El desempleo registro los niveles más bajos según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). La caída en la Tasa de Desocupación (TD), dan el respiro perfecto al Gobierno de México en un entorno regional adverso y de baja actividad económica con un Producto Interno Bruto (PIB) de menos del 1%.

 

La tasa de desocupación en México, represento en la primera quincena del mes de enero una cifra del 3.1% con respecto a la Población Económicamente Activa (PEA) a nivel nacional. Sin embargo, la cifra solo se ha considerado en referencia al trimestre anterior inmediato ya que cifras de años anteriores demuestra lo contrario.

 

Por ello, las cifras del INEGI registran en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, donde la ocupación de la población de mas de 15 años se ha mantenido en empleos informales mal remunerados y existen varios factores que determinan el incremento de la ocupación y no es por el crecimiento de la actividad económica y la generación de empleos formales sino por factores internos y externos.

 

Un factor interno responsable, ha sido el incremento de los empleos informales o actividades ilícitas de la población activa ante la incapacidad de los sectores productivos público y privado de generar empleos formales y bien remunerados desde la crisis de 2008. La población opta por conseguir un empleo, aunque este sea informal y carezca de las prestaciones de Ley en México.

 

El factor externo, se asocia a la baja actividad económica del país, ya que el crecimiento económico registro sus niveles más bajos según datos de Banco Mundial e INEGI con un PIB del 0.9% durante el 2019, el cual ha sido el registro más bajo desde la crisis hipotecaria en los Estados Unidos en 2008.

 

Ante el escenario actual, la reactivación de la economía en la región de Norteamérica se ha mantenido lenta, ya que las negociaciones por la aprobación del nuevo tratado comercial entre México, Estado Unidos y Canadá (T-MEC) solo han sido confirmadas por sus actuales gobiernos en México y Estados Unidos.

 

Faltan acciones de contención ante la baja actividad económica productiva en México y en la región de Norteamérica. Las fricciones económicas y financieras entre los países de esta región, causan desaceleración de las actividades económicas productivas y financieras obligando a la población activa a sub-ocupar empleos informales y mal remunerados.

 

¿Tendrán la capacidad las economías de Norteamérica para salir de la mala racha de estancamiento económico y seguirá México incrementando la ocupación informal del empleo?

 

 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar