero que te represente en la negociación. Eso lo puedes lograr pagando un abono a empresas especializadas como Cura Deuda, donde por un importe pequeño, podrás derivar todos esos molestos llamados para que ellos negocien con los acreedores y tu solo tengas que pagar el plan de pagos diseñado para tu situación financiera particular.

De esta manera, no correrás riesgos de empeorar tu historial crediticio y no recibirás más llamadas a mitad de la noche reclamando el pago de una cuota de tu crédito.

 

En definitiva, tienes varias opciones para deshacerte de esas molestas llamadas de cobranza.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar