Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
¡Bienvenido a Rankia México! Volver a Rankia Colombia

Mercados que debes conocer antes de invertir

Mercado de deuda 

El mercado de deuda o bonos es donde se emiten y negocian los títulos de deuda, cuando los participantes no están en condiciones o no desean pedir préstamos o créditos a la banca. 

Dentro de él participan el Gobierno Federal, los gobiernos estatales o locales y las empresas paraestatales o privadas que necesitan financiamiento, ya sea para realizar un proyecto de inversión o para mantener sus propias actividades.

 Una parte de este mercado se conoce como mercado de dinero que es en donde se intercambian los bonos que por su corto plazo, liquidez y alta seguridad se pueden considerar sustitutos del dinero.

Mercado de capitales

Están integrados por una serie de participantes que, compran y venden acciones e instrumentos de crédito con la finalidad de que los que se financian cubran sus necesidades de capital y los inversionistas coloquen su exceso de capital en negocios que generen rendimiento.

Riesgos

Se pueden comprar acciones baratas con la expectativa de que la empresa florecerá, pero esto puede no ocurrir. Para evitar riesgos, es necesario contar con el asesoramiento de un intermediario experto.
Cuanto mayor ganancia ofrece potencialmente un activo, mayor es el riesgo que se corre de perder la inversión realizada.
El experto: 

  • Debe estar en capacidad de ofrecer una gama de productos financieros que promuevan el traslado de capitales hacia este último, a fin de incentivar el ahorro interno y, por otro lado, estimular la inversión.
  • Debe actuar como fuente de capital para aquellas empresas que deseen incrementar el mismo, lo cual contribuiría al desarrollo y crecimiento de las empresas, de industrias y del país. 
  • Debe brindar facilidad y los medios necesarios a objeto de permitir la entrada y la salida del capital cuando el inversionista así lo desee.
  • No debe fijar un plazo concreto para la compra-venta de títulos; cada cual elige cuando comprar o vender.
  • No debe garantizarte de obtener rendimientos.
¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!