Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

HR Ratings considera positiva la evolución del sector de Microfinanzas en México,  manteniendo  un  crecimiento  de  activos  productivos,  a  través  de una elevada calidad de cartera y robustos indicadores de solvencia.

Durante  el  último  año,  la  cartera  de  microcréditos  en  México  experimentó  un  incremento  del  20.9%.  Dicho crecimiento  se  derivó  de  un mayor  otorgamiento  de  créditos  comerciales  y  por  el  crecimiento  inorgánico  en ciertas instituciones como resultado de la consolidación del sector mediante adquisiciones  de empresas que no están dentro de la muestra.  A pesar de la fuerte colocación en cartera, la aplicación de  mejores procesos  de colocación  contuvo  el saldo  de  la  cartera  vencida  y  disminuyó  la proporción  de  castigos,  lo cual  mejoró  los niveles de morosidad, a pesar de la situación económica adversa. Por otra parte, la fuerte competencia dentro del  sector  ha  llevado  a  una  menor  generación  de  comisiones  cobradas  y  una  disminución  en  la  tasa  de colocación  durante los últimos 4 años. Sin embargo, la contención en los gastos de administración,  la mejora en  la  calidad  de  la  cartera  y  la  mayor  generación  de  ingresos  alternos  al  crédito  llevó  a  que  las  utilidades mostraran un importante crecimiento, lo cual ha fortalecido la rentabilidad y la solvencia del sector. De esta forma, HR  Ratings considera que  el sector de microfinancieras se encuentra altamente dominado por un  solo  competidor,  lo  que  impacta  directamente  en  las  prácticas  del  mercado.  

Adicionalmente,  la  agresiva competencia  pudiera  seguir  presionado  el  margen  financiero,  menores  comisiones  y  llevar  a  un sobreendeudamiento de los acreditados,  que,  aunado una situación económica con mayor inflación, pudiera impactar  de  forma  importante  en  la  situación  financiera  del  sector  por  mayor  cartera  vencida.   A  su  vez,  el crecimiento  en cartera  por  parte de  algunas  instituciones  de  la muestra se  comienza  a limitar  debido  a  una saturación en el mercado, por lo que se tendrá que hacer mayor énfasis en la calidad en el servicio que se le ofrece al futuro acreditado para poder continuar con la tendencia de crecimiento mostrada en el 2016.

Para el desarrollo del presente análisis se identificaron 19 instituciones financieras calificadas por HR Ratings, con  el  fin  de  abarcar  diversos  modelos  de  negocio,  tipos  de  producto  y  región  geográfica  para  reflejar  un aproximado de la situación del sector en el territorio mexicano. La muestra utilizada está conformada por 12 SOFOMES[1], 6 SOFIPOS[2] y un Banco, enfocados en microfinanciamientos grupales e individuales.

Algunos de los aspectos que destacan en este análisis sectorial son:

•  Evolución positiva en la calificación crediticia otorgada por HR Ratings.  El 72.2% de las  Instituciones analizadas se posiciona por encima del grado de inversión equivalente a HR BBB-. A su vez, 4 empresas lograron una calificación mayor en su última revisión, siendo HR A- la calificación más constante.

•  Mayor  consolidación del sector por medio de adquisiciones.  Lo anterior llevó a que se mantenga un buen  crecimiento  dentro  de  la  cartera  de  crédito  total,  posicionándose  en  P$20,187.7m  al  2016  desde P$16,699.1m al 2015, representando un aumento anual de 20.9%.

•  Mejora  en  la  calidad  crediticia  de  la  muestra,  cerrando  con  un  índice  de  morosidad  e  índice  de morosidad ajustado en 4.1% y 13.2% (vs. 4.9% y 15.7% al 2015).  El enfoque en colocación de créditos comerciales ha favorecido a la calidad crediticia del sector, derivado del menor riesgo de colocación al estar respaldado por la generación de flujos de un negocio, disminuyendo la cantidad de estimaciones preventivas realizadas al 2016, las cuales cerraron en P$2,146.8m. (vs. P$2,173.7m al 2015).

•  Fuerte incremento en la generación de utilidades netas por la mejora en la morosidad, contención en los  gastos  y  mayor  diversificación  de ingresos. Esto  llevó  a  que  el  ROA  Promedio  y  el  índice  de capitalización  se  fortalecieran  de  2.9%  y  23.3%  al  4T15  a  3.6%  y  24.7%  al  4T16.  Si  bien  ambos indicadores se mantienen en buenos niveles, estos se encuentran por debajo del principal jugador.

•  Presiones en el spread de tasas ocasionado por la creciente competencia dentro del sector y entorno de  alza  del  costo  de  fondeo,  pasando  de  62.7%  al  2015  a  59.2%  al  2016.  La  mayor  competencia  del sector ha obligado a las instituciones a disminuir su tasa activa, con el objetivo continuar con la captación de nuevos clientes, cerrando en 67.8% al 2016 desde 71.0% al 2015. La presión en las tasas podría tener un impacto negativo en los indicadores en el mediano plazo.

•  Claro dominio del sector por un competidor. A pesar de la entrada de nuevos competidores, la colocación de microcréditos en el país se concentra en una sola institución.

•  Mayor  presión  económica  derivado  de  los  incrementos  inflacionarios  observados.  El  sector socioeconómico  al  que  atiende  las  entidades  muestra  una  elevada  sensibilidad  ante  movimientos económicos, por lo que la capacidad de pago se pudiera presionar derivado de la volátil situación económica.

Herramientas de Fondeo

Al  término  del  2016,  las  Instituciones  financieras  analizadas  cuentan  con  líneas  de fondeo  por  un  monto  total  autorizado  de  P$23,129.3m,  con  un  saldo  utilizado  de P$19,152.6m,  lo que se traduce en una disponibilidad de recursos  adicional  del  25.8%.

La principal fuente de fondeo con el que cuentan las microfinancieras es a través de la Banca de Desarrollo, representando el 41.4% del monto autorizado total, ascendiendo a  P$9,575.7m  al  2016,  del  cual  han  dispuesto  un  total  de  P$6,793.1m,  teniendo  una disponibilidad  del  29.1%.  Las  principales  entidades  de  la  banca  de  desarrollo  que brindan financiamiento a la muestra de microfinancieras analizadas son Nafin[3], FND4[4] y FIRA 5[5] con  una  participación  del  10.9%,  9.0%  y  7.9%  respectivamente  del  monto autorizado al 2016. Por  otra  parte,  la  captación  tradicional  obtenida  por  las  SOFIPOS  e  instituciones bancarias en  la muestra  se mantiene con una importancia relevante para el sector;  en conjunto  obtuvieron  un  fondeo  por  este  medio  de  P$3,025.3m  al  cierre  del  2016.  En línea con lo anterior,  las  tres  instituciones de  mayor tamaño obtuvieron fondeo a través de emisiones bursátiles, logrando un monto en circulación total de P$4,688.5m.

 

 

El  costo de fondeo  promedio incrementó 30 puntos base al pasar de 87.3% en 2015 a 8.6% al cierre de 2016. A pesar de las recientes alzas de tasas  por 250 puntos base al 2016  realizadas  por  el  Banco  de  México,  la  tasa  pasiva  del  sector  no  se  vio  tan impactada derivada de la correcta diversificación de las herramientas de fondeo con las que cuentan las microfinancieras especialmente  otorgadas por la Banca de Desarrollo. El hecho que siete  instituciones de la muestra puedan realizar captaciones por parte de sus clientes les permitió contener la presión en su tasa pasiva.

 

 

 

[1] SOFOMES (Sociedades Financieras de Objeto Múltiple)

[2] SOFIPOS (Sociedades Financieras Populares)

[3] Nacional Financiera, S.N.C., Institución de Banca de Desarrollo.

[4] Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero.

[5] Fideicomisos Instituidos en Relación a la Agricultura.

¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!