Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
¡Bienvenido a Rankia México! Volver a Rankia Chile

Resultados de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2021: Lo bueno y lo malo

La Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) es un ejercicio realizado cada tres años por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en conjunto con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) con la finalidad de ser una fuente de medición nacional especializada y ofrecer estadísticas a nivel nacional y regional que permitan hacer diagnósticos y políticas públicas en temas de inclusión financiera. 

Recientemente se publicaron los resultados correspondientes al 2021 (el último fue realizado en 2018), siendo este el cuarto levantamiento que se lleva a cabo en el país. Algunos datos de partida son los siguientes: se encuestó a un total de 83.7 millones de persones de entre 18 a 70 años de las cuales el 53 % son mujeres y el 47 % hombres. Ahora, revisemos algunos de los resultados más relevantes. 

Lo bueno.


Algunos de los resultados alentadores con respecto a la inclusión financiera del país fueron los siguientes: 

1.- En cuanto al acceso de la infraestructura financiera, el 70 % de la población pudo usar algún tipo, destacando principalmente el cajero automático (73.5 %), seguido de los corresponsales bancarios (OXX0, 7 Eleven, Farmacias Guadalajara, Telecomm, etc.) y por último las sucursales bancarias. 

2.- De acuerdo con la encuesta, se pasó de tener en 2018 un total de 37.3 millones de personas con alguna cuenta de ahorro formal a 41.1 millones en 2021, resultado que también se vio reflejado en términos relativos ya que pasamos del 47.1 % al 49.1 % de la población con tenencia de una cuenta de ahorro formal respectivamente. Además, es la primera vez que se contabilizan las cuentas que fueron contradas en línea, principalmente ofrecidas por fintechs, cifra que da un total de 735,385 y representa un 4.1 % del total.

A pesar de este avance, es importante mencionar que en este rubro falta mucho por mejorar ya que los resultados de la ENIF 2021 también nos dicen que el 54.1 % de las personas siguen utilizando métodos de ahorro informal y que solo 6 de cada 10 personas tuvieron alguna acción de ahorro durante el 2021.

3.- El uso del crédito formal ha tenido avances importantes, pasamos de 24.6 millones de personas que tuvieron algún crédito formal en 2018 a 27.4 millones para el 2021, representando en términos relativos un 31.1 % y 32. 7  % de la población respectivamente. Se destaca para ambos años el crédito a través de tarjetas departamentales como el de mayor frecuencia entre la población (alrededor de 16.5 millones de personas aprox.), siendo utilizado principalmente por mujeres con un total de 65.8 %.  

Lo malo.


Aquí hay varios resultados que valen la pena resaltar, pero, sobre todo, poner manos a la obra como sociedad y mejorar el panorama para un futuro próximo.

1.- Empezaremos con una de las cosas que desde mi punto de vista es urgente de atender a la brevedad. El ahorro para el retiro es uno de los ámbitos que más nos debería de preocupar y que de acuerdo a los resultados de la encuesta, es parte de la educación financiera que más adolece al país. Para el 2021, el 57.9 % de la población afirma no tener una cuenta de ahorro para el retiro o AFORE, los cuál es una cifra muy elevada. Si revisamos el porcentaje de la población con AFORE entre 2018 y 2021 tenemos un 39.5 % y 39.1 % respectivamente. Entre estos años solo hubo un incremento de 1.4 millones de personas con cuenta de AFORE, pero esta cifra no fue suficiente para poder abarcar a un mayor porcentaje de la población, tan solo 4 de cada 10 personas en México tienen una cuenta de AFORE, ¡desde el 2018! 

2.- Otro punto importante de resaltar es el de los seguros y aquí las estadísticas presentan cambios más abruptos. Entre el 2018 y 2021 hubo una importante disminución de personas con al menos un tipo de seguro, pasando de 20.1 millones a tan solo 17.6 millones, actualmente esta cifra representa tan solo el 21 % de la población.  El seguro de vida presentó una mayor disminución quedando en 10.9 millones de personas que lo tienen, seguido del seguro de auto con 8.3 millones.

Algo importante que no se tiene que dejar pasar es que existe un gran porcentaje de la población que no usa los seguros. De acuerdo a la ENIF, estamos hablando que el 77.5 % de la población no tiene un seguro. Las principales razones por las que una persona nunca usaría un seguro son la falta de un ingreso estable con 31.2 % y que no lo necesita ni le interesa con un 25.8 %. 

3.- Finalmente, es importante señalar que aún hay un gran desconocimiento en temas de educación financiera y de la labor que tienen las instituciones públicas que pertenecen a nuestro sistema financiero lo que trae consigo que la población no sepa qué hacer o a quién acudir cuando tenga problemas. Para muestra lo siguiente: lo primero es que en la ENIF 2021 se estima que el 40.5 % de la población no sabe a quién acudir si tiene problemas con algún producto o servicio financiero y tan solo el 12.2 % dice que acudiría a la CONDUSEF. Por otro lado, solo el 3.5 % de las personas conocen al IPAB como institución que protege nuestros ahorros y el 28.5 % sabe que existe un seguro de depósitos bancarios, misma que otorga el IPAB cuando un banco entra en proceso de liquidación. 

En los últimos años el porcentaje de personas que han tomado algún curso sobre educación financiera se ha mantenido prácticamente igual, siendo el 8 % de la población la que afirma haber tomado algún curso sobre esos temas, lo cual se refleja en el porcentaje de personas que lleva a cabo un presupuesto y registro de sus gastos, cifra que incluso disminuyó y paso de un 34.9 % a un 22.5 % del 2018 al 2021. 

En conclusión, la ENIF nos muestra resultados favorables en cuanto al acceso de la infraestructura financiera y un mayor uso de ciertos servicios, pero, para el caso del ahorro para el retiro y seguros, la tendencia ha sido completamente distinta. Por otro lado, la educación financiera sigue siendo un tema sumamente importante de atender ya que actualmente solo 2 de cada 10 mexicanos lleva un registro y control de sus gastos y un pequeño porcentaje de personas han tomado cartas en el asunto para tener una formación adecuada en educación financiera, lo que nos habla de la poca educación “formal” que tenemos para llevar una correcta administración de nuestro patrimonio. 

¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
  • ahorro
  • México
  • educación financiera
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!