¿Cuántos años deben pasar para que caduque una deuda?

Un compromiso financiero con una entidad bancaria constituye un dolor de cabeza para muchos mexicanos. Por ello, es importante conocer algunos aspectos relacionados con estas deudas, como los años que deben pasar para que caduquen, qué ocurre cuando alguien queda con una deuda vencida y que establece la legislación vigente al respecto.

Conozcamos a continuación un poco más sobre este tema para aclarar dudas y resolver inquietudes al respecto.

 
Prescripción deudas
Prescripción deudas


Prescripción de deuda en México

La prescripción de una deuda es la pérdida del derecho del acreedor para cobrarla.

El artículo 1.135 del Código Civil Federal define la prescripción como un “medio para adquirir bienes o liberarse de obligaciones, mediante el transcurso de cierto tiempo y bajo las condiciones establecidas por la ley”.

La prescripción está sujeta a una interrupción en casos específicos, como cuando el acreedor demanda en un tribunal el pago de la deuda, cuando el deudor reconoce que debe pagar o cuando se renueva el documento en el que se establece el derecho del prestamista a cobrar el dinero.  

No obstante, si la deuda prescribe o se declara legalmente esta prescripción y la demanda se declara improcedente, el deudor ya no tiene que pagar.

 

¿Por qué se vence una deuda?

Las deudas caducan porque la definición de prescripción aparece en el Código Civil Federal y el Código de Comercio, legislación que regula la entrega de crédito en territorio mexicano y que a su vez establece el tiempo determinado para exigir el cumplimiento de una obligación crediticia. El artículo 362, además, establece el pago de intereses pactado entre el acreedor y el deudor, o un 6 % anual.

 

¿Cuánto tiempo debe pasar para que se venza una deuda?

El periodo para que una deuda prescriba inicia cuando el deudor deja de pagar, en función de los plazos establecidos en el contrato firmado por la entidad acreedora y el deudor. Esto también implica que el aportante del crédito tiene el derecho a presentar una demanda para exigir el pago del dinero prestado. El artículo 1.040 del Código de Comercio señala textualmente al respecto: “En la prescripción mercantil negativa, los plazos comenzarán a contarse desde el día en que la acción (es decir, el pago) pudo ser legalmente ejercida en juicio”.

Además, la legislación vigente, específicamente el artículo 1.159 del Código Civil, también explica que debe pasar una década para que se haga efectiva la prescripción. Al respecto, señala textualmente: “Fuera de los casos de excepción, se necesita el lapso de diez años, contado desde que una obligación pudo exigirse, para que se extinga el derecho de pedir su cumplimiento”.

 

¿Qué ocurre cuando alguien queda con una deuda vencida?

En algunos casos, las entidades financieras incluyen a sus clientes con deudas pendientes en una lista de cartera vencida, y existe la posibilidad de que vendan esa deuda a despachos jurídicos o de cobranza, bufetes, administradores o contadores luego de 90 días del último pago realizado por el cliente.

En este caso, el cliente puede revisar su historial crediticio en el Buró de Crédito para saber si su  deuda sigue en manos del banco. En caso de no ser así, debe revisar en el directorio de adquirientes la información de la compañía que compró la deuda.

Es recomendable visitar la página del Buró de Crédito para determinar si la entidad que compró la deuda está autorizada por este organismo para realizar operaciones financieras. También es importante evitar caer en algunas malas prácticas que suelen hacer algunos de estos actores. El Código Penal Federal establece penas de hasta 6 años de cárcel a los individuos y empresas que realices cobranzas de este tipo y acosen a los clientes morosos. También especifica multas hasta por $300.000.

Además, el artículo 17 de la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros en el Registro de Despachos de Cobranza señala la obligatoriedad de los bancos de dar a conocer a sus clientes la información sobre la entidad que compró su deuda.

La persona, además, tiene derecho a solicitar apoyo de la CONDUSEF para llegar a un acuerdo con el nuevo acreedor y redactar un documento legal que lo proteja.

En resumen, en México las deudas prescriben en 10 años, pero esto deja marcas en nuestro historial de crédito. Es importante tener hábitos financieros sanos, y como recomienda la CONDUSEF evitar el sobreendeudamiento, no solo porque las deudas pueden generar un mal historial crediticio y dolores de cabeza, sino para no llegar al punto de tener que pagar un préstamo a una entidad distinta a la que aprobó el crédito originalmente.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!