El bono es un contrato en donde la empresa emisora pignora cierto tipo de activos como garantía colateral del bono. Los activos pueden ser: maquinaria, terrenos, edificios, cuentas por cobrar, etc.. 

Todos los bonos hipotecarios se emiten con base en un contrato de préstamos, el cual es un documento legal en donde se describe con gran detalle los derechos tanto de los tenedores como de los emisores.  

Por lo general, los contratos son abiertos que significa que se podrán emitir nuevos bonos, bajo el mismo contrato de préstamo.

 

BONOS

 

Tipos de bonos: Bono Hipotecario

 

Los bonos hipotecarios no proporcionan un gravamen contra una propiedad específica cedida como garantía colateral de la obligación. 

Por lo tanto, los tenedores de este tipo de bono funge como acreedores generales, cuyos derechos están protegidos por aquellas propiedades que no se hayan pignorado para algún otro propósito

 

Tipos de bonos: Bono a Largo Plazo sin Garantía

 

Los bonos a largo plazo sin garantía son bonos que no pagan intereses anuales, sino que se venden con un descuento inferior a su valor a la par, lo cual proporciona así una compensación a los inversionistas bajo la forma de una revaluación de su capital.  

 

Tipos de bonos: Bonos con Cupón Cero

 

Los bonos con cupón cero son bonos cuyas tasa de interés fluctúa de acuerdo con los cambios en el nivel general de las tasas de interés. 

La tasa cupón de fija supongamos a seis meses, después se ajusta basándose en alguna tasa de mercado (Fed, Libor, Prime, etc). Las emisiones pueden incluir muchas cláusulas adicionales, como limites superiores o inferiores respecto a los rendimientos. 

Estos bonos tienen ventajas en países donde se tienen perspectivas de tasas a la alza, en este momento sería una mala opción.

  

Tipos de bonos: Bonos a Tasa Flotante

 

Los bonos a tasa flotante son bonos cuya tasa de interés fluctúa de acuerdo con los cambios en el nivel general de las tasas de interés. 

La tasa cupón de fija supongamos a seis meses, después se ajusta basándose en alguna tasa de mercado (Fed, Libor, Prime, etc). Las emisiones pueden incluir muchas cláusulas adicionales, como limites superiores o inferiores respecto a los rendimientos. 

Estos bonos tienen ventajas en países donde se tienen perspectivas de tasas a la alza, en este momento sería una mala opción.

 

Tipos de bonos: Bonos chatarra

 

Michael Milken de la firma banca de inversiones Drexel BURNHAM Lambert, mostró que los bonos riesgosos redituaban una cantidad suficiente que compensaba el riesgo. 

Un bono chatarra se refiere a una emisión de alto riesgo y de altos rendimientos. 

En las negociaciones la razón de endeudamiento es por lo general muy alta, en consecuencia los tenedores deben de correr tanto riesgo como el que corren los accionistas, los rendimientos del bono refleja este hecho, algunos bonos prometían un cupón 25% (Public service of New Hampshire).

 

BONOS CHATARRA

 

Tipos de bonos: Bono a largo plazo subordinado y sin garantía

 

El término subordinado significa “por debajo de”, por lo que en caso de quiebra, las deudas subordinadas tienen derecho sobre los activos sólo después de que se hayan liquidado las deudas senior.

 

Tipos de bonos: Bonos convertibles

 

Son valores transformables en acciones de capital común, a un precio fijo, a opción de tenedor. Los valores convertibles tiene una tasa cupón más baja que las deudas no convertibles, pero les ofrecen a los inversionistas la oportunidad de obtener ganancias de capital a cambio de una tasa de cupón más baja.

 

Tipos de bonos: Certificado de Acciones

 

Son similares a los valores convertibles, los certificados son opciones que le permiten al tenedor comprar acciones a un precio especificado, lo cual le proporciona una ganancia de capital, si el precio de la acción aumenta. También tiene tasa cupón más baja. Bonos sobre Ingreso: Pagan intereses sólo cuando la empresa tiene un ingreso suficiente para cubrir los pagos de intereses. Por lo tanto, estos valores no pueden llevar a la quiebra a una compañía, pero desde el punto de vista del inversionista son más riesgosos.

 

Tipos de bonos: Bonos convertibles en Efectivo

 

Son aquellos que pueden ser transformados en efectivo a opción del tenedor del bono; generalmente la opción de convertir el bono puede ejercerse sólo si la empresa realiza alguna opción especifica cómo ser adquirida por una compañía más débil o incrementa sus deudas de manera desproporcionada. Bonos Indexados: Son muy populares en los países que registran altas tasas de inflación, el pago de la tasa se basa en un índice inflacionario como sería el INPC.

 

Tipos de bonos: Calificación de los bonos

 

En la actualidad existen cuatro agencias calificadoras que emiten una evaluación de calidad que refleja la probabilidad de que no se cumplan las obligaciones asumidas en los convenios de la emisión. Dichas agencias son Moody's, S&P, Fitch Ratings y HR Ratings.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar