¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Economía bursátil FesAr

Hablando de economía y educación financiera

Ahorrar para desarrollarse: Cómo América Latina y el Caribe puede ahorrar más y mejor

El ahorro juega un papel importante para los estados y es pieza clave para un desarrollo económico sustentable ya que es el financiamiento de la inversión y del crecimiento, se establece en el libro que en América Latina y el Caribe hay dos variables que tienen una fuerte correlación la poca oferta de ahorro y la escasa demanda de inversiones, que da como resultado un bajo crecimiento, escasa inversión y una población que envejece rápidamente. 


Estimular un ahorro en los agentes económicos, es parte esencial para los sectores de la economía, en el caso de la Región Latina y del Caribe en comparación con otras regiones tiene una visión contraria por el hecho de que el bajo nivel de ahorro refuerza la disminución de la productividad de los países. Lo que dificulta la convergencia de la región a los niveles de renta y bienestar de los países más prósperos. 


Se marca un aspecto, sobre el escaso ahorro, pero destaca un alto desconocimiento del sector responsable de las finanzas por ende también sobre la cultura financiera, dando como resultado un déficit muy alto en el ahorro. La incorporación financiera requiere más que abrir cuentas bancarias, necesita educación financiera para la sociedad y conocer el Sistema Financiero, como funciona, que lo regula o que otras oportunidades existen para ahorrar y percibir una ganancia a largo o corto plazo. América Latina y el Caribe deben de aumentar las tasas de ahorro de manera importante y mejorar la forma en el que se asigna a las actividades más productivas de ambas regiones. Las políticas fiscales en América Latina y el Caribe han tenido un impacto en el ahorro, una de ellas es el gasto público que es muy elevado en incentivos y demasiado bajo en inversión de capital, la inclinación económica reciente ha empeorado esta situación ya que los gobiernos han optado por recortar los gastos de inversión como sustituto de reformas fiscales. 

 


El Sistema financiero es una herramienta esencial para el valor del ahorro, ya que como se ha mencionado anteriormente es la base para un mejor crecimiento y un óptimo desarrollo económico.


En la región latina y del caribe se muestra que pocos países tienen el conocimiento del sistema, en el caso de México más del 75% de la población no posee información de cómo abrir una cuenta de ahorro, debido a que los servicios en nuestro país son en su mayoría caros e ineficientes y las personas no lo toman como posibilidad, pero si se tuviera más información la gente ahorraría y esto sería igual a la inversión del sector extranjero, se implementaría una buena política económica y una estrategia de inversión, ya sea en la infraestructura o la implementación de modelos que permitan el crecimiento sustentable del estado.


Podemos decir que el ahorro tendría como consecuencia una estabilidad y una mejor oportunidad de vida para todas las personas, entre éstos los adultos mayores que sumando lo que ahorraron mientras trabajaron (jubilación) y su ahorro  voluntario tendrían mayores posibilidades de tener una vejez tranquila, pero generalmente la gente de la tercera edad tiene desconocimiento de su ahorro para el retiro y que institución lo maneja. México tiene una comisión que se encarga de difundir la educación financiera, y uno de los apoyos es  brindar información sobre donde se encuentran los fondos para el retiro, la Comisión Nacional Para la Protección y Defensa de los Usuarios de  Servicios Financieros o mejor conocida como CONDUSEF, ya que cuenta con campañas especializadas para hacer el rastreo de su AFORE y gozar de los beneficios que acumuló durante su vida laboral, de igual manera hacerle saber a la sociedad cómo puede obtener apoyo de las instituciones financieras. 


Permanece una forma para que tenga un impulso el ahorro, tradicionalmente la política de ahorro público se ha centrado en aumentar los impuestos para incrementar la recaudación o bien en recortar el gasto público total, pero esta estrategia en América Latina y el Caribe no es la mejor opción, si esto sucede no se cumpliría con el objetivo de tener una política del ahorro para el desarrollo, al subir los impuestos se tendría que subir el salario mínimo, al subir el salario causaría inflación y tendríamos un desequilibrio en el ciclo económico, se entraría en una recesión, los gobiernos de las naciones deben de asegurar el gasto de capital manteniendo reglas fiscales y que destinen una proporción grande del gasto público a las inversiones.

Deben de generar más ahorro eliminando las filtraciones en los programas de transferencias y subsidios que en muchos casos acaban beneficiados aquellos que no lo necesitan. 


La educación o cultura del ahorro empieza en casa, ya que los padres deben de inculcar esta cultura, ya que esto puede ser benéfico en un futuro, se puede sembrar este tipo de actividades con juegos, proyectos innovadores que se vean interesantes ante la sociedad más pequeña.


Esto también impacta a la productividad de las empresas, generando el ahorro da como resultado un atractivo de inversión de los transnacionales al país y hay que incluir que tenga una tasa de referencia atractiva para que inviertan en las regiones Latina o del Caribe.


Para romper los paradigmas de las políticas financieras para un ahorro de alta calidad se debe de mantener un sector o sistema financiero eficiente, para que brinde las herramientas necesarias para promover la cultura del ahorro, este tipo de enfoques se pueden transmitir en campañas o congresos, para que se tenga una visión más amplia de lo que es el ahorro y como se puede obtener un beneficio extra, no simplemente con las instituciones de banca múltiple, destinar un monto de dinero y esperar que éste pague un interés en determinado tiempo, si no que, hay otros instrumentos de inversión los cuales pagan un mayor interés en corto o largo plazo pero también tienen otro tipo de riesgos, por ejemplo el sector del mercado de renta variable que lo componen las acciones que emiten las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de valores.

 

Pero para lograr esto primero debemos preocuparnos por nuestra gente, y enfocarnos en los sectores de escasos recursos, lo principal es una buena EDUCACIÓN ya que en nuestro país uno de cada tres jóvenes no concluye la escuela secundaria. La inversión en la educación de calidad juega un papel muy importante en el desarrollo, debemos incluir a todos y permitirles a los que menos tienen contribuir y beneficiarse del crecimiento económico.    

   


C. José de Jesús Moreno Guzmán, Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM, Economía.