Programas bancarios de apoyo por contingencia ¿realmente es por ayudar?

1 recomendaciones

En las últimas semanas, la mayoría de los bancos en México han dado a conocer que, debido a la contingencia que vivimos, es posible solicitar un apoyo para diferir los pagos de algunos tipos de créditos que sus clientes tienen contratados. 

 

Entre los tipos de créditos que entran en estos apoyos, están las tarjetas de crédito, automotrices, créditos personales, de nómina e hipotecarios. Pero ¿realmente es por ayudar a los clientes? o ¿tal vez es por ayudarse a sí mismos?

 

 

Algunos de mis lectores son muy jóvenes y tal vez no vivieron la crisis económica de 2008 – 2010 con tanta conciencia como lo harán con la crisis que está comenzando y que, según estudios de diversas instituciones y reconocidos Economistas, será aún más fuerte que lo que vimos en 2008 – 2010; en ese entonces, la cartera vencida de los bancos llegó a ser un poco más del 60%.

 

Esto significa que, de todos los créditos otorgados por los bancos que operaban en México, más de la mitad no se estaban pagando y hasta cierto punto, el hecho de dejar de pagar créditos en una crisis, es algo que se espera que pase, debido a que el desempleo suele aumentar, lo que viene seguido de una reducción en el ingreso de las personas y por lo tanto, no alcanza para cubrir las mensualidades que implica tener un crédito.

 

Pero abordemos el tema que realmente quiero que tengas en cuenta, el apoyo que actualmente los bancos están dando para que dejes de pagar (por algunos meses) las mensualidades que te corresponde o difieras a meses las compras nuevas que hagas con tarjetas de crédito, no es más que una de las lecciones aprendidas por los bancos en la crisis de 2008 – 2010, donde, debido a lo que ya te conté sobre su cartera vencida, las pérdidas para los bancos fueron  importantes.

 

Hoy en día, que estamos en el principio de una nueva crisis económica, los bancos en México optaron por dar a los clientes la opción de pagar sus créditos (hipotecarios, automotrices, de nómina, personales) dentro de 4 meses en promedio (dependiendo del banco) o pagar hasta en 12 meses (también dependiendo del banco) sus gastos con tarjetas de crédito. Esto sin duda, es preferible a simplemente dejar de recibir pagos y tener que reportarlos como clientes en cartera vencida, lo cuál representa un quebranto para el banco. 

 

Cuando un cliente con un crédito bancario, solicita unirse al plan de diferir pagos, el banco no necesita reportar el atraso como cliente moroso (cartera vencida), sino que, congela temporalmente la deuda y una vez que pase el plazo establecido, se reactiva, siguiendo con las mismas condiciones con las que se venía pagando anteriormente, algunos bancos están aplicando este tipo de apoyo sin ningún costo o comisión, algunos otros si cobran por la activación del plan. Es muy importante que, si vas a solicitar alguno de estos planes, leas las condiciones, costos y plazos del mismo. 

 

Como puedes ver, si bien, este tipo de planes para diferir gastos o congelar la duda temporalmente, pueden ser de gran ayuda en momentos donde no todas las personas mantienen su empleo y por lo tanto, sus ingresos son menores, una de las razones de fondo para que los bancos en México hayan salido a ofrecer estas opciones, es que quieren evitar a toda costa el incremento inevitable que se viene en créditos no pagados o con atrasos (cartera vencida), una lección que aprendieron muy bien en 2010.

 

En mi próxima publicación, haré un resumen de las condiciones bajo las cuáles cada banco esta ofreciendo estos planes, las comisiones que cobran y algo muy importante, ¿qué pasa con los intereses que se generan durante los meses que no vas a pagar tu crédito?

 

Como ya es costumbre, les dejo una frase relacionada con el tema.

 

“Un banco es un lugar que te presta dinero si puedes probar que no lo necesitas”. Bob Hope

 

Un abrazo,

Tania MO.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
1 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...