El último jalón

En un abrir y cerrar de ojos nos encontramos ya a mitad de 2021, año que al igual que el 2020, sin lugar a duda, son sólo la antesala de una nueva etapa en la historia de la humanidad, trayendo consigo cambio, desarrollo, evolución, innovación, y desde luego, nuevas oportunidades.

Día con día, seguimos atestiguando una serie de transformaciones en la industria y los negocios; la forma en la que la sociedad trabaja y vende es muy diferente. Asimismo, y no menos importante, estamos presenciando una de las más grandes hazañas científicas, pues desde finales del año pasado se ha está combatiendo a capa y espada contra un virus mortal y misterioso, bajo la aplicación de una vacuna que tomó tan sólo 10 meses en desarrollarse y aprobarse; algo inédito.

Sin embargo, a pesar de todos estos sucesos, el mundo sigue de cabeza, ocasionando que el inversionista se pregunte de forma natural y constante: ¿hacia dónde vamos? Recapitulemos un poco sobre el acontecer financiero de estos primeros seis meses del año:

Gráfica 1. Retornos acumulados anuales al 30 de junio del 2021, de una selección de índices y el oro. Fuente: elaboración propia con datos de Trading Economics; S&P Dow Jones Indices; MSCI; Bloomberg Barclays Indices; J.P. Morgan; Macrotrends.
Gráfica 1. Retornos acumulados anuales al 30 de junio del 2021, de una selección de índices y el oro. Fuente: elaboración propia con datos de Trading Economics; S&P Dow Jones Indices; MSCI; Bloomberg Barclays Indices; J.P. Morgan; Macrotrends.


Gráfica 2. Tasas de interés reales de 26 países. Fuente: elaboración propia con datos de Global-rates.com; Trading Economics.
Gráfica 2. Tasas de interés reales de 26 países. Fuente: elaboración propia con datos de Global-rates.com; Trading Economics.


Si hablamos de materias primas, el Bloomberg Commodity Index (BCOM) registra un avance superior al 20% en lo que va del año, ubicándose en 94.54 puntos; uno de los niveles más altos del último quinquenio, explicándose en gran medida por un efecto reflacionario. En ese mismo sentido, el mercado petrolero ha acelerado su recuperación, favorecido por la reapertura económica y a su vez, de mayores flexibilidades en las cuotas de producción petrolera, el WTI (West Texas Intermediate) el 30 de junio se situó en 73.50 dólares estadounidenses, mientras que el Brent en 74.64 dólares estadounidenses el barril, reflejando un avance anualizado de 52.55% y 44.37%, respectivamente. 

La Bolsa continúa con su rally alcista. El S&P 500 cerró junio con un balance acumulado anual de 14.41%, ubicándose en 4,300 unidades, marcando nuevos máximos históricos. Este impulso se ha visto impulsado por las ganancias corporativas y una buena perspectiva hacia futuro; la estimación de los Beneficios por Acción (BPA) de 2021 aumentó un 8.6% durante el 2T21.

Los mercados emergentes si bien se caracterizan por tener un balance de riesgos más amplio, principalmente de corte idiosincrático, han registrado un buen comportamiento a lo largo del año, influenciado en su gran mayoría por la mejoría en las perspectivas de crecimiento económico de los Estados Unidos de América, esperando que sea de 7%.

Dada la aceleración de la inflación (que se cree transitoria), el mercado de renta fija ha sido una de las opciones de inversión menos atractivas; de una lista de 26 países, solamente en 3 se registran tasas positivas (Gráfica 2).

El oro, por excelencia un activo refugio, ha registrado un desempeño negativo, derivado de un mayor apetito por riesgo, aunado a un tono más hawkish en la política monetaria internacional.



Finalmente, y sobre la mesa, le recuerdo una de las mejores frases de Keynes que he leído, 《el mercado puede permanecer irracional más tiempo del que usted puede permanecer solvente》.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!