¿Qué es una garantía hipotecaria?

Contratar un crédito hipotecario para comprar una vivienda implica saber varios aspectos sobre lo que se contrata y cómo funciona, por lo que conviene saber ¿Qué es una garantía hipotecaria? y aquí se lo explicamos.

¿Qué es una garantía hipotecaria?

 

 

¿Qué es una garantía hipotecaria?

La definición de Garantía Hipotecaria, puede explicarse como el derecho que rige sobre un inmueble a una persona o entidad la que mantiene una deuda o compromiso, y si incumplen con el pago de la deuda, disponen de poder acceder a ser propietarios pudiendo vender el inmueble con el fin de recuperar el dinero.

 

Diferencia entre préstamos hipotecarios y préstamos con garantía hipotecaria

La diferencia entre los préstamos hipotecarios y los préstamos con garantía hipotecaria puede explicarse de la siguiente manera:

 

Préstamos hipotecarios: 

Este tipo de créditos es el que permite solicitar un préstamo en dinero para comprar un inmueble. Para lo, deben acreditar el tener una situación económica estable y una solvencia económica para pagar las cuotas del préstamo hipotecario, y a la vez, la vivienda quedará en garantía hipotecaria, por lo que si no pueden pagar las cuotas, en ese caso la propiedad queda para el banco que la venderá para cobrar la deuda.

Los préstamos hipotecarios en algunos vasos y países se otorgan por un monto máximo del 70% al 80% del valor de vivienda y se exige previa tasación del inmueble junto a un estudio previo que permite comprobar que la cuota del préstamo no significa más del 35% de los ingresos de la persona que solicita el préstamo.

 

Les puede interesar: Cambiavit, programa del Infonavit para cambiar de casa

 

Préstamos con garantía hipotecaria:

Los préstamos con garantía hipotecaria pueden solicitarse con cualquier motivo, los que permiten disponer como garantía un inmueble en propiedad previamente pagado, si bien pueden solicitarlo más allá que la hipoteca no estuviera del todo pagada.

  • Al ser un préstamo con garantía hipotecaria disponen de montos de dinero mayores al monto otorgado en un préstamo personal, y no exigen que el propietario del inmueble deje la vivienda.
  • Otra ventaja es que la vivienda puesta en garantía puede ser vendida, bajo condición que el dinero obtenido lo utilizan en el pago del préstamo.
  • A través de la garantía hipotecaria pueden hacer frente a ciertos problemas que suelen impedir el acceder al crédito hipotecario.

Algo a tener en cuenta es que al ser una garantía de alto valor como es una vivienda y no un reloj o joya familiar, algunos prestamistas suelen ofrecer dinero a ciertas personas que no disponen de documentación acreditativa de sus ingresos o que poseen el historial crediticio dudoso, a cambio que aporten una garantía hipotecaria, el valor del inmueble aportado suele ser una buena garantía para asegurarse que pagarán.

Algo a tener siempre en cuenta, es que los préstamos con garantía hipotecaria más allá de las ventajas mencionadas, existe el riesgo que puedan llegar a perder la vivienda puesta en garantía en caso de no poder pagar en tiempo y forma con el pago del crédito hipotecario. Por lo que siempre hay que tener cuidado con este tipo de productos.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!