Actualmente y para evitarse la carga social (pagos de seguro social, ahorro para el retiro, primas de antigüedad, etcétera), las empresas tienden a ofrecer trabajos o buscar profesionales que provean sus servicios de manera independiente, es decir como freelance, pues recordemos que trabajar por honorarios ya no existe a partir de la reforma fiscal y hacendaria. Si trabajas por ese medio no olvides tus obligaciones de impuestos con el SAT.
 
Lo primero que debes hacer es:
  • Estar dado de alta en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) en el Régimen de Servicios Profesionales.
  • Luego debes dar de alta tu firma electrónica (FIEL), eso es lo que te permite emitir y solicitar facturas por cada servicio prestado.
  • Ojo: recuerda que no es necesario que compres un programa para emitir fscturas, puedes hacerlo también por medio de la aplicación “Mis Cuentas” en el sitio oficial del SAT.
  • Para entrar a esa herramienta y emitir tus facturas gratis debes acceder a la herramienta con tu RFC y tu contraseña del SAT (se tramita en cualquier oficina del organismo)
 
La ventaja de usar la herramienta del SAT es que los datos de tus clientes se quedan guardados para que en la próxima factura que generes no captures otra vez los mismos datos.
 

Obligaciones fiscales de los Freelance – hacer la declaración

No hacer tus declaraciones significa evadir impuestos, lo cual tiene consecuencias legales y hasta podría haber multas.
 
Debes hacer tus declaraciones mensuales antes del día 17 de cada mes y la declaración anual se presenta en abril. Para hacer un proceso rápido debes tener en orden todas tus facturas y comprobantes además de estar en buena comunicación con tu contador, pues es quien mejor sabe lo que debes declarar.
 
No presentar tu declaración en tiempo puede hacerte acreedor s una multa, las cuales pueden llegar a ser de hasta 22 mil pesos PERO hacienda puede actualizarte los pagos vencidos, es decir se le suma la inflación; además, los recargos o intereses moratorios de por cada mes que no pagues son de 1.13%.
 
Haz tu declaración a tiempo, si lo dejas apara el último momento el sistema se satura y tendrás que intentarlo varias veces durante la madrugada del último día.
 
Recuerda que antes de presentar tu declaración anual como freelance, debes tener a la mano todas tus declaraciones mensuales, a veces el SAT hace revisiones sin aviso, así que no querrás hacerlas todas de un jalón.
 
 

Obligaciones fiscales de los Freelance – Tips para la declaración

Registra en una tabla de Excel tus ingresos, por qué los obtuviste y cuáles son tus gastos deducibles.
Lo mejor es que tengas una versión actualizada de Windows para que evites demoras con el sistema del SAT. SI no lo tienes, busca los servicios de un contador que seguramente cuenta con esta herramienta.
 
 
¡Sé el primero en comentar!