blog Aseguradoras y Seguros
Aseguradoras y Seguros de auto, Hogar, Salud, Vida y Ahorro

Importancia del seguro educativo

Hay padres que tienen como una de sus principales preocupaciones garantizar los estudios de sus hijos y es en ese momento cuando piensan en buscar una institución en la cual puedan adquirir un seguro educativo. Un seguro educativo se utiliza para dar seguridad y ahorro para la universidad de los hijos. Hacer una buena planeación en ello podría permitir que los hijos reciban la suma asegurada cuando cumplan la edad que estipulen los padres.

                                                                       Seguro educativo

¿Cómo funcionan los seguros educativos?

Los seguros educativos son productos financieros que sirven para asegurar los estudios universitarios del beneficiario. El mecanismo es mediante un plan de ahorro que se realiza con una institución, en donde el pago-ahorro puede ser mensual, trimestral, semestral y en algunos casos anual, estas parcialidades se pactan de a cuerdo a las necesidades de quien lo contrata.

Un seguro educativo funciona prácticamente como un fondo de ahorro, claro que hay algunas diferencias, como que se puede ahorrar en equivalencia a dólares, es decir, un padre puede hacer un contrato donde se estaría obligando a ahorrar para la educación de su hijo la cantidad equivalente a 100 dólares mensuales por ejemplo; la desventaja es que cuando suba el precio de esa divisa lo hará la cantidad que debe depositarse a la institución con la cual se firmó el contrato.

 

(Tal vez también te interese: Crédito educativo para estudiar licenciatura o posgrado)

 

En algunos contratos los padres pueden dejar estipulado a cuál universidad asistirá su hijo, qué carrera estudiará así como si lo hará en una universidad privada o pública, aunque ello puede representar algunos inconvenientes, pues se estará obligando al futuro profesionista a estudiar algo para lo cual tal vez no tenga el perfil.

Requisitos para el seguro educativo

Son variados, pero podríamos nombrar algunos generales:

  • Se evalúan los ingresos personales o familiares.
  • La suma asegurada es variable dependiendo si se quiere garantizar el estudio de una carrera del ramo social, administrativo, médico o alguna ingeniería.

 

¿Y si por alguna razón ya no se puede pagar el seguro?

Hay que contemplar que estos contratos son por varios años y siempre exixte el riesgo de alguna eventualidad, emergencia u oportunidad (compra de casa, hacer un negocio) que ponga en riesgo el seguir pagando la educación de nuestro hijo. En algunos casos cuando se llega a cancelar el seguro educativo al año o a los dos años, la institución no regresa NADA de dinero argumentando los gastos administrativos generados. Generalmente cuando se rebasan los dos años de pago se puede recuperar una parte de la suma que se estuvo ahorrando, pero no se podrá todo.

Lo importante aquí es leer bien el contrato y considerar las eventualidades. Una opción sería que si se cuenta con un negocio propio y además otras fuentes de ingresos destinar las ganancias de una de ellas para que de ahí se pague el seguro educativo.