Propósitos financieros: ¿Cómo empezar el año con buen pie?

Propósitos financieros: ¿Cómo empezar el año con buen pie?

Siempre empezamos un nuevo año con multitud de propósitos e ilusiones como: bajar de peso, ganar la lotería, comer más saludable o hacer dieta, viajar, aprender cosas nuevas e incluso mejorar nuestras finanzas personales. ¿Qué propósitos financieros podemos cumplir para 2016?
 
Propósitos financieros: ¿Cómo empezar el año con buen pie?
 

Propósitos financieros: Realizar un presupuesto

Una buena forma de controlar nuestras finanzas personales y familiares, sería empezar realizando un presupuesto. Un presupuesto es un registro previo y detallado por escrito de tus ingresos y gastos en un plazo determinado: un mes, un trimestre, un año…
 
 
Propósitos financieros: realizar un presupuesto
Es una forma de tener el control de tus gastos, para determinar cuáles son necesarios y cuáles innecesarios, así como conocer tus posibilidades de ahorro y sobre todo evitar contraer deudas que no puedes pagar.
 
¿Cómo realizar un presupuesto?
  • Primero debes identificar tus ingresos y gastos.
  • Ahora debes sumar los primeros y restar los segundos.
  • Una vez tengas el resultado, debes comprobar si tus ingresos son mayores que tus gastos, esto sería lo ideal. Porque si tus gastos son superiores a tus ingresos, tus finanzas están en riesgo. No es bueno gastar más de lo que ganas, porque acabarás contrayendo deudas.
Tener tus finanzas equilibradas es muy positivo, porque además de poder hacer frente a cualquier imprevisto, podrás ahorrar y alcanzar tus metas: tener tu propia casa, un coche nuevo, pagar la educación de tus hijos…
 
 

Propósitos financieros: Ahorrar

Una porcentaje muy bajo de la población tiene arraigado el hábito del ahorro. En 2013, esta cifra era tan solo el 34%. El ahorro es un hábito difícil de comenzar y sobre todo de mantener, porque siempre tenemos gastos y deudas que pagar. 
 
Propósito financiero: ahorrar
 
Hay que tener claro que ahorrar no significa guardar lo que te sobra, sino que debes apartar una cantidad fija de tus ingresos cada mes, para poder utilizarlo en el futuro. Además, el ahorro también es una forma de mantenerte protegido frente a imprevistos.
 

Propósitos financieros: Adquiere un seguro

Contratar un seguro no es un gasto, es una inversión, porque te brinda tranquilidad a ti y a tu familia. Un seguro es un contrato por el cual una persona paga una cantidad determinada para recibir una compensación en caso de sufrir un imprevisto: un accidente, un robo, un incendio…
 
La principal razón por la que los mexicanos no se aseguran es el costo. Aunque el seguro puede parecer algo costoso, porque debes pagarlo todos los meses, será mayor el costo que deberás asumir si ocurre un accidente y no tienes un seguro que te proteja. 
Propósitos financieros: Adquirir un seguro
Debes identificar los principales riesgos que puedes sufrir tú o tu familia y elegir el seguro que se adapta a tus necesidades. En la actualidad existen multitud de seguros: hogar, auto, vida, gastos médicos..
 
Antes de contratar un seguro debes revisar los costos y las comisiones, así como las coberturas. Y asegurate que la aseguradora y el agente de seguros con el que vas a contratar estén autorizados por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas.
 
 

Propósitos financieros: Controla tus gastos diarios

Es complicado no incurrir en gastos excesivos en el día a día, ya que podemos tener gastos de comida, transporte, regalos…
 
Es importante revisar tus pequeños gastos del día a día, porque son los que se van acumulando y te van generando elevados gastos a pagar cada mes. Cada vez que realices una compra debes pensar si el objeto que estás adquiriendo cubre una necesidad o un gasto. Obviamente no es cuestión de dejar de comprar todo lo que nos gusta, pero sí podemos reducir este gasto. Porque cuando gastas, en el fondo estás gastando tiempo de vida que utilizaste para trabajar y ganar ese dinero.
 
Propósitos financieros: Controla tus gastos diarios
 

Propósitos financieros: Aumenta tu educación financiera

Aumentar tu educación financiera es importante para que conozcas y utilices con cabeza los productos y servicios financieros y así impulsar tus finanzas personales. El conocimiento te puede ayudar a tomar mejores decisiones financieras que te ayudarán a tener un mayor bienestar en el futuro.
 

Propósitos financieros: Controlar tus gastos mensuales

Aunque aún estamos a principio de mes, es muy importante empezar a planear los gastos importantes que tendrás el resto del año, para poder planificarte mejor.
  • Enero: durante el primer mes del año, tenemos el desembolso del 6 de enero, los reyes magos.
  • Febrero: si tienes una persona especial en tu vida, seguro que quieres llenarla de regalos el día 14 de febrero. Pero piensa que a veces es mejor hacer tú mismo un detalles que comprar algo material, hay multitud de posibilidades.
  • Marzo: en  las vacaciones de semana santa, seguro que tienes algún plan. Es importante comprar destinos, costos de comida, transporte, hoteles…
  • Abril: los festejados son los más pequeños de la cada. recuerda que puedes realizar actividades en casa sin desembolsar grandes cantidades de dinero.
  • Mayo: llegó la hora de agradecer a nuestras madres, todo lo que han hecho por nosotros. El día 10 de mayo es su día. 
  • Junio: Ahora es el turno de papá, hay multitud de regalos y lugares donde llevarlo. Pero piensa que hay otro tipo de regalos como seguros de vida o de gastos médicos, que pueden ser mucho más útiles.
  • Julio: en vacaciones se elevan los precios de boletos de avión y hoteles. Puedes empezar a ahorrar desde ya, y reservar con antelación para que sea menos costoso.
  • Agosto: con el regreso de los niños a clases, los gastos se disparan. Ten previsto este gasto y empieza a ahorrar unos meses antes. 
  • Septiembre: con la llegada de las Fiestas Patrias, surgen nuevos gastos. ¿Estás preparado para afrontarlos? 
  • Octubre: en este mes se conmemora el día mundial de ahorro, pero esto no quiere decir que sólo durante ese día debemos de hacer algo con nuestro dinero.
  • Noviembre: con el tradicional Día de muertos incurrimos en nuevos gastos (pan, flores, fruta, adornos), piensa en reciclar adornos del año pasado o crear tú mismo para ahorrar. También se celebra el Buen Fin, recuerda no dejarte llevar por las promociones y compra sólo lo que necesites.
  • Diciembre: puede que sea el mes con mayores gastos: comidas de fin de año, fiestas, regalos de navidad y vacaciones. Debes medir tus gastos para no empezar el próximo año con deudas.
 
¿Eres capaz de cumplir estos propósitos financieros para 2016? Cuéntanos tus propósitos financieros para este nuevo año y cuáles son tus claves para ahorrar.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!