Ventajas y desventajas de un préstamo con garantía hipotecaria

Si está interesado en solicitar un préstamo con garantía hipotecaria para resolver una situación urgente, es recomendable que antes de llegar a tramitarlo conozcas cuáles son las ventajas y desventajas que ofrece este tipo de préstamo. A continuación vamos a conocer las ventajas y desventajas de un préstamo con garantía hipotecaria.

Ventajas y desventajas de un préstamo con garantía hipotecaria

 

 

Ventajas y desventajas de un préstamo con garantía hipotecaria 

Un préstamo con garantía hipotecaria también conocido como préstamo con garantía de propiedad, es un tipo de préstamo en el que el dinero se puede utilizar para cualquier finalidad (un viaje, estudios, comprar un carro, montar un negocio), pero para garantizar que el deudor va a cancelar, debe dejar como garantía un bien inmueble.

Ahora bien, si en tus planes esta solicitar un préstamo con garantía hipotecaria es recomendable que tome en consideración cuáles son las ventajas y desventajas que presenta.  

 

Ventajas de los préstamos con garantía hipotecaria

  • Permite conseguir mayor financiamiento al de un préstamo personal, en función del valor del inmueble que el deudor de en garantía.
  • Los plazos de devolución son equiparables a los de una hipoteca (entre 5 y 20 años)
  • Se puede seguir viviendo en la casa puesta como aval o garantía, o incluso vender el inmueble mientras pagamos.
  • El dinero solicitado puede ser utilizado para lo que decidas destinarlo.
  • Si eres el prestamista,  sabes que acabaras recuperando el dinero con el inmueble.
  • Los requisitos para solicitar este préstamo son más tranquilos en comparación a otros tipos de préstamos, lo que origina que se pueda conseguiré el dinero de forma rápida.  
  • Si no estás en nómina, o te encuentras en una lista de morosidad puedes solicitar este tipo de préstamo, porque la deuda recae en la garantía (una casa, apartamento, local u oficina).

 

Desventajas de los préstamos con garantía hipotecaria

  • Los intereses cobrados sobre el préstamo con garantía hipotecaria son más altos que los de un préstamo hipotecario, o incluso de un préstamo personal.
  • Si no cumples con el pago de las cuotas puedes que pierdas tu inmueble dado como garantía.
  • El inmueble debe estar libre de cargas o pagado en su totalidad, para ser tomado como una garantía.  
  • Se aplican comisiones y gastos de gestión, que deben ser cancelados a la entidad bancaria en caso de la concesión del préstamo.

 

Requisitos para solicitar un  préstamo con garantía hipotecaria

Para solicitar este tipo de préstamo los requisitos generales que acostumbran a pedir las instituciones bancarias son:

  • Tener una edad entre los 25 y 70 años.
  • Poder demostrar una antigüedad laboral de 6 meses.
  • Presentar unos ingresos estables. La institución bancaria es la que determinara está situación.
  • Debes poseer a tu nombre un bien inmueble (casa, oficina, local comercial) que presentaras como garantía o aval.

 

En resumen, los préstamos con garantía hipotecaria resultan una opción recomendable, a la que solamente se debe acudir en caso en los que no haya otras opciones. Recuerda que, este tipo de préstamo no debe ser utilizado para gastos innecesarios, ya que la garantía que estarás dejando es tu propiedad y el incumplimiento de los pagos puede ocasionar que pierdas tu inmueble.  

 

¡Sé el primero en comentar!