En empieza el próximo webinar Las criptos siguen en alza ¿En qué invertimos?.

¿Por qué la comisión de cambios no ha intervenido para frenar la depreciación del peso?

Este contenido tiene más de 3 años

La depreciación del peso durante las últimas semanas ha respondido a diferentes factores, la mayor incidencia en nuestra moneda ha provenido de factores externos. Esta explicación sería la que el Banco de México y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público han utilizado como sustento para no intervenir el mercado cambiario local.

¿Por qué la comisión de cambios no ha intervenido para frenar la depreciación del peso? Edgar Arenas

¿Por qué la comisión de cambios no ha intervenido para frenar la depreciación del peso?

 

Las recientes noticias que provienen de Estados Unidos y que dejan entrever una posible guerra comercial han encarecido el dólar, pero a su vez, esto ha servido como un amortiguador frente a este embate. En el corto plazo es muy probable que el Banco de México decida subir la tasa de interés de referencia, la duda es si lo hará antes o después de la elección. Subir la tasa de interés será preferible a inyectarle dinero de las reservas internacionales al tipo de cambio.

 

¿La depreciación del peso podría haberse detenido si la Comisión de Cambios hubiera intervenido? Es poco probable, la mayor parte de la depreciación del peso está integrada por factores exogenos a México, ante este escenario las reservas “quemadas” en sostener el peso no habrían dado los resultados deseados. El peso no ha sido la única moneda depreciada durante las últimas semanas, la mayoría de las divisas emergentes han sufrido el mismo destino que el peso mexicano.

 

Lo que sí es probable es que una alza en la tasa de interés reditúe en mejores resultados. México sigue siendo un país bien calificado y a ojos del mundo, somos una economía con finanzas  sólidas y con una percepción de confianza; el aumentar la tasa de interés servirá como una barrea de contención para que el dinero existente en el país emigre al extranjero con la resultante venta de pesos y compra de dólares que tanto afecta a nuestra moneda, incluso, un aumento en la tasa de interés podría aumentar el flujo de dinero hacia México.

 

Los niveles actuales del peso son muy similares a los que tuvo la última ocasión que hubo una intervención de las autoridades, eso no significa necesariamente que sea inminente una intervención, la Comisión de Cambios decide intervenir cuando las condiciones de mercado son las apropiadas y no necesariamente a un nivel establecido.

 

En este mismo espacio hemos anticipado niveles de $21 pesos por dólar. Todo parece indicar que ese nivel se tocará antes de que concluya junio. Lo que pase después de la elección sigue estando tras una cortina que tiene muchos claroscuros: La retórica del candidato puntero en las encuestas y la reacción de EEUU ante la fallida renegociación del TLCAN son los temas en la agenda que más pesarán sobre nuestra moneda a partir del 1º de julio. Habrá que estar muy atentos.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!