Actualmente los empresarios de este país viven un gran problema: tienen sus negocios y empresas cerradas parcial o totalmente debido a la emergencia sanitaria por Covid-19 o Coronavirus, es decir, que no tienen ingresos o los tienen limitados, además no pueden despedir a nadie porque podrían afrontar multas; por si esto fuera poco deben seguir cumpliendo con sus pagos al fisco ya que no hay ayudas fiscales por parte del gobierno federal. Ante este escenario parece que los empresarios tienen prácticamente todo perdido, pero existe una opción para que no paguen impuestos por esta emergencia sanitaria, a continuación te decimos cómo hacer esto.

Empresa  cerrada

Lo primero que debes saber es que el recurso que describiremos a continuación es perfectamente legal, pues existe en la ley y lo otorga el Poder Judicial. Se trata del concurso mercantil y es un recurso que puede proteger a la empresa hasta que pueda normalizar sus operaciones, sin duda es una opción en este momento para que las compañías no mueran debido al desastre económico que les está generando el Coronavirus.

 

¿Qué hace el concurso mercantil?

  • Puede funcionar como una protección para que la empresa no pague impuestos al SAT durante el momento que no genere ingresos.
  • Cuando se solicite el recurso mercantil para frenar los cobros del SAT, se debe decir en la petición que también se solicita debido a la epidemia.
  • De esta forma puede proceder un perdón fiscal de hasta 70% en el pago de impuestos.

 

¿En qué se basa el concurso mercantil?

El artículo 146-B del Código Fiscal de la Federación sostiene que:

 

“Tratándose de contribuyentes que se encuentren sujetos a un procedimiento de concurso mercantil, las autoridades fiscales podrán condonar parcialmente los créditos fiscales relativos a contribuciones que debieron pagarse con anterioridad a la fecha en que se inicie el procedimiento”.

 

¿Cómo solicitar el concurso mercantil?

La empresa tiene que solicitar un convenio con sus acreedores basándose en la Ley de Concursos Mercantiles y debe pedir también la condonación legal de impuestos.

Empresa insolvente

Una vez que reabran los tribunales en México (ya que por ahora están cerrados por la emergencia sanitaria, pero se estima que abran el 5 de mayo próximo) la empresa debe solicitarlo, una vez que la sentencia de concurso mercantil sea emitida por el juez, en ese momento queda impedido el pago a los acreedores, habrá una etapa de conciliación y mientras eso dure, el SAT no puede ejecutar los créditos fiscales a la empresa. Aquí la clave es ponerse de acuerdo con los acreedores.

 

 

Paso a paso:

  1. Se deben tener a la mano los estados financieros y la lista de acreedores (incluido a quiénes se les debe y cuánto).
  2. Entrar al portal del Instituto Federal de Especialistas de Concursos Mercantiles (Ifecom) del Consejo de la Judicatura Federal, ahí se debe llenar el formato.
  3. Si el trámite es admitido, el juzgado designará a un visitador que es el que revisa que existan las condiciones para que la empresa vaya al concurso mercantil.
  4. Si la empresa entra en ese proceso, la ley permite que el SAT otorgue descuentos sobre sus adeudos equivalentes al mismo arreglo al cual lleguen con los acreedores. Por ejemplo, hay empresas que han logrado quitas de hasta 70%.

 

Muy importante:

Las empresas que entran a concurso mercantil deben avisar al fisco que están en suspensión para no atraer repercusiones legales.

 

¿Por qué puede el concurso mercantil salvar a una empresa?

Uno de los objetivos principales del concurso mercantil es evitar la quiebra de las empresas, pues permitir que las empresas cierren afecta los objetivos y metas económicas que el Estado tiene para cumplir con los compromisos de bienestar social de sus ciudadanos, los cuales realiza con el pago de impuestos. En resumen, el quiebre de una empresa debe ser legal y antes que ello suceda la ley prevé que se debe intentar conciliar las condiciones de pago con los acreedores, y ese mecanismo también incluye la condonación de impuestos, en aras de que la empresa siga operando en beneficio del interés público del gobierno con la creación y conservación de empleos en el país.

 

¿Habría un problema entre el poder judicial y la presidencia por solicitar concursos mercantiles para no pagar impuestos?

No lo habría. Sabemos que el presidente ha dicho claramente que las empresas deben pagar sus impuestos, e incluso se emitió una Ley para impedir la condonación de las contribuciones de las empresas, pero el 12 de agosto de 2019 el mismo López Obrador hizo diferenciaciones en la exposición de motivos cuando mandó su iniciativa de Ley para hacer ilegal la condonación del pago de impuestos y ahí reconoció lo siguiente:

 

“Otorgar la condonación cuando se intente corregir una afectación o se trate de impedir que se afecte la situación económica de algún lugar o región del país, de una rama de actividad o la producción o venta de productos, así como en casos de catástrofes sufridas por fenómenos meteorológicos, plagas o epidemias”.

 

De este modo el mismo residente reconoce que situaciones como la epidemia por Covid-19 es razón suficiente para ayudar a las empresas con los recursos legales a su alcance, recursos contemplados claramente en el Código Fiscal de la Federación y que en este caso dicho código contempla otorgar protección a las empresas insolventes.

 

 

 

¡Sé el primero en comentar!